Tesalonica

viajes Tesalonica

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Tesalonica

Conocida durante mucho también por Salónica, durante toda la historia de la ciudad las invasiones y los intereses de las diferentes civilizaciones que la han dominado han hecho de este un lugar muy variado en el que se pueden encontrar monumentos de diferentes culturas, por lo que los viajes Tesalónica son muy interesantes para los amantes de la historia y del arte que no se verán en absoluto decepcionados.

Visitar Tesalonica

Viajes TesalonicaTesalónica, también conocida como Salónica es la segunda ciudad de Grecia incluida dentro de la región de Macedonia y que durante muchos años fue un puerto importante del norte del Egeo.

Esta ciudad se levantó en la desembocadura de la llanura formada por tres ríos, el Aliákmonas, el Gallikos y el Axios. El Golfo de Tesalónica se sitúa sobre el valle del Adrar lugar en el que se está la via Egnatia que antiguamente conectaba la acrópolis con la costa.

Su ubicación le hizo ser desde el principio el puerto principal de Macedonia de ahí que pronto se convirtiera en una de las regiones más productivas y ricas del país griego por lo que desde el principio los viajes a Tesalonica fueron bastante habituales.

En la actualidad se han conservado muchos de los vestigios de esta época como el caso de los restos de las murallas de la época helenística que suele ser uno de los monumentos más visitados por los turistas. Pero también suscita bastante interés otros lugares como la antigua ciudad turca que está en las laderas y parte baja y que fue destruida en el año 1917 aunque reconstruida en algunas partes. Se han conservado en consecuencia monumentos como las iglesias bizantinas o como el arco de Galerio.

El nombre de Salónica con el que a veces se conoce a esta ciudad fue el más usado en la antigüedad por parte de los idiomas europeos, y que deriva de la variante Saloníki que procede del griego popular.

La ciudad fue fundada en el año 316 a.C. por parte del rey Casandro de Macedonia que unificaría los asentamientos levantados en la localidad de Terme. Le dio el nombre de su mujer, Thessaonikê quien era además la hermanastra de Alejandro Magno.

Más adelante, con la caída del imperio levantado por Alejandro Magno y la victoria de los romanos pasó a formar parte de este imperio latino, convirtiéndose en la capital de las cuatro provincias de Macedonia y en consecuencia en un importante centro comercial situado en la Vía Egnatia la cual era la calzada romana que conectaba Bizancio con Dirraquio.

De este momento se han conservado muchos monumentos que se pueden visitar en los viajes Tesalónica como es el caso de la antigua ágora con sus edificios de la época helenística y de la romana a partir del silo I a.C. Pero se han hallado aun más restos de otras época mucho anteriores como las del Neolítico y que se encuentra en el museo de la ciudad constituyendo una de las más ricas colecciones del país en su categoría.

En el año 300 aumenta su importancia al ser la residencia imperial del emperador Galerio y a partir de ese momento será un lugar central en algunos de los más importantes momentos de la historia del imperio como la proclamación del edicto de Nicea por parte de Teodosio I en el año 380.

Cuando el imperio romano cayó definitivamente pasó a formar parte del bizantino de manera que se abrió un nuevo periodo de la historia de la ciudad que ha dejado algunas obras de cierta importancia como los mosaicos de la basílica de San Jorge.

Sin embargo los turcos otomanos también se hicieron con la ciudad a la que pasaron a llamar Salónica hacia el siglo XV, momento es que volvió a ser un importante centro comercial para los países islámicos aunque no se llegaría a abrir durante este dominio a los occidentales.

Durante el viaje a Tesalónica se disfruta de un clima muy agradable durante todo el año, de forma que es posible disfrutar del sol prácticamente en cualquier estación y especialmente en las islas griegas cercanas.

Lugares de interés en Tesalonica

Torre Blanca: está ubicada frente al mar y el más importante de los monumentos de Tesalónica hasta el punto de haberse convertido en un símbolo de la ciudad. Esta torre fue edificada durante el reinado de Solimán el magnífico aunque en el mismo lugar estuvo situada una torre más antigua. En ambos casos se concibió tanto para ser un fuerte como para ser una prisión, uso este último que se le daba cuando en el año 1826 el sultán Mahmud II ordenó matar a algunos de los prisioneros de manera que pasó a llamarse Torre Sangrienta.

Formó durante muchos siglos parte de las murallas de la ciudad, las cuales resultaron destruidas en el año 1866 manteniéndose en pie poco más que esta torre. Su nombre deriva del hecho de que cuando el ejército griego conquistó la ciudad fue pintada de blanco como símbolo de purificación, aunque en la actualidad ya no es blanca.

Además de la torre como monumento resulta muy interesante para los turistas el museo de arte bizantino que se encuentra en su interior y que es uno de los lugares más visitados por los turistas.

Arco de Galerio: se le conoce más por el nombre de Camara y está situado en una plaza muy concurrida de la ciudad. Cerca de allí esta también la tumba de Galerio en la Iglesia Rotonda otro lugar muy recomendado para las visitas turísticas.

Murallas: son las antiguas murallas de la ciudad de la época helénica y una de las pocas construcciones que se han mantenido hasta nuestros días. Estaban rodeadas de fortificaciones de las que la más conocida es el Heptapirgion.

Platia Aristotelous: es una de las plazas más impresionantes de Grecia ya que e encuentra abierta al mar dando una de las mejores vistas de la zona. Además es un lugar muy frecuente entre turistas y habitantes por sus terrazas, bares y restaurantes.

Agios Georgios: es uno de los edificios más antiguos, construidos en el siglo IV y en el que es muy característica su forma de rotonda compuesta por tres cuerpos. Al principio se creó como mausoleo, pero al final se le dio la utilidad de una iglesia. Es muy interesante sobre todo porque aquí se pueden admirar unos bellísimos mosaicos.

Agia Sofía: como la anterior es una iglesia en la que los mosaicos captan la atención de la mayoría de sus visitantes. Aunque es algo menor y menos importante que la anterior sigue siendo muy interesante de conocer.

Moverse en Tesalonica

Al viajar a Tesalónica el aeropuerto internacional es el primero de los sitios que se conoce en la ciudad. Desde ahí parten cada día numerosos vuelos que la conectan con algunas de las importantes ciudades europeas. Se encuentra muy cerca el centro urbano, a tan solo 13 kilómetros, existiendo varias líneas de autobuses que facilitan el transporte entre los dos puntos.

Para moverse por la ciudad el servicio de transporte público más utilizado es el autobús aunque se recomienda hacer la mayor parte de los trayectos a pie para disfrutar por entero de la ciudad.

Fiestas de Tesalonica

Los eventos culturales en Tesalonica son constantes durante todo el año. Uno de los más importantes es el Festival Internacional de Cine, que reúne a los profesionales del mundo cinematográfico más importantes de Europa junto con algunos extranjeros.

También es muy conocido el Festival de Libros además de otras fiestas locales como Dimitria que tiene lugar en octubre y que lleva el nombre del patrón de la ciudad Agios Dimitiros.

Comer en Tesalonica

En cuanto a restaurantes en Tesalónica hay muchas opciones. La mayoría de ellos se encuentran en la zona de Ladadika, y en ellos se pueden degustar algunas de las mejores recetas de comida griega entre las que se recomienda probar el mezze, un conjunto de entremeses y entrantes y el Saganaki, que es queso frito que se suele servir acompañado de otros ingredientes como las gambas.

Recomendar

Viajes.net Tesalonica

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

69 votos

5492 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados