Tallin

viajes Tallin

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Tallin

La capital de Estonia es además una de las ciudades con más historia de este país. El casco antiguo es uno de los más interesantes de Europa, por lo que en los viajes Tallin los turistas disfrutan de un ambiente puramente medieval que aún es más real si se viaja durante la celebración del Tallinna Vanalinna päevad en junio, cuando la ciudad parece volver varios siglos al pasado.

Visitar Tallin

Viajes TallinEn los viajes Tallin se descubre una de las capitales europeas más bellas y curiosas de este contienente, que es al mismo tiempo la ciudad más poblada de Estonia. En ella se encuentra el Parlamento estonio, el palacio presidencial y los ministerios, por lo que es además el centro político de este país, lo que ha incidido claramente en su popularidad que ha hecho que el mundo de la cultura y el arte también se congregue aquí.

Tallin surgió como un puerto comercial en la ruta marítima con la que se unía Europa occidental y Rusia por lo que en la Edad Media conoció su máximo apogeo como población hanseática.

Durante mucho tiempo fue conocida por su nombre germánico, Reval, hasta que el de Tallinna reemplazó al anterior en el año 1918, fecha en la que Estonia consiguió la independencia. Aunque no se conoce con absoluta seguridad su origen etimológico parece que lo más seguro es que derive de Taani-linn, cuya traducción al castellano es ciudad danesa, y que se referiría a la primera construcción de una fortaleza en la colina de Toompea por parte de los daneses.

Sin embargo, Tallin ha sido conocida a lo largo de su historia con muchos nombres, como el caso de la primera mención registrada de la ciudad que se sitúa en el año 1154 en una obra de un cartógrafo almorávide llamado Muhammad al-Idrisi. En dicha obra se refieren a Tallin como Kaluria, a la que se describe como una pequeña fortaleza.

Pronto adquirió importancia como puerto estratégico situado entre Escandinavia y Rusia, lo que hizo que pronto fuera también el objetivo de las órdenes religioso-militares germánicas y del Reino de Dinamarca en el transcurso de las Cruzadas Bálticas del siglo XIII.

La historia de Tallinn se puede dividir en tres capítulos importantes, conocidos como el período danés, el alemán y el sueco. El primero se inició en el año 1219 tras la batalla de Lyndanisse durante la cual los estonios resistieron con dureza, aunque al final el rey danés consiguió hacerse con ella, construyendo más tarde la fortaleza de la colina de Toompea. Pero no duraron mucho tiempo allí, puesto que en 1227 los alemanes conquistaron Tallin. Por último, el período sueco se dio a finales del siglo XVI cuando Suecia accedió a ser la protectora de Estonia frente a los rusos ocupando más tarde algunos de sus territorios como Tallin.

En esta ciudad se da un clima de tipo continental, aunque es suavizado por su situación cercana a la costa que la hace encontrarse dentro de la corriente cálida del Atlántico. En general los inviernos son bastante fríos y muy oscuros, mientras que las primaveras son frescas con temperaturas no demasiado duras por lo que se recomienda planificar el viaje a Tallin dentro de los meses de primavera y verano antes que en invierno.

Lugares de interés en Tallin

Vanalinn: es uno de los lugares más destacados en los viajes Tallin, ya que se trata del casco antiguo en el cual se ha conservado todas las características de una ciudad medieval con sus casas antiguas de comerciantes en torno a las callejas adoquinadas. Aquí se encuentran, además, algunos de los monumentos y sitios más interesantes como la Plaza del Ayutamiento, la farmacia de Tallin y la Iglesia de San Olaf.

Plaza del Ayuntamiento: está ubicada en el centro del casco antiguo y en ella destaca el edificio del ayuntamiento con su torre de 64 metros en la que es muy típica e interesante para los turistas la veleta en la que se representa a un viejo guerrero que hoy es el símbolo de la ciudad, el Vana Toomas. También son muy importantes las dos gárgolas de la fachada y que tienen forma de dragón. En el interior se suelen celebrar exposiciones y otros eventos culturales aunque los turistas aprecian más algunas de las salas permanentes como aquella en la que se encuentran los bancos de los plenos con las tallas de madera más antiguas de Estonia.

Farmacia de Tallin: es muy conocida por el hecho de ser la más antigua del mundo junto con otra ubicada en Dubrovnik. Se sabe que por lo menos lleva en funcionamiento desde 1422 y que ha prestado sus servicios ininterrumpidamente desde entonces.

Iglesia de San Olaf: se encuentra en el norte de la calle pik, que atraviesa prácticamente todo el caso antiguo a través de la cual se pueden observar las más bonitas casas de los comerciantes alemanes además de otros edificios más antiguos que datan del siglo XV. Esta iglesia es todavía más antigua puesto que fue construida en el siglo XIII. Es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad a lo que ha contribuido mucha la leyenda que gira en torno a ella y según la cual los ciudadanos de Tallin querían construir la iglesia más alta del mundo aunque no se atrevían a consecuencia de una maldición que aseguraba la muerte de la persona que terminase su construcción. Al final apareció un extranjero que les pidió una cantidad de dinero desorbitada por construirla él pero el pueblo no podía pagarla. El desconocido les planteó un reto de manera que si averiguaban su nombre les perdonaría ese dinero y construiría la iglesia. Los talineses enviaron a un espía a su casa que escuchó el nombre de Olev en una canción que cantaba su esposa y cuando el hombre terminaba de poner la cruz final a la iglesia, le gritaron desde abajo “Olev la cruz está torcida”, del susto cayó al suelo y se mató, saliendo de su boca inmediatamente un sapo y una culebra lo que era signo de la posesión demoníaca del hombre. En uno de los laterales de la iglesia se encuentra representado este pasaje en una pintura mural.

Trompea: es la parte alta del casco antiguo y hasta el siglo XVII sólo disponía de una entrada. Es otra de las zonas recomendadas ya que aquí es donde están algunos de los edificios más importantes de la ciudad como el parlamento, la catedral de Alexander Nevski y la iglesia de la cúpula.

Parlamento: se encuentra dentro el castillo de Trompea y tiene sus orígenes en la primitiva fortaleza danesa de 1219 de la que poco queda en la actualidad. Cuenta con varias torres de las que la más famosa es la de Pikk Hermann que fue levantada en 1371 y en la que ondea la bandera nacional de Estonia. También es muy característica la fachada, de un tono rosado y de estilo barroco.

Catedral de Alexander Nevski: se trata de una iglesia ortodoxa que está en la Ciudad Vieja de Tallin y cuyo diseño realizado por Mijail Preobrazhensky pertenece al estilo renacentista ruso.

Moverse en Tallin

Casi todos los vuelos a Estonia acceden a través del aeropuerto de Tallin que es el más importante del país y que se encuentra a tan solo 4 km al sureste del centro de la ciudad. Se encuentra conectado con varios aeropuertos de Europa mediante vuelos regulares y directos por lo que al viajar a Tallin los vuelos de bajo coste operan especialmente desde este aeropuerto.

En cuanto a los desplazamientos dentro de la ciudad, son bastante fáciles ya que dispone de una red de transportes muy acondicionada compuesta por unas sesenta y tres líneas e autobuses, cuatro de tranvías y ocho de trolebuses por lo que todos los barrios están conectados.

Fiestas de Tallin

La mayor parte de los días festivos de esta ciudad están relacionados con las fiestas religiosas, como es el caso de la Pascua o el viernes santo entre los meses de marzo y mayo. También existen algunas de tradición histórica como el Võidupüha el 23 de junio en la que se conmemora la victoria en la batalla de Võnnu y en la que se consolidó la independencia de Estonia, aunque sin duda son mucho más interesantes otro tipo de celebraciones como la del Jaanipäev el 24 de junio y que está dedicada a festejar el solsticio de verano haciendo hogueras y una comida familiar.

También son muy interesantes para los viajes Tallinn el festival Jazzkaar de abril y que dura dos semanas, y el Tallinna Vanalinna päevad que se celebra en junio en el casco antiguo y durante la cual se recrea la época de la Edad Media con espectáculos, conciertos y actividades.

Comer en Tallin

El tipo de comida de la ciudad de Tallin está basada en la carne de cerdo y de pollo además de algunas variedades de caza como el jabalí y el alce. Algunos de los platos más destacados son la carne con patatas, el cerdo con gelatina o el queso de enebro, además de alguno de pescado como el espadín, aunque es menos frecuente como se esperaría de una ciudad costera.

En cuanto a las bebidas, la más típica es el vana Tallinn, un licor que se produce en esta ciudad y que es casi un símbolo para sus habitantes.

Recomendar

Viajes.net Tallin

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

79 votos

4127 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados