Partenon

Viajes Atenas

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

El Partenon

Fue construido sobre las ruinas de cuatro templos anteriores dedicados al culto de Atenea, diosa protectora de la ciudad, y se realizó con la intención de ser el monumento más destacado de la Acrópolis, objetivo que consiguieron.

Arquitectura Atenas El Partenon se puede ver desde casi todos los puntos de Atenas porque está situado en lo más alto de la Acrópolis. Si bien a lo largo de los siglos ha sido despojado de parte de su esplendor, conserva lo básico de su arquitectura que es suficiente para impresionar a todo aquel que emprenda viaje a Atenas. No sólo es patrimonio de la UNESCO sino que forma parte de su logotipo como símbolo de cultura y educación.

Pericles encargó a Fidias la construcción de este templo y sus estatuas. Las obras comenzaron en el año 477 a.C. y terminaron en el año 432 a.C. Fidias consiguió crear el monumento más importante de la civilización griega y el más bello templo del arte dórico que se conserva hoy en día, por lo que en los viajes turísticos a Grecia es uno de los lugares más importantes que visitar.

Arquitectura

Cuando se construyó, el templo tenía ocho columnas dóricas en cada extremo y diecisiete a cada lado. Se considera que la arquitectura de este edificio es perfecta, desde un punto de vista geométrico. Los arquitectos que ayudaron a Fidias en su encargo, Ictinos y Kalícrates, consiguieron precisamente mediante la curvatura de los elementos que aparentemente son rectilíneos, la ilusión óptica de que el Partenón tenga esa forma perfecta.

El edificio está dividido en tres estancias para cobijar en su interior a la estatua de Atenea Crécrope y Erecteo. El material utilizado fue exclusivamente mármol, incluso en las tejas del techo de dos aguas. Pero en su origen no era completamente blanco, como ahora, sino que estaba policromado con colores muy vivos como el rojo, azul, verdes y dorados. El techo, por ejemplo, estaba decorado con estrellas doradas sobre fondo azul, lo que convertía al Partenon de Atenas en el Paraíso.

En el friso del edificio figuraban las 92 metopas que describían la guerra de Troya y las luchas contra las amazonas y los centauros. La escena tiene lugar a lo largo de los cuatro lados del edificio y en total hay unas trescientas sesenta figuras de dioses y bestias.

Presidiendo el conjunto se hallaba la diosa Atenea Partenos, una colosal estatua de quince metros de altura hecha de oro y marfil. Pero no duró mucho, porque en el año 426 d.C. fue llevada a Constantinopla y después destruida. Pos suerte, de esa época nos ha quedado una réplica romana que se puede ver en el Museo Arqueológico de la ciudad.

Historia

El Partenon sustituye un anterior templo en el mismo sitio, conocido como el Hecatompedón Partenón, construido antes de las Guerras Médicas, en honor a Atenea, y destruido por los persas.

Fue construido, como los anteriores, en honor de la diosa Atenea, entre los años 447 y 432 a.C por los arquitectos Ictinos y Kalícrates, a las órdenes del maestro escultor Fidias.

El Partenon conservó su carácter religioso en los siglos siguientes: En el siglo XIII se convirtió en una iglesia bizantina y poco después una iglesia latina. Con el cambio de los tiempos, en el siglo XV fue transformado en una mezquita musulmana.

En 1687, los turcos lo utilizaron como depósito de pólvora durante el sitio veneciano, bajo el mando del almirante Morosini. Una de las bombas cayó sobre el Partenón lo que causó que estallase todo el polvorín y gran parte del edificio, que se encontraba en buen estado hasta aquel fatídico momento.

Sin embargo, el proceso de devastación del Partenon no terminó allí. A principios del siglo XIX (1801-1803) el embajador británico en Constantinopla, Elgin, llegó a un acuerdo con el gobierno griego para retirar la mayor parte de la decoración escultórica del monumento (frisos, MetOp, frontones) y hacerlos viajar a Inglaterra para ser vendidos al Museo Británico, que sigue exhibiendo hoy en día estas colecciones como una de las partes más importantes del Museo.

La naturaleza también formó parte de este importante edificio representante de la arquitectura de Atenas, pues éste sufrió un nuevo deterioro cuando en 1894 se produjo uno de los terremotos más importantes de la historia de Grecia.

Restauración

Por todo esto, el edificio fue restaurado en los años 30. La restauración se hizo desde un punto de vista estético, logrando la imagen de elegancia y equilibrio propia del Partenón. Pero para lograrlo se utilizó gran cantidad de cemento y otros materiales impropios del lugar.

En la restauración actual, que tendría que haber terminado para los Juegos Olímpicos del 2004, (momento en el que se preveía que los viajes de turistas al Partenón se multiplicarían), se van a emplear varias toneladas de mármol, y barras de titanio (material inoxidable).

Al parecer, el principal obstáculo al que se enfrentan los arqueólogos es la sustitución de las viejas barras de hierro de sus columnas por las nuevas de titanio, ya que el hierro de la anterior restauración, se encuentra oxidado y amenaza con hacer estallar las columnas de mármol. También les preocupa mucho el estado de conservación del mármol del interior de las columnas, pues la contaminación ambiental propia de Atenas , el viento y el agua las pueden haber afectado gravemente.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.24 / 10

41 votos

6131 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados