Teatro Odeon

Viajes Paris

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Odeon - Theatre de l'Europe

Descuentos para Disneyland Paris

El teatro, ubicado en el corazón de París, fue fundado en 1872 por la famosa compañía Comédie Francaise, que tras doce años de espera, se trasladaba desde el antiguo teatro de las Tullerías.

Teatros Paris El Odeon – Theatre de l´Europe se construyó por expreso deseo de María Antonieta, y fue inaugurado en 1782. Entonces no sólo era la mayor sala de París, con 1.913 plazas, sino la primera concebida como "espacio público, abierto a todos los ciudadanos y destinado a la creación de espectáculos". En 1794, el Odeón fue destruido en parte por las llamas. En 1807 volvió a incendiarse, y en mayo de 1968 fue ocupado durante varias semanas por los manifestantes. El Odéon es, por tanto, uno de los teatros con más historia de París, lo que ha ido dejando sus huellas en este bonito edificio neoclásico.

El Odeón fue uno de los primeros teatros que fue concebido como “un sitio público, liberado de la nobleza” Así, en ese edificio pudo representarse el 27 de abril de 1784 la obra subversiva Las bodas de Fígaro, del dramaturgo Beaumarchais. Luis XVI dejó representar la obra a regañadientes. La pieza criticaba abiertamente los desmedidos privilegios de la nobleza y destacaba la consciencia de la pareja de sirvientes Fígaro y Susanna. Por tanto, siempre ha sido un espacio de libertad indiscutible, y fue aquí también, donde se presentó “Mahoma o el fanatismo”, de Voltaire, que hoy la corrección política hace invisible, y donde Jean Genet desafió con Les parevents a quienes deseaban mantener el imperio colonial francés.

En el transcurso de su complicada historia, el teatro Odeon de Paris ha cambiado de nombre varias veces. Se llamó ‘‘Le Théatre- Francais’’, ‘‘Le Théatre de la Nation’’, ‘‘Le Théatre de l’Impératrice et Reine’’, y desde 1990 lleva oficialmente el nombre de L’Odeon-Theatre de l’Europe de Paris, con el objetivo de convertirse en "un paso para que los hombres se conozcan mejor entre ellos, un gesto para reafirmar la identidad cultural de los europeos, una identidad múltiple, compleja, contradictoria pero cuyo hilo sirve de entramado de la Historia", según palabras de su primer director, el italiano Giorgio Strehler. Y por ese teatro han desfilado obras, directores y compañías de los distintos países de Europa expresándose también en distintos idiomas. A Strehler le sucedió Lluís Pasqual entre 1990 y 1996, y propuso temporadas rusa, hispánica, inglesa, irlandesa o de Europa del Este, lo que significó anticiparse a la ampliación política de la UE.

Georges Lavaudant, director hasta 2007, consideraba que "el teatro es justo lo contrario de lo que significa Bruselas; el teatro no es una lengua única, no es el euro". Él organizó, en el verano de 2002, el traslado a unos antiguos talleres, los Ateliers Berthier, para poner en pie una sala modulable para 400 personas que se ha revelado útil y alternativa.

El Odéon ha visto nacer parte de la noción moderna de puesta en escena, por la labor que desarrollaron personajes como Antoine o Jacques Copeau, y que sigue renovándose a través de algunos de los nombres antes citados, un espacio donde se renueva la idea de Europa como un sueño cultural capaz de entusiasmar, en lugar de ser sólo una realidad burocrática.

La remodelación del edificio

El edificio abordó, recientemente, una larga y completa reforma que duró tres años, desde el verano de 2002 hasta la primavera del 2006. En esos tres años, el local ha sido modernizado con instalación de ascensores y montacargas, se le ha dotado de mayor comodidad, con climatización y espacio entre butacas adaptado a la actual talla media de los espectadores, y se ha remozado dándole mayor profundidad al escenario y nueva inclinación de la platea. Pero lo que más llama la atención del visitante son las imponentes columnas del hall, que han quedado liberadas de los antiguos adornos y ahora destacan en líneas elegantes.También destacan las ocho cariátides de estuco, figuras femeninas, que sustituyen el oscuro cielo raso del foyer.

Se ha recuperado la terraza, desde la que se ve la plaza semirredonda del Odéon y sus fachadas de estilo Haussmann. La plaza de Paris donde se encuentra, pertenecía al palacio de la familia real Condé. Donde ahora se levanta el teatro renovado, antes los Condé salían a pasear por su jardín. Para la reapertura, que tuvo lugar el 27 de abril de 2006, se eligió a Shakespeare y la función Hamlet.

Recomendar

Viajes.net París

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5.9 / 10

30 votos

6182 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados