Museo de Orsay

Viajes Paris

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Museo de Orsay

Descuentos para Disneyland Paris

Es uno de los museos más nuevos de París y el tercero más admirado, con casi tres millones de visitantes al año. Su característica particular es que fue instalado en la decimonónica estación de trenes de la ciudad, su arquitectura es parte del encanto del edificio.

Museos Paris Situado en el corazón de París, a lo largo del Sena y frente al jardín de las Tuileries, el Museo de Orsay ocupa la antigua estación ferroviaria de Orsay, un edificio construido para la Exposición universal de 1900. En su interior se albegan notables obras de arte del periodo transcurrido entre 1848 y 1914, incluidos los movimientos impresionistas, post-impresionistas y art-noveau. Artistas como Monet, Cezanne, Renoir, Pisarro, Matisse, Rodin, Mollet o Degas están bien representados aquí.

La Coleccion

Las colecciones reunidas en el Museo abarcan el período comprendido entre 1848 y 1914. Las obras fueron donadas por tres importantes museos parisinos: el Louvre (las obras de artistas nacidos a partir de 1820), el Museo del Jeu de Paume (consagrado al impresionismo desde 1947) y el Museo de Arte Moderno, que habiéndose instalado en el Centro Pompidou sólo conservó las obras de autores nacidos a partir de 1870. Las colecciones del museo no sólo abarcan pinturas y dibujos, unas 15.000, sino que se extienden a otras disciplinas, como la fotografía que surgió en ese período, y reune además 14000 proyectos de arquitectura, 2.400 esculturas, 1.300 muebles y otros objetos. Su patrimonio se ve enriquecido constantemente con adquisiciones y donaciones.

Entre las obras más destacadas que pueden admirarse en el Museo de Orsay de Paris cabe citar a Ingres (La Fuente ), Degas (Bailarina vestida), Millet (Angelus, La Primavera), Camille Corot (Una matiné. La danza de las ninfas.), Courbet (El origen del mundo, El taller del pintor), Monet (La merienda campestre), Renoir (El Molino de la Galette), Cezanne (La mujer de la cafetera, El retrato de la madre del artista), Gauguin (Autorretrato con Cristo amarillo), Van Gogh (La arlesiana, La iglesia de Auvers) y Manet (Olympia), entre otras muchas.

El edificio

En el siglo XVII la zona era un gran jardín perteneciente a la Reina Margarita de Valois, esposa repudiada de Enrique IV. Cuando ella murió, el espacio fue vendido por lotes y la aristocracia construyó palacetes particulares, dando al barrio un aire de elegancia y prestigio. Así, llegando al siglo XIX, el emplazamiento del actual museo estaba ocupado por la Caserna de la Caballería y el Palacio de Orsay. Pero, en tiempos de la Comuna, todo el barrio fue incendiado, y los muros calcinados del Palacio de Orsay permanecieron así hasta que en 1900, se construye la estación ferroviaria de Orsay, con motivo de la Exposición Universal.

Hasta 1939 funcionó la estación, que para entonces ya se había quedado pequeña y resultaba poco práctica. El abandonado edificio fue escenario de varias películas, entre ellas El Proceso, de Orson Wells, y fue refugio de la compañía teatral Renaud-Barrault. En 1973 dejó de funcionar también el hotel de Orsay. La Dirección de Museos de Francia buscaba por entonces un lugar donde alojar las colecciones de arte de la segunda mitad del siglo XIX, y el edificio de la antigua estación, a punto de ser demolido y reemplazado por un moderno hotel, atrajo la atención y fue declarado monumento histórico en 1978, al tiempo que el presidente Valéry Giscard d'Estaing autorizaba la creación del nuevo museo. Su sucesor, François Mitterrand, fue quien el 1° de Diciembre de 1986 inauguró el Museo de Orsay.

La adaptación de la enorme estación supuso un desafío tanto técnico como estético. Organizado en tres niveles y respetando la arquitectura original, el Museo de Orsay consta de unas ochenta salas o galerías con unas cuatro mil obras expuestas en permanencia más las salas dedicadas a las exposiciones temporales.

En 2010 finalizan los trabajos de remodelación de este Museo de Paris, que plantea dar diferentes colores a las paredes de las salas y reorganizar muchas de ellas. Entre las actuaciones que se llevan a cabo, destaca la restauración de la espléndida fachada del edificio que da al Sena, del siglo XIX. Además, se están construyendo 800 metros cuadrados de superficie de exposición para el área de artes decorativas.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

4445 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados