Nantes

viajes Nantes

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Nantes

Al viajar a Nantes se conoce una de las regiones francesas menos populares entre las guías turísticas pero también más interesantes de la región del Loira. A lo largo de su historia ha sido este un territorio cotizado por romanos, normandos y bretones y como consecuencia en ella se han vivido sucesivas batallas. Hoy es una ciudad tranquila en la que se han mantenido algunos de los monumentos más interesantes de la zona que son muy recomendables para los que al viajar a Francia buscan indagar en su devenir histórico.

Visitar Nantes

Viajes NantesNantes se encuentra en el departamento del Loira Atlántico dentro de la región de los países del Loira y es especialmente conocido por haber sido el lugar en el que nació Julio Verne. De ahí que en los viajes a Nantes sean muchos los turistas que buscan por sus calles las huellas del más grande de los escritores de ciencia ficción del mundo.

Su nombre deriva de la palabra Naunt que es como se la conocía durante el dominio galo en la zona aunque luego con los bretones pasó a llamarse Naoned. En aquel momento ya fue un emplazamiento de bastante importancia algo que se ha mantenido hasta nuestros días puesto que en la actualidad es el área metropolitana más grande del oeste de Francia. De hecho en la década de los años 90 del pasado siglo fue la ciudad con mayor crecimiento.

En el transcurso del dominio romano se la conocía como Condevicnum aunque era la capital de un pequeño pueblo conocido como Namnetes de manera que luego pasó a llamarse entre los romanos Portus Namnetum.

Tras el paso de los romanos se inició el periodo de los cristianos cuyo primer acontecimiento que recogen los anales respecto a esta confesión religiosa fue el martirio de los santos Donatiano y Rogatianao, quienes eran los hijos del gobernador de la ciudad y que el obispo había convertido a la fe.

Poco después, en el siglo IV se construyó la primera catedral de Nantes iniciándose definitivamente la era cristiana para esta ciudad. Un silgo después los romanos fueron expulsado y pasó a formar parte del reino de Clovis, dentro de los francos de Neustrie y el Imperio Carolingio.

Durante el reinado Carolingio de Carlomagno y de Ludovico Pío, Nantes formó junto con Rennes y Vannes la conocida como Comarca de Bretaña y que se constituyó como la base de las operaciones militares de los francos contra los bretones, de manera que allí se han librado muchas batallas a lo largo de los años.

Mucho más adelante fueron los normandos los que se hicieron con este territorio, en el año 843, hincándose un nuevo periodo de la historia que se puede conocer en el viaje a Nantes a través de sus monumentos y edificios.

Sin embargo los normandos fueron expulsados por los bretones en el año 937 por parte del duque bretón Alain Barbetorte, quien haría de esta su capital empezando así uno de los momentos de mayor esplendor para Nantes.

Lugares de interés en Nantes

Columna Luis XVI: se levantó como agradecimiento al monarca Louis XVI por las grandes obras emprendidas en Nantes y fue un regalo de los arquitectos de la ciudad aunque debido a que poco después de iniciar este monumento conmemorativo comenzaron los sucesos de la Revolución Francesa y el ajusticiamiento del monarca con la guillotina, cualquier tipo de recordatorio se vio comprometido políticamente por lo que la estatua que acompañaba a esta columna no fue colocada hasta mucho después en el año 1823.

Fuente del Loira: es uno de los lugares más visitados por lo s habitantes de la ciudad ya que en ella se da la afluencia del agua de este preciado río que pasa por Nantes y en torno a la cual se ha asentado la vida desde su levantamiento.

Estatua Enrique el Navegante: está dedicado a este personaje que perteneces junto con Cristóbal Colón a uno de los grandes descubridores europeos. Fue realizada por el escultor portugués Francisco Franco de Souza en el año 1931 y aunque no es uno de los monumentos más antiguos sí es uno de los más querios por los nanteses.

Monumento de los Cincuenta Rehenes: es algo posterior al anterior y está dedicado a 50 rehenes franceses que fueron ejecutados en el año 1941 como represalia de Hitler a cosecuencia de la muerte del Feldkommandant de Nantes la cual fue causada por un grupo de las Juventudes Comunistas. Lejos de amedrentar a la resistencia, en realidad sirvió para motivarla contra los ejércitos alemanes.

Anillos de Daniel Buren: es una obra de arte contemporáneo creado por este artista conceptual francés que ha obtenido una gran relevancia en Nantes. Su lenguaje, a base de líneas parece cobrar con esta obra su máxima expresión tal y como entienden los expertos en arte.

Castillo de los Duques de Bretaña: es sin duda el más importante de todos los monumentos de Nantes considerándose incluso la pieza angular de la misma. En él son muy características las torres redondas datadas en el siglo XV y que han sido restauradas entre el 2004 y el 2007 junto con todo el resto del edificio para devolverle la belleza de la que disponía en los primeros tiempos. En la actualidad no sólo cumple las funciones de monumentos sino que también es uno de los museos más interesantes e importantes de Francia gracias el paseo histórico que se ha creado en su interior de manera que se puede conocer mucho de la fundación de Nantes y de la vida de sus habitantes en los tiempos en que el castillo fue erigido en el siglo XIII hasta nuestros días.

Catedral: es un bello edificio de tipo gótico que está dedicado a San Pedro y a San Pablo. Fue construido entre los siglos XV y el XIX aunque eso no ha hecho que afecte a la fidelidad al estilo típico del gótico francés que ha sido bastante respetado en el transcurso de ese tiempo. En su interior está el mausoleo de Francisco II de Bretaña, el último duque de Bretaña y que es una de las principales atracciones turísticas de la catedral.

Manoir de la Touche: es una residencia estival construida para los obispos de Nantes en el siglo XV. Uno de los edificios que la componen es en la actualidad un museo conocido como el Dobrée por haberse creado en el palacio del mismo nombre que es un edificio neomedioeval del siglo XIX.

Iglesia de Santa-Cruz: data del siglo XVII y lo más curioso de este templo cristiano es su torre poligonal, que es un elemento recuperado del castillo de Bouffray. En ella hay un reloj que por su belleza ha pasado a ser un verdadero símbolo de Nantes.

Casa de la Prefectura: es otro de los edificios emblemáticos y turísticos de esta ciudad que conviene conocer. Fue construido en el año 1777 con la intención de albergar en él la Cámara de las Cuentas de Bretaña por lo que se convirtió en su momento en un de las sedes más importantes del gobierno de Nantes.

Casa del capítulo: es otro de los monumentos interesantes aunque en este caso lo más destacado es uno de los detalles de su decoración en el balcón puesto que él hay cuatro cariátides en bajo relieve que parecen sustentar la techumbre. El resto de la fachada es también muy interesante por lo que no hay que perderse el conocerla.

Moverse en Nantes

El aeropuerto más importante de Nantes es el de Atlantique a donde llegan parte de los vuelos destinados a esta ciudad. Además se encuentra muy bien conectado con el resto del país a través de su sistema ferroviario por lo que esa es otra de las alternativas para llegar hasta aquí.

Para moverse por la ciudad los transportes públicos ofrecen una buena red de comunicaciones que hace que sea fácil desplazarse por ella durante la visita turística.

Fiestas de Nantes

Junto con las celebraciones típicamente francesas entre las que destacan la semana santa entre los meses de marzo y abril o la fiesta nacional de Julio en conmemoración de la toma de la Bastilla, se añaden otras festividades típicas como la conocida como Floralies Internacionales, una fiesta floral muy popular que se organiza cada cinco años y que reúne a aficionados y profesionales de todo el mundo para intercambiarse consejos de paisajismo y de cuidado de las plantas y flores.

Comer en Nantes

Al viajar a Nantes la excelente gastronomía de la ciudad se puede disfrutar en muchos de sus restaurantes aunque la mayoría de ellos se encuentran concentrados en el centro urbano.

Lo más aconsejado son los platos de pescado y marisco que aquí son consideradas las especialidades de su cocina.

Recomendar

Viajes.net Nantes

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5.5 / 10

77 votos

4620 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados