Iglesia Virgen de la Paloma

Viajes Madrid

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Iglesia de la virgen de la Paloma

En la castiza calle de la paloma se yergue la modesta iglesia de San Pedro el Real, un templo que no destaca por la fastuosidad de sus estructuras sino por la importante historia que dio origen a su construcción. Los madrileños la rebautiozaron como Iglesia de la Paloma en honor a la virgen que no llegó a ser patrona de Madrid pero que consiguió hospedarse en los corazones de los vecinos de la Villa.

Historia de un retrato

Arquitectura MadridLa Iglesia de la Virgen de la Paloma y de San Pedro el Real es un templo peculiar en el que no se rinde culto a una imagen esculpida en fría piedra sino al rostro melancólico de la Virgen de la Soledad retratado sobre un lienzo de finales del siglo XVIII.

La historia de la iglesia de la Virgen de la Paloma es un tanto peculiar. Se dice que en aquellas corralas existió un horno donde se hallaba un maltratado retrato de la Virgen de la Soledad, oculto bajo un leño. Antes de convertir el lienzo en leña, el dueño del horno decidió entregar el cuadro a unos niños que se estaban jugando en un solar cercano.

Unos cuentan que uno de los críos dio el cuadro a su tía Isabel y otros que la Señora Tintero compró el cuadro a los jóvenes para evitar que fuese destruido. En cualquier caso, el lienzo acabó en manos de Isabel Tintero que restauró el cuadro y tras enmarcarlo lo exhibió en el portal de su casa, en la corrala de la Paloma.

Aquel viejo retrato de la Virgen llamó despertó la curiosidad de los vecinos del barrio y poco más tarde alentó su devoción. El portal de Isabel Tintero se convirtió en un lugar de culto donde acudían diariamente devotos de la Virgen de la Soledad para pedir y rezar ante el lienzo. La leyenda cuenta que aquel viejo cuadro obró milagros. Estos prodigios se convirtieron en relatos que viajaron de boca en boca hasta llegar a los oídos de la esposa de Carlos IV, Maria Luisa de Parma. Impresionada por el divino poder del cuadro, se hizo devota de la Virgen.

Con el apoyo de la Casa Real, se levantó La Capilla de Nuestra Señora de la Virgen de la Soledad. A partir de ese momento los vecinos se encargarían de hacer popular el nombre de Virgen de la Paloma ubicada en la calle homónima.

Los siglos trajeron más devotos y con ellos la Capilla se quedó de nuevo pequeña y se trasladó hasta la calle de la paloma la parroquia de San Pedro el Real. Para ello fue necesario derribar la capilla de la Virgen y levantar un nuevo templo cuyas obras se iniciaron a finales del siglo XIX y que abriría sus puertas en 1912.

Estructura de la Iglesia de la Virgen de la Paloma

Arquitectura MadridSi la historia de la iglesia fascina no resultan menos sorprendentes las características arquitectónicas del templo. En efecto, se trata de un diseño muy peculiar de estilo neomudejar a pesar de haber sido edificado en las postrimerías del siglo XIX. Resaltan también los detalles neogóticos que pueden observarse en la fachada del edificio y en las dos torres que flanquean el cuerpo central de la iglesia.

Las singularidades continúan atravesando el dintel de la puerta central de iglesia desde donde se abre una planta cruciforme con dos naves que concluyen en el altar mayor. Los detalles que ornamentan el interior de la iglesia reflejan matices arabescos. Llama también la atención la distribución de las bancadas que acomodan a los fieles. Se disponen rodeando el altar mayor cuando generalmente se disponen de frente al presbiterio.

Un último detalle llama la atención, el baptisterio. Se trata de una pila bautismal de ocho lados a imagen y semejanza de las que se empleaban en la etapa paleocristiana cuando el bautismo se llevaba a cabo mediante la inmersión completa del cuerpo en agua bendecida.

Fiestas de la Virgen de la Paloma

Arquitectura MadridLa patrona de la Villa es la Virgen de la Almudena, sin embargo la devoción que la virgen de la Paloma ha despertado en los madrileños durante tantos siglos ha llevado a confundirla en más de una ocasión con la patrona de la ciudad. No obstante la popularidad de esta virgen entre los madrileños la convierten en un importantísimo icono religioso y símbolo de la cultura matritense.

Un ejemplo de ello son las fiestas que tienen lugar cada 15 de agosto en su honor. En estas fechas se baja el retablo que sostiene el cuadro de la Virgen de la Soledad para sacar en procesión a la imagen de la Virgen por las calles del barrio. Con vítores de fondo, el cuadro de la Virgen de la Paloma recorre las calles de Madrid repletas de chulapos y chulapas. Donde se pueden degustar los platos más castizos y bailar al son de las orquestas que animan la verbena.

Durante estas fiestas los bomberos se convierten en invitados de honor ya que consideran a la Virgen de la Paloma su patrona. Uno de los mayores honores que pueden concederse a los bomberos de la capital es encargarles la bajada del cuadro de la virgen.

Recomendar

Viajes.net Madrid

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8 / 10

1 votos

5688 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados