Torres de Serrano

Viajes Valencia

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Las Torres de Serranos

Las Torres de Serranos son una de las antiguas doce puertas de entrada a Valencia, cuando era una ciudad amurallada. Actualmente sólo quedan en pie ésta y las Torres de Quart.

Monumentos Valencia Su construcción tuvo un carácter defensivo pero tan orgullosos quedaron del resultado que pasó a tener mejor uso como centro de ceremonias y entrada oficial de embajadores y reyes. Actualmente sigue siendo así, como en el caso de la “Cridá”, acto inaugural de las Fallas. En los viajes a Valencia en conveniente realizar una visita guiada, y gratuita, por las Torres Serrano para conocer mejor su historia, así como subir a la terraza para disfrutar de las vistas.

Arquitectura

Las Torres Serranos son de planta pentagonal y están rodeadas por un foso. Constituyen un ejemplo interesante de la arquitectura gótica civil valenciana Su planta la forman dos torres poligonales simétricas, rematadas por almenas, de tres pisos abovedados, unidas por un cuerpo central a modo de arco de triunfo, que es donde se encuentra la puerta propiamente dicha.

Las Torres están descubiertas por su parte posterior para que los militares que las ocuparan no pudieran hacerlas servir contra la ciudad. La parte que da al exterior de la ciudad tiene un remate de almenas, perdido en la zona central. En cambio se conserva en esta zona central la labor de tracería calada de arquerías ciegas sobre columnillas y los escudos de la ciudad.

Historia de las Torres de Serrano

Se comenzaron a construir en 1392 por orden de los jurados de Valencia, con carácter defensivo y formando parte de la muralla que rodeaba la ciudad de Valencia. Pere Balaguer fue el maestro encargado de esta tarea para lo que se inspiró en otras puestas de estilo gótico, como la Puerta Real del Monasterio del Poblet.

Sus muros están hechos de una mampostería muy sólida para cumplir con su misión defensiva, pero el revestimiento son paramentos de sillería de piedra caliza de Alginet, para darle un acabado señorial. Sobre la marcha, en 1937, se añadió una monumental escalinata de piedra para facilitar el acceso a la planta noble. Esto magnificó el edificio e hizo posible su uso como centro de actos oficiales y lugar donde se recibía a las magnas personalidades que emprendían viaje a Valencia. La escalinata se terminó de construir un año más tarde, 1398.

Aunque existen dos teorías sobre el origen de su nombre, la más plausible cree que el nombre proviene de que era la entrada norte, y por tanto, comunicaba con los caminos que se debían tomar en los viajes a los pueblos de la serranía, popularmente conocidos como los serranos. La otra teoría dice que pudo tomar el nombre de la principal familia que vivía en la calle homónima, los Serranos.

Si bien a mitad del s. XIX se ordenó el derribo de toda la muralla de Valencia y sus puertas de acceso, las Torres de Serranos y las Torres de Quart se libraron del desastre. El único motivo para este “indulto” fue que ambos edificios eran utilizados como cárceles de hombres y mujeres respectivamente.

Su función de prisión comienza en 1586 cuando se produce un gran incendio en la cárcel de Valencia (provocado por los propios internos como protesta por no haber sido indultados durante el viaje a la ciudad de Felipe II) y no les queda más remedio a las autoridades que reubicar a los presos, sólo a los nobles y caballeros, en tan digna cárcel. Seguirá funcionando como prisión durante varios siglos hasta que en 1887 se trasladan los presos al Convento de San Agustín.

La estructura del edificio había sido gravemente modificada y dañada con su uso carcelario pues se añadieron rejas, se cegaron ventanas, puertas, todo lo necesario para ésta misión. Llegó un momento en que pasó a ser un lugar tan insalubre que los propios ciudadanos instaron a las autoridades para el traslado de los presos a San Agustín.

En 1888 se comienza a rehabilitar el edificio con intención de devolverle su esplendor gótico y sus usos públicos. Se eliminaron las rejas de hierro, se reconstruyeron las escaleras primitivas de piedra que unían los distintos pisos, la armadura que adornaba el cuerpo central y en 1893 se reestableció el foso que también había sido cegado. En 1914 termina la restauración de este monumento Valencia , todas las huellas de su etapa como cárcel habían sido borradas.

Durante la Guerra Civil Española fue de gran utilidad como depósito de las importantes obras de arte del Museo del Prado que tuvieron que viajar a Valencia como medida de protección. Para procurar que las obras no sufrieran daños durante un hipotético bombardeo, se construyó una bóveda de hormigón armado sobre el suelo del primer piso. Encima se colocó, como amortiguación, un metro de cáscaras de arroz y después un metro de tierra. El segundo piso se rellenó con otro metro de tierra y en la terraza, sacos de tierra.

Desde que las Torres de Serranos fuesen modificadas en 1914 se encuentran en perfecto estado de conservación. En el 2002 les limpiaron la piedra y quedaron con su aspecto actual.

Las Torres de Serranos han sido testigo de la entrada de veintidós soberanos de la Corona de Aragón , rumbo a la Catedral de Valencia , desde el año 1404 con el Rey don Martín I el Humano y hasta la actualidad con el Rey don Juan Carlos I.

Recomendar

Viajes.net Valencia

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

31 votos

5957 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados