Agora de Atenas

Viajes Atenas

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Agora de Atenas

Menos conocida que la Acrópolis pero tan importante como ella, en la antigua Atenas era la plaza pública, el centro de la vida política, religiosa, administrativa, comercial y social. Allí se encontraban situados los edificios administrativos, templos, tribunales de justicia, teatros, colegios, bibliotecas y pórticos.

Monumentos Atenas Situada entre la Acrópolis y el popular barrio de Monastiráki, el Agora de Atenas fue el corazón de la democracia de la Atenas del 600 a.C. cuando se encontraba en su máximo esplendor. La estoa central domina todo el ala Este del Agora, y por aquel entonces albergaba tiendas con una entrada espectacular franqueada por estatus de tritones en sus columnas. A un lado del Agora se encontraba la biblioteca de Panatainos y al otro, el Bouleuterión o Cámara del Consejo, donde se practicaba la democracia con tribunales y reuniones públicas, y tras él, el Hefesteión, también conocido como Teseón, el edificio que mejor se conserva actualmente.

Via Panatenaica

Le debe su nombre al Festival Panatenáico que se celebraba en Atenas cada cuatro años. Era la principal entrada de este recinto y lo atravesaba desde la Acrópolis, situada al sureste, hasta Kerameikós, que se encontraba al noreste.

Templo de Hefesto

Consagrado a Hefesto y Atenea dominaba la colina del ágora y sorprende a todos sus visitantes porque es el templo mejor conservado de toda la antigüedad. Construido en mármol, entre los años 460 y 415 a. C., es un templo de orden dórico, períptero hexástilo (seis columnas en los frentes y trece en los laterales). El edificio está claramente influido por el Partenon, tanto en las proporciones como en la decoración. En la naos, o cella, las columnas internas se disponen en forma de «pi» griega, como en el Partenón, enmarcando las estatuas de Atenea y Hefesto, obra de Alcámenes, discípulo de Fidias. Las metopas de la fachada representaban los trabajos de Heracles y al héroe ateniense Teseo luchando contra el Minotauro. Del frontón quedan pocos fragmentos, parece ser que hacían referencia a Hefesto y Teseo. Se desconoce cual fue su arquitecto pero la mayoría de los historiadores se inclinan por Ictino, constructor del Partenón, dada la similitud con otros templos atribuidos a este mismo arquitecto.

Bouleuterion y Tholos

La Boulé, o Consejo de los Quinientos, constituía el verdadero órgano de gobierno de la democracia ateniense. En un principio estaba integrada por cuatrocientos bouleutas que posteriormente durante la época de Clístenes se incrementaron a quinientos. Eran elegidos anualmente, por sorteo, entre los ciudadanos de más de treinta años y recibían una paga de cinco óbolos. Día y noche había un mínimo de diecisiete consejeros disponibles para atender cualquier asunto urgente. El Bouleuterion era el edificio de planta cuadrangular de cincuenta metros de lado donde se reunía la Boulé y constaba de un pórtico acolumnado, un patio con columnas y una sala de sesiones.

Hacia finales del siglo V a. C se construyó un nuevo edificio más pequeño (16 x 22 metros) al oeste del antiguo. El Tholos era un edificio de planta circular, con un perímetro de 18,32 metros donde los 50 buleutas de servicio comían a cuenta del erario público. Sólo había espacio para unos 25 divanes. En el Tholos también se custodiaban los pesos y medidas oficiales.

Areopago

Es una pequeña colina situada al oeste de la Acrópolis donde se reunía el Consejo del Areópago. En este lugar predicó el Evangelio el Apóstol San Pablo el año 51 d. C. Se conservan unos 250 metros de la calle del Areópago en el Agora de Atenas, a lo largo de la cual se pueden ver los restos de una fuente romana del siglo II, los cimientos del templete dedicado a Aminéion y los del Témenos de Dionisio Lenáios y los restos de una lesché (lugar de reuniones).

Porticos o Estoas

Las estoas eran edificios muy sencillos, alargados, de planta rectangular construidos con columnas, muros laterales y una cubierta que delimitaban un espacio arquitectónico protegido del sol y la lluvia que servía para que los ciudadanos conversaran, se relacionaran y establecieran comercios y tiendas. Las estoas son características del Ágora aunque también se construían en diferentes espacios públicos como plazas, gimnasios y jardines.

Estoa de Atalo (Museo del Agora)

Era el principal centro comercial de Atenas y la única stoá que queda en pie. Fue construida en el siglo II a. C. gracias a una donación del rey de Pérgamo, Atalo II, a la ciudad de Atenas. Restaurada por arqueólogos americanos en los años 1953 a 1956 con materiales antiguos, fue reconvertida en Museo del Ágora. Se exponen unos 65.000 objetos encontrados en las distintas excavaciones arqueológicas llevadas a cabo en el Ágora, objetos cotidianos como sandalias, vasijas, aceiteras, hornos y juguetes, el texto de una ley contra la tiranía que data del 337 a. C., una «klepsydra» o reloj de agua utilizada para medir los discursos, una estatua de Apolo Patroos del siglo IV a. C., una Afrodita del período helenístico y distintas estelas y retratos de la época romana.

Estoa Pikili

Allí impartía sus enseñanzas el filósofo Zenón de Citio y de aquí deriva el nombre de “estoicismo”. La fachada estaba formada por columnas de orden dórico y en paralelo una columnata jónica que soportaba la cubierta. La denominación de “pikili” que significa “variado”, “diverso”, deriva de los variados colores y temas de los frescos que decoraban sus paredes, obra de los tres maestros mas famosos de la época: Polignoto de Tasos que pintó una Iliupersis, el saqueo de Troya y la Batalla de Oinoe; Micón que recreó una Amazomaquia y Paneno, hermano de Fidias que recreó la Batalla de Maratón.

Estoa de Zeus Eleuteros

Sólo se conservan los cimientos de esta estoa en la que se realizaban actividades cívicas y religiosas. Fue construida en estilo dórico con alas laterales. Otros edificios importantes del Agora de Atenas fueron el Templo de Apolo Patroos, la sede de la Heliea, (tribunal popular) y la Prisión del Estado, donde Sócrates fue encarcelado y pasó los últimos momentos de su vida. Repartidos por todo el Agora se levantaba diversos altares dedicados a los dioses, como el altar de Zeus o el altar de los doce dioses.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7 / 10

1 votos

3601 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados