Turismo Paris

Viajes Paris

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Turismo en Paris

Descuentos para Disneyland Paris

Las posibilidades que ofrece París al turista son infinitas pues cada uno puede disfrutar de la Ciudad de la Luz de acuerdo con su personalidad. Un París romántico, con cena a la luz de las velas en un recorrido en barco por el Sena, un París con niños que disfrutan de sus parques temáticos, un París monumental, gastronómico, arquitectónico, mil maneras de ver la misma ciudad.

Viajes Null El turismo Paris no es sólo la Torre Eiffel y el Louvre o el Arco del Triunfo. Hay muchos lugares con encanto que visitar, barrios enteros de particular idiosincrasia como el Montmartré o las lujosas casas alrededor del Bosque de Bolonia. Diferentes formas de conocer París, según el tiempo disponible y la curiosidad del viajero.

Paris en barco

Disfrutar de un crucero por el Sena es una forma muy agradable de visitar París. Navegando por sus aguas se puede contemplar los mejores museos y monumentos que ofrece la ciudad. Los barcos suelen disponer de audioguías en múltiples idiomas que van explicando lo que se va viendo. Múltiples embarcaciones cruzan el Sena y los canales del noreste de París: bateau-mouche, chalanas, barcos de vapor, pataches o pequeños yates. A la hora de cenar, no hay nada más romántico que hacerlo navegando por el Sena y bajo la atenta mirada de los monumentos parisinos iluminados.

En autobus o en tren turistico

Es la forma más rápida y eficaz de conocer París si se dispone de poco tiempo, o se quiere tener una primera aproximación a la ciudad, antes de decidir qué ver y cómo planificarse. Las vistas panorámicas de la ciudad suelen ir acompañadas de audioguías en varios idiomas con lo que el viaje suele resultar muy provechoso.

Paris iluminado

Tanto en autobús o con el encanto de un paseo en barco por el Sena, París de noche es un espectáculo, ya que las iluminaciones de sus principales edificios y monumentos hacen que estos brillen más aún que lo que lo hacen normalmente. Descubrir París de noche y maravillarse con la iluminación de monumentos tan emblemáticos como la Torre Eiffel, es casi imprescindible.

Los cabarets de Paris

Mientras se disfruta de las luces de París se puede hacer un recorrido por los míticos cabarets de la ciudad, algunos de ellos elevados a la categoría de mitos mundiales, como el caso del célebre y mundialmente conocido Moulin Rouge o del elegante Lido, y existiendo otros menos conocidos pero igual de espectaculares como el pionero, el Paradis Latin, o el más desenfadado Crazy Horse.

Paris popular

Si se quiere hacer un turismo en Paris más popular, hay que acercarse a la Villette, Belleville, al Canal Saint-Martin y a Buttes-Chaumont, pues allí sale al encuentro de un París popular, moderno y mestizo. Este barrio es un poco la puerta de la ciudad al mundo, una ciudad que habla varios idiomas con un solo acento, el de los barrios periféricos. Podría estar en cualquier otro sitio, en Bangkok o Túnez, en Hanoi o en Estambul, pero estas calles en pendiente, estas casas bajas pegadas unas a otras, estos adoquines y estos pequeños patios, son París.

Paris artista

Desde los muelles del Sena hasta Montparnasse, las aceras de París conservan las huellas de artistas bohemios y literatos. En este barrio abundan los colores, desde los más luminosos del museo de Orsay, instalado en una antigua estación de tren, junto al río, pasando por los colores cálidos y tornasolados que agitan la noche de Saint-Germain-des-Prés. Colores más oscuros en las iglesias cercanas al Odeón, para pasar a colores más vivos en el jardín de Luxembourgo. Hay que saber alternar la visita de un pequeño museo con el ambiente popular de los grandes días del mercado Buci, y no dejar pasar la oportunidad de visitar las antiguas catacumbas y a continuación disfrutar de las bonitas terrazas y cafés que ofrece este pintoresco barrio.

Paris Chic

Los barrios del oeste de la ciudad forman un París diferente. Detrás de la colina de Chaillot se extienden las calles de Passy y La Muette, donde la vida transcurre en grandiosas y lujosas casas. Queda lejos la época en que se cazaban osos, jabalís y lobos pero se puede visitar el pabellón de caza de Bagatelle o del Bosque de Boulogne. Es muy agradable perderse por las callejuelas de este barrio donde los chalés conservan una romántica arquitectura Art déco, con pequeños patios interiores, jardines secretos y viejas paredes enterradas bajo la vegetación. El museo Balzac y el museo del Vin son, por ejemplo, paradas tan instructivas como relajantes.

Paris monumental

Es el París de los grandes espacios, a ambas orillas del Sena y la Torre Eiffel. Al salir de la calles de la vieja ciudad del centro histórico, se descubre la cúpula de los Inválidos, y a continuación, el museo Rodin y su parque. Al otro lado de la explanada de los Inválidos, cruzando el expléndido puente Alexandre III se llega a los grandiosos Campos Elíseos. Por todas partes, la mirada llega lejos y solo se detiene en gigantescos edificios en horizontal o ligeramente voladizos, a la sombra de la famosa Torre Eiffel. Puede subir los tres pisos para admirar la vista y luego tenderse en el césped de los Campos de Marte. Delante, el Trocadero y sus museos y, debajo, el Palacio de Tokio.

Paris intemporal

El París original está en la margen izquierda del Sena, desde las islas hasta el Barrio Latino. Es el centro histórico de la ciudad, un París de piedras antiguas. Para descubrirlo, hay que comenzar la visita paseando por los muelles de la Ile de la Cité. Detenerse delante de los puestos de libros viejos cerca de Notre-Dame, luego dirijirse al mercado de flores y pájaros delante de la Sainte-Chapelle. Allí mismo, y en un pequeño perímetro, se alzan edificios impresionantes que han marcado la historia de Francia: los campanarios de Notre-Dame y las torres de la Conciergerie, un poco más allá, los tejados de la Sorbona y la cúpula del Panteón, en lo alto de la montaña Sainte-Geneviève, donde tambíen está la iglesia de Saint-Etienne-du-Mont y el animado barrio de la calle Mouffetard. A sus pies, el Sena y el Instituto del Mundo Árabe, y para conocerlo todo de la evolución de las ciencias, el Jardin des Plantes y el Museo de Historia Natural.

Paris pueblo

De Montmartre a Batignolles, este es el París de los barrios pequeños y seductores, con campanarios, que recuerdan los pequeños pueblos de Francia. El barrio de Montmartre y sus alrededores es, sin duda, uno de los lugares de mayor contraste en París. El gentío del Sacré-Cœur y de la plaza de Terttre se cruza con los asiduos a las bonitas terrazas de la plaza de las Abbesses; en los bulevares. Solo hay que alejarse un poco, hacia la iglesia de la Trinité o el patio de Batignolles para reencontrar la calma. En sus calles apacibles hay pequeños museos llenos de encanto, uno cuantos teatros famosos o incluso inesperadas plazas de pueblo.

Paris tendencias

Otra forma de hacer turismo Paris es recorriendo la zona que transcurre desde Marais a Les Halles, donde la oposición de estilos es sorprendente. A pocos metros de los hoteles particulares del siglo XVI, el edificio de cristal y acero de colores del Centro Pompidou parece ser el guardián de los siglos. Entre historia y arte contemporáneo, todo el barrio vive al ritmo de las últimas tendencias. Aquí se puede elegir entre dar un paseo por las calles y callejuelas antiguas, donde transcurre el tiempo con calma, o una tarde de tiendas en el inmenso centro comercial de Les Halles y por Beaubourg.

Detrás del Ayuntamiento, el barrio de Marais se ha convertido desde hace algunos años, en el centro de la cultura gay en París. Artistas y creadores, traídos por un público que está al acecho de las nuevas modas, han encontrado en la calle Francs-Bourgeois un lugar de expresión. Los aficionados a las antigüedades disfrutarán en el Village Saint-Paul. También disfrutará de la variedad de los establecimientos que se encuentran en el antiguo barrio judío y alrededores. No hay que perderse aquí la visita al museo Picasso y al museo Carnavales y a continuación descansar de hacer turismo, en la Place des Vosges, para disfrutar de su interesante arquitectura.

Recomendar

Viajes.net París

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

4940 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados