Templo Erecteion

Viajes Atenas

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

TEMPLO ERECTEION

En los viajes a Atenas el Erecteion es uno de los sitios que siempre se visita. Está situado al norte del Partenón y es el segundo templo mas grande de la Acrópolis y el más sagrado. Allí se adoraba a Atenea, Poseidón y Erecteo, rey mítico de la ciudad. Aunque este templo es sobre todo conocido por el pórtico donde se encuentra la tribuna de las Cariátides.

ARQUITECTURA Y MITOLOGIA

Monumentos Atenas(attiki)El lugar elegido por Pericles para su ubicación fue el mismo sitio donde se hallaba la Acrópolis primitiva con el objetivo de reagrupar algunas de las reliquias más antiguas y sagradas de la mitología griega. En este entorno tuvo lugar la disputa entre Atenea y Poseidón y aún hoy se puede ver la marca de su tridente sobre una roca.

Allí también nos encontramos con el Paladio, estatua de Atenea, que se encuentra en el lugar donde se cree que ella cayó al viajar a la tierra desde el cielo. Las tumbas de Cécropa y Erecteo, los reyes míticos de Atenas, una capilla dedicada a Pándroso, hija de Cécrope, un pozo de agua salada y por último el olivo sagrado que Atenea dio a la población tras su batalla con Poseidón.

El Templo Erecteion comenzó a construirse en el año 421 a.C. durante el Siglo de Oro de Atenas, tras alcanzar la paz con Nicias y en plena tregua de la Guerra del Peloponeso. Cuando se terminó, en el año 409 a.C., sólo su cara oriental se parecía a un templo próstilo hesastilo, el resto del conjunto constituía un edificio de original forma, debido a las irregularidades del terreno donde se edificó, que como era sagrado no se podía nivelar.

Es de estilo jónico y se compone de un cuerpo principal, de los pórticos norte y sur y de varios anexos. El cuerpo principal consiste en cuatro partes que no representan más que la mitad de un proyecto inicial que no fue jamás acabado.

El templo era utilizado como lugar de adoración a los dioses, pero no está dedicado a una sola divinidad en particular, sino que está constituido por cinco santuarios dedicados respectivamente a Atenea, Poseidón, Zeus, Cécrope y Erecteo.

La parte oriental, la mayor del Erecteion, estaba destinada al culto de Atenea. La parte occidental estaba dedicada a la veneración de Erecteo, de quien tomó el nombre. En la parte norte, una puerta ricamente decorada en estilo jónico conducía al patio donde se encontraba el olivo de Atenea. Esta puerta, fue muy imitada después, por los arquitectos y los escultores de la época posterior a Fidias y por los de la época helenística y en el arte de Occidente.

Delante de la puerta norte había un pórtico, donde se encuentran las huellas del “golpe del tridente” de Poseidón en su disputa con Atenea. Una tercera entrada conducía al pórtico cubierto de la cara sur donde nos encontramos con las famosas Cariátides.

Las Cariátides son las seis kores, o doncellas, vestidas con peplo, encargadas de sostener el pórtico. Tienen 2,3 metros de altura y figura esbelta, y serían el modelo a seguir para muchos edificios de las épocas helenística y romana, así como en el Renacimiento. Las estatuas que vemos en este viaje por el Erecteion no son las originales sino copias. Las auténticas tuvieron que ser retiradas porque peligraba su conservación.

Cuatro de las kores originales se encuentran expuestas en el cercano Museo de la Acrópolis, lo que puede ser una excusa para ir a visitar uno de los Museos más importantes de Grecia. El Museo tiene una quinta estatua pero debido a que se conserva rota está guardada en su depósito. La sexta kore fue parte del expolio que llevó a cabo Elgin y terminó, como tantas otras joyas del arte griego, en el Museo Británico.

Se cuenta que estas doncellas eran ciudadanas de Cariátide, en el Peloponeso. Dicha ciudad había colaborado con el invasor persa, motivo por el cual los atenienses les declararon la guerra y tras la victoria, vendieron a sus mujeres como esclavas. Para recordar la suerte que podían correr los que traicionaban a Atenas se esculpieron estas seis estatuas de mármol.

HISTORIA

El Templo Erecteion de Atenas ha sufrido muchos daños y posteriores modificaciones a lo largo de su historia. Se cree que antes de ser terminado ya tuvo que restaurarse por culpa de la vorágine de un incendio.

En el s. VII, bajo el dominio turco, fue transformado en iglesia bizantina. Los muros interiores fueron destruidos y otros fueron edificados. Como contraste, en el s. XV se convierte en el harén del comandante turco de la Acrópolis por lo que se le somete a un nuevo retoque y se tapia el pórtico norte.

Como le ocurriera al Partenón de Atenas , cuando los venecianos combatieron a los otomanos, el polvorín explotó destruyendo el techo y dañando los monumentos próximos.

Ha comienzos del s. XX, Thomas Bruce, conde de Elgin y embajador de Gran Bretaña en Constantinopla, hizo quitar, en uno de sus viajes espoliativos a la Acrópolis, una de las cariátides para venderla al Museo Británico, donde permanece expuesta hoy en día.

Actualmente el Erectión se encuentra dentro de un programa de restauración que se está llevando a cabo en todos los monumentos de la Acrópolis.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.29 / 10

35 votos

5738 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados