Acropolis

Viajes Atenas

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Acropolis

Es el lugar histórico más importante de Grecia pues constituye la cuna de nuestra civilización y el mejor ejemplo del arte helénico. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1987 y aunque ver los andamios en algunos monumentos, como el Partenón, puede romper un poco la magia del lugar, estos son necesarios para llevar a cabo las metódicas restauraciones que intentan preservar esta parte tan importante de nuestra cultura mediterránea.

Monumentos Atenas La Acropolis está ubicada en una posición estratégica que domina toda el área circundante, sobre una pequeña meseta de trescientos metros de longitud y ciento cincuenta metros de ancho que domina toda la ciudad y sus alrededores. Los edificios que ahora se pueden ver en ella son en su mayor parte los de la época de Pericles, de la segunda mitad del siglo V a.C. Bajo la dirección de Fidias, un grupo de arquitectos y artistas logró crear esta excepcional ciudad consagrada a los dioses. Guerras, terremotos y saqueos han impedido que toda esta riqueza llegara más completa hasta nuestros días.

La entrada a la Acrópolis se realiza por una puerta monumental llamada Propileos. Una gran estatua de bronce de Atenea Promacos de nueve metros de altura, construida por Fidias, se situaba en el centro del recinto y venía a demostrar lo pequeño que resulta el hombre cuando entra en la casa de los dioses. A la derecha de esta estatua se erige el Partenón que albergaba otra estatua de Atenea Parthenos, también obra de Fidias. A la izquierda se sitúa el Erecteión.

La Acropolis venía ya empleándose como conjunto monumental desde la época arcaica, pues se han encontrado restos de construcciones de épocas anteriores. A comienzos de las guerras médicas estaba erigiéndose allí un templo a Atenea, el antecesor del actual Partenón. Sin embargo, en el transcurso de la segunda guerra médica la ciudad de Atenas fue ocupada por los persas y el conjunto de la acrópolis quedó arrasado.

Al finalizar la citada guerra, con la victoria griega y el comienzo del breve periodo de hegemonía de Atenas, los gobernantes de la ciudad encontraron una excelente ocasión para llevar a cabo un verdadero programa de ordenación de los edificios de la Acropolis de Atenas. A tales efectos, se repararon los muros del conjunto, se levantó el Partenón (447-432 a.C.) y se construyeron los Propileos, (437-432 a.C.), como entrada monumental y única a la "roca sagrada". Tanto aquí como en el Partenón, se empleó el orden dórico como canon constructivo.

Unos años después se concluyó el pequeño templo de Atenea Niké, de estilo jónico y muy cercano a los Propileos. Además, en el otro lado de la Acrópolis, sobre las ruinas de otro antiguo edificio, se levantó el Erecteión (421-406 a.C.), también del mismo estilo y famoso, sobre todo, por su tribuna de las Cariátides en las que los fustes de las columnas son sustituidos por esculturas femeninas. Otros edificios completaban el conjunto, e incluso hubo nuevas construcciones en época romana.

Los Propileos

Constituyen las puertas monumentales de entrada a la Acrópolis. Fueron construidos sobre los antiguos Propileos de la época de Pisístrato por el arquitecto ateniense Mnesicles. Los Propileos comprendían un edificio central de forma rectangular y dos alas laterales. El cuerpo central tenía una fachada exterior y otra interior formadas ambas por seis columnas dóricas que delimitaban cinco puertas de acceso a la Acrópolis, siendo la más ancha la situada en el centro (4,13 metros de anchura y 7,38 metros de altura) que era por donde discurría la vía sagrada que recorrían las procesiones de las Panateneas.

De las dos edificios que formaban las alas laterales, el situado al norte albergaba la Pinacoteca una galería de arte donde se exponían pinturas realizadas en placas de madera. El ala sur, más pequeña, se componía de una sala, que conducía al oeste, al templo de Atenea Niké.

El Partenon

Fidias realizó la colosal escultura de Atenea Parthenos y para cobijarla se construyó el Partenón sobre el inacabado Hecatompedón, templo del que se aprovecharon algunos materiales. Su construcción definitiva comenzó en 447 AC y se inauguró en 438 AC. Los arquitectos Ictinos y Calícrates calcularon todo con minuciosidad, para producir en el espectador la ilusión óptica de perfección. Seis años más tarde y bajo la supervisión de Fidias, se completó su decoración. Puede afirmarse que desde entonces constituye una de las creaciones más perfectas del espíritu humano, un símbolo de la belleza clásica y el logro supremo de la arquitectura griega antigua.

Erection

Es un templo jónico construido en el periodo 420-406 a.C. en el lugar más sagrado de la Acrópolis, donde la diosa Atenea, patrona de Atenas, hizo que floreciera el olivo que regaló a Atenas. Está construido en dos niveles, es asimétrico y tiene dos partes que no están comunicadas entre sí, debido a que estaban dedicadas a diferentes dioses. La parte Este estaba dedicada a Atenea y la Oeste a Poseidón y otros dioses y héroes míticos. En la fachada sur tiene una tribuna sustentada por Cariátides (figuras femeninas), si bien, en la época contemporánea éstas fueron sustituidas por copias. Cinco de las seis originales se encuentran en el museo de la Acrópolis y la sexta en el Museo Británico.

Templo de Atenea Nike

Este pequeño templo fue construido sobre un torreón de los Propileos y conmemora la victoria de Atenas sobre los persas en la batalla de Salamina (448 a.C.), aunque las obras comenzaron en el 420 a.C. El arquitecto que diseñó el proyecto fue Calicrates. El templo albergaba una imagen de Atenea Niké, símbolo de la victoria a la que se cortaron las alas (Niké áptera o sin alas) para que nunca pudiese abandonar Atenas.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8 / 10

1 votos

2837 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados