Parques Amsterdam

Viajes Amsterdam

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parques de Amsterdam

Una de las ciudades más verdes de Europa, Amsterdam tiene veintiocho parques. En esta ciudad de apretados barrios, los parques están principalmente pensados para los niños. Merece la pena hacer un alto y admirar los cuidados jardines que se pueden encontrar en muchas casas.

Parques AmsterdamLos parques Amsterdam más importantes están a las afueras de la ciudad. El Amsterdamse Bos ofrece un agradable lugar de recreo con lagos, un teatro al aire libre e inmensas zonas de juego. También acoge el mágico Bosmuseum, donde hay mapas del parquet, incluidas rutas a pie y el Bio Dyn Geitenkaasboerderij y una granja de cabras. El parque Gaasperplas dispone de excepcionales zonas deportivas y de juegos, entre las que se incluye una piscina y un lago para nadar.

Uno de los mejores parques para niños de Amsterdam, el Vondelpark, es famoso por su programa de verano de tardes de entretenimiento, en las que se incluyen teatro para niños, conciertos, mimos y exhibiciones acrobáticas.

Entre las atracciones del Amstelpark encontramos un tren en miniatura, un laberinto, una pequeña granja para niños y ponys. Flevopark es el más salvaje y menos utilizado de los parques de la ciudad y como tal se ha convertido en un lugar agradable para ir de picnic. El adyacente Flevoparkbad dispone de dos fantásticas piscinas al aire libre y una piscina con toboganes en medio de una zona ver de recreo.

El Jordaan. El nombre de uno de los más conocidos distritos de Amsterdam, el Jordaan, tiene su origen en la palabra francesa 'jardin'. Muchas de sus calles tienen nombre de flor. Aquí se puede encontrar pequeños jardines delanteros con flores multicolores pero también se puede encontrar inmensos jardines como los del Museo Wilthuysen y los del Museo Van Loon. Algunos de estos jardines están abiertos al público.

Hortus Botanicus. Es un oasis verde de descanso en el ajetreo de la ciudad. Este es uno de los más antiguos jardines botánicos del mundo con miles de curiosas plantas. También aquí se encuentra el estilizado naranjal del siglo XIX, donde solía haber árboles cítricos aunque en la actualidad es la cafetería del museo. El invernadero, construido en 1993, tiene una sección tropical y otra desértica con varios tipos de plantas, orquídeas y palmas. En la monumental casa de Las Palmas del Hortus, se puede ver parte de la famosa colección de palmas cicadaceas.

El Jardin del Rijksmuseum. El precioso jardín del Rijksmuseum no es demasiado conocido. Sin embargo es sin duda uno de esos lugares que vale la pena visitar. El jardín oculta un tesoro en forma de flores, fuentes y una impresionante colección de esculturas. Los jardines fueron diseñados por el arquitecto Cuypers, quien también diseño el monumental edificio que acoge el Rijksmuseum. Las "ruinas" de este jardín son una atracción por si solas. A finales del siglo XIX se trajeron aquí fragmentos de edificios provenientes de toda Holanda. El resultado es una colección de cinco siglos de arquitectura holandesa. Se engloban tanto pilares góticos de Edam hasta puertas del siglo XVII de ciudades como Groningen y Deventer.

Vondelpark. Cerca de Leidseplein y de Museumplein se encuentra el más famoso, más visitado y mayor parquet de Amsterdam. Siempre hay algo que hacer en Vondelpark: caminar, patinar, escuchar música o mirar a la gente pasar. El jardín fue diseñado en estilo ingles por el arquitecto L.D. Zocher y su hijo. Compusieron un parque, que crease la ilusión en los ciudadanos de Amsterdam del siglo XIX de encontrarse en un paraje fuera de la ciudad. Hoy en día sigue cumpliendo la misma misión.

Sarphatipark. Es el mejor de los parques de Amsterdam para escapar un momento de la vida de la ciudad. Este pequeño parque de Oud Zuid es especialmente tranquilo. De estilo inglés, está rodeado de grandes casas. Debido al enorme crecimiento de Ámsterdam en la segunda mitad del siglo XIX, había gran escasez de casas para los trabajadores, por lo que se procedió a la construcción de espaciosos suburbios con un parque en el centro.

Frankendael. Era un agradable jardín del siglo XVIII y lugar de residencia de verano de los personajes locales adinerados. En la entrada principal del parque, situada en Middenweg 172, se encuentra la casa de Frankendael. Nicolaas van Liebergen fundó este emplazamiento en 1660. En 1733 fue totalmente renovado y ampliado por Izaak Balde Van Frankendael, quien le da su nombre actual. En el jardín botánico del parque crecen plantas salvajes y árboles. Parte del parque consiste en un jardín secreto y un jardín natural con pequeños senderos entre los cuales los visitantes pueden encontrar curiosas plantas.

Canales de Ámsterdam. Los jardines de los canales se pueden encontrar en la zona de Keizersgracht y Herengracht. Los jardines flotantes en los tejados de las casas bote son pequeñas atracciones por derecho propio. La tranquilidad de estos lugares contrasta con el frenesí de las calles que pasan frente a las casas.

Hofjes. Los "Hofjes" son casas con jardín interior, típicas holandesas y se remontan al siglo XIV. Por lo general, las fundaban ciudadanos adinerados y sin niños. Las "hofjes" estaban principalmente ocupadas por mujeres reformadas, Menonitas, Luteranas o Católicas. "Hofjes" no es el único nombre que reciben estas casas. También se las llama casa de huéspedes, casa de viudas o habitaciones. En el centro de Ámsterdam se cuentan hoy cuarenta y siete "hofjes.

Restaurantes Jardín. En Reguliersdwarsstraat y Herengracht se puede disfrutar de una buena comida o una bebida en el jardín de uno de los restaurantes que existen a lo largo de los canales. En estas zonas hay un sinfín de agradables restaurantes y bares. Por ejemplo, en varios lugares se puede cenar en una antigua cochera a lo largo del canal. Durante el verano estos restaurantes jardín están tan de moda que hay que reservar con antelación, dato a tener en cuenta si se quiere disfrutar de uno de estos jardines al viajar Ámsterdam.

Museo van Loon. En 1884 la familia Van Loon adquirió su casa en Keizersgracht. El interior de la casa se remonta a 1672 y no ha sufrido prácticamente modificaciones desde entonces. En el siglo XVIII todo el interior fue embellecido con paneles profusamente decorados, espejos y otros ornamentos. El jardín del museo es de estilo barroco. La casa del jardín tiene una fachada poco habitual con pilares y tímpano.

Amsterdamse Bos. El Bosque de Amsterdam esconde un tesoro de árboles indígenas y exóticos. Puentes del estilo escolar de Amterdam cruzan los pequeños lagos del bosque. Aquí se puede disfrutar de un paseo u observar a los remeros esforzarse en el Bosbaan. Al final del Bosbaan existe un restaurante de parque llamado Meerzicht. Un poco más adelante se encuentra el Bosmuseum con una colección permanente sobre la plantación y mantenimiento del bosque. Además también tienen lugar exhibiciones temporales. Es uno de los parques Amsterdam mas recomendables para descansar de una jornada de visitas turísticas por la ciudad.

Recomendar

Viajes.net Amsterdam

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

4023 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados