Valladolid

viajes Valladolid

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Valladolid

La antigua capital de España ha conservado muchos de los edificios y monumentos que han quedado como testigos de épocas pasadas en las que la permanencia de las cortes reales hacía de esta la ciudad más importante y rica de la Península Ibérica. Aunque ya hace varios siglos que la capital es Madrid, en los viajes a Valladolid se pueden descubrimos muchos de los legados y encantos de esta bella población.

Visitar Valladolid

Viajes Valladolid(castilleandleon)Esta ciudad, perteneciente a la provincia del mismo nombre y que está en la comunidad de Castilla y León, cuenta con una población bastante numerosa para su región, lo que hace que sea una importante ciudad tanto en términos económicos como culturales y que, por tanto, los viajes Valladolid tengan muchos atractivos.

Esta ciudad no tuvo una población estable hasta la Edad Media, aunque se sabe que hubo de asentamientos durante el Paleolítico inferior, cuando Alfonso VI encargó al conde Pedro Ansúrez su doblamiento además de otorgarle el señorío de esta ciudad.

Desde entonces su crecimiento fue cada vez mayor y ello se sumaron varias instituciones importantes como la Iglesia Colegial, la Universidad o el Alcázar Real, con lo que se convirtió en la sede de la Corte castellana y más adelante, en el siglo XVII en capital del Imperio Español, antes de que pasara a Madrid.

El cambio de la capitalidad a Madrid supuso en muchos sentidos un duro golpe para el desarrollo de la ciudad, ya que Valladolid entró en un proceso de decadencia que solo se pudo superar a partir del año 1670 cuando se instalaron alí algunos talleres textiles que proporcionaron trabajo a la población y que eran el preludio de la posterior industrialización.

En la actualidad mantiene un casco antiguo de mucho interés como conjunto histórico, y que está integrado por varios monumentos como casas, palacios, parques, iglesias, avenidas y plazas entre otros. Muchos de esos monumentos son además recintos museísticos lo que hace que aumente aun más su valor turístico.

El origen etimológico de su nombre no se ha aclarado todavía y recientemente se ha desecho una de las más populares hasta el momento según la cual, procedería de la contracción de Valle de Olit, Valledolit. Más posible es la teoría por la que procedería de Vallis olivetunr, cuya traducción sería Valle de los Olivos, aunque el clima tan extremo de esta zona hace que sea poco posible que aquí se plantan olivos. Por ello la más aceptada es la que procede de Vallis tolitum o Valle de Aaguas, puesto que por esta ciudad pasan tanto el río Pisuerga como el Esquiva.

El clima de Valladolid es sobre todo continental, como consecuencia de su ubicación en el centro de la meseta y rodeado de montañas que la aíslan del mar dando como resultado temperaturas extremas tanto en verano como en invierno. Mientras en la época invernal el que las temperaturas se registren en los -10ºC es bastante habitual en la estival alcanzar los 40ºC no es nada raro por lo que el dicho popular “Nueve meses de invierno y tres de infierno” parece bastante acertado para esta ciudad.

Lugares de interés en Valladolid

Reales sitios: con este nombre se conoce el lugar y las cercanías donde se concentraba la mayor parte de la corte de los reyes que gobernaron España desde allí hasta que se desplazaron a Madrid. Algunos de los muchos lugares que se recomiendan visitar en el viaje a Valladolid son el Puente Mayor y la judería cuyas antiguas calles se han mantenido junto con algunos edificios importantes como las plazas, templos y edificios nobiliarios.

El Palacio de los Condes de Benavente es uno de esos edificios relevantes, el cual se encuentra en la plaza de la Trinidad y muy cerca de la Iglesia de San Agustín que es hoy un archivo municipal. Tampoco hay que perderse al viajar a Valladolid, la Plaza de San Pablo, la cual fue el núcleo de la vida cortesana en tiempos de Felipe III. En ella está la Iglesia dedicada al mismo santo y que está realizada en bello estilo gótico isabelino.

La calle más concurrida por los turistas es la conocida como calle Cadenas de San Gregorio ya que en ella se agrupan cuatro recintos de interés como son el Colegio de San Gregorio, la Iglesia de San Benito el Viejo, el Palacio de Villena y el Palacio del Conde de Gondomar (Casa del Sol).

Plaza Mayor: Tanto esta plaza como sus alrededores es otra de las zonas vallisoletanas que más se recomienda visitar. Es además una de las más históricas del país ya que esta constituye la primera plaza mayor regular de España sirviendo luego de modelo para las sucesivas.

En ella no hay que perderse la Casa Consistorial, que es un edificio que consta de cuatro torres, el Convento de San Francisco, en el que murió Cristóbal Colón o la Iglesia de San Benito el Real y que es uno de los templos más antiguos de esta ciudad.

La Catedral: esta catedral se encuentra en las orillas del río Esgueva, y fue mandada construir en el año 1596 tanto por la voluntad del papa como del rey de España, por lo que se le encargaron las obras al arquitecto Pedro Ansúrez.

Sin embargo hoy se encuentra inacabada, pese a lo cual sigue siendo una zona de interés de Valladolid en virtud de otros muchos monumentos como los muros de la catedral en los que todavía se encuentran restos románicos y góticos de la colegiata erigida en el siglo XIII.

Muy cerca de ella están la Plaza de la Universidad junto con el edificio histórico de la Universidad de Valladolid, la Iglesia de Santa María La Antigua en la que es muy destacable la torre románica rematada con un curioso chapitel apiramidad y la iglesia del Salvador.

Campo Grande: se conoce así al lugar en el tuvo lugar la expansión urbanística de la burguesía vallisoletana, especialmente entre el siglo XIX y el XX, de manera que se han conservado muchas de las casas aburguesadas que se levantaron allí como la Casa Mantilla, o la Casa del Principe.

Otros lugares para visitar en los viajes Valladolid son la Plaza de Colón, la Iglesia de San Juan de Letrán o el Convento de los Agustinos Filipinos.

Moverse en Valladolid

Al viajar Valladolid el aeropuerto internacional de esta ciudad ofrece una forma de llegar cómoda sobre todo si se hace desde ciudades alejadas tanto dentro como fuera del país. Sin embargo, si se viene desde poblaciones no demasiado alejadas, hacerlo en coche es una buena poción ya que está muy bien conectada por carretera y resulta más económico que los vuelos.

En cuanto al transporte urbano, está también muy bien cubierta la ciudad de Valladolid mediente sus veinte líneas de autobuses con las que es posible acceder a cualquier barrio o zona, incluso a altas horas de la noche mediante el servicio conocido como búho.

Fiestas de Valladolid

La Semana Santa en Valladolid es uno de las fiestas más características y destacadas tanto por el fervor con que el que viven estos días como por el hecho de que en la ciudad se cuentan con algunas de las tallas más conocidas del mundo, siendo estas especialmente las obras de maestros como Juan de Juni, Gregorio Fernández o Alonso Berruguete, que se han convertido en sí mismas en atracciones turísticas.

Comer en Valladolid

La gastronomía de Valladolid está dentro de la conocida como castellana por lo que los principales productos que se degustan en ella son la carne y los asados sobre todo, el asado de lechazo uno de los platos más típicos y deliciosos.

En lo que se refiere a los postres no hay que perderse los que proceden de los conventos como es el caso de los mantecados de Portillo, los bizcochos de Santa Clara, los empiñonados, los buñuelos de crema o las almendras garrapiñadas.

Recomendar

Viajes.net Valladolid

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

57 votos

3587 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados