Monumentos Budapest

Viajes Budapest

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Monumentos en Budapest

La historia de las ciudades de Buda y Pest es larga y llena de avatares que han marcado su fisonomía con bellos edificios y monumentos que han ido cambiando y evolucionando al ritmo de los tiempos que les ha tocado vivir.

Entre los monumentos Budapest destacan algunas iglesias y edificios, como el Parlamento, que es uno de los monumentos más bellos de la ciudad, el famoso Castillo de Buda que, junto al Puente de las Cadenas forma una de las estampas más fotografiadas de Budapest, o la Sinagoga judía más grande del mundo, después de la de Jerusalem.

Parlamento

Después de una larga discusión, la construcción del Parlamento comenzó en 1885 según proyectos de Imre Steindl. Completado en 1904 este es uno de los Parlamentos más espléndidos de Europa, reflejando el gusto de su diseñador. Al mismo tiempo es uno de los edificios más representativos de la capital. El palacio neogótico tiene doscientos sesenta y ocho metros de ancho por noventa y seis metros de alto. Las paredes externas están decoradas con las estatuas de monarcas húngaros y comandantes militares.

El Castillo de Buda

Esta fue la residencia de los Reyes húngaros durante mucho tiempo y uno de los lugares imprescindibles de visitar al viajar Budapest. El sistema de la fortaleza y el palacio, construido en el siglo XIII después de la invasión de los mongoles, fueron destruidos y reconstruidos muchas veces, simbolizando los diversos cambios que se producían en el país. A finales del siglo XIX, Miklos Ybl, supervisó la reconstrucción y ampliación del Palacio, el cual se terminó en el estilo neo-barroco por Alajos Hauszmann. Junto con el Puente de las Cadenas, forma un imponente conjunto que merece la pena ser admirado por la noche iluminado. Desde lo alto de la colina se pueden ver unas impresionantes vistas.

Iglesia Matías

Esta era la iglesia donde se han celebrado la coronación de los reyes húngaros desde el Rey Matías. El primer documento que hizo mención a esta iglesia data de 1247, como la iglesia principal de Castillo Buda. El original edificio francés, cercano al estilo gótico, ha sido considerablemente ampliado y reconstruido a lo largo de los siglos. En 1526, cuando los turcos conquistaron Buda, la iglesia fue transformada en una mezquita. Después de la reconquista de la ciudad, 1686, la iglesia perteneció a los franciscanos y más tarde a los jesuitas. Entre los años 1874 y 1896, Frigyes Schulek reconstruyo la iglesia de Nuestra Señora en el estilo neogótico.

El Bastión de los Pescadores

Construido en piedra, entre 1899 y 1905, ofrece una de las vistas más bellas de Budapest. Ubicado sobre una colina, a orillas del Danubio, este monumento con un fuerte estilo neorrománico, cuenta con siete torres y galerías desde donde se puede avistar con plenitud la ciudad de Pest y el Parlamento, como así también las embarcaciones que surcan el río.

Repleto de escaleras, le debe su nombre al gremio de los pescadores, encargado de su cuidado durante la Edad Media aunque, según cuentan, jamás fue necesario que entraran en acción. Situado muy cerca del antiguo mercado, el complejo amurallado se erige sobre la antigua ciudad de Buda y envuelve en su interior varios monumentos de Budapest , entre ellos un palacio, un castillo, la bellísima iglesia de San Matías y la estatua de bronce de Esteban I de Hungría, montado a caballo, que fue instalada allí en 1906.

El Puente de Cadenas

Es el puente más antiguo de Budapest y el más conocido de todo el Danubio. Fue inaugurado en 1849 tras veinte años de obras. También recibe el nombre de Puente Széchenyi por su creador, el conde István Széchenyi. Hasta la construcción del puente el Danubio sólo se podía cruzar haciendo un viaje en barco, o durante los inviernos fríos, caminando sobre sus aguas congeladas.

El Puente de las Cadenas que podemos apreciar hoy no es el que se construyó hace más de ciento cincuenta años, sino la reconstrucción de éste, ya que durante la Segunda Guerra Mundial se volaron todos los puentes de la ciudad. El nuevo puente se inauguró en 1949, cien años después del primero.

La Plaza de los Héroes

El conjunto espectacular de estatuas erigidas para conmemorar el milésimo aniversario de la Conquista magiar está situado al final de la avenida más hermosa de Budapest, Andrássy. El monumento fue diseñado por Albert Schickedanz y Fülöp Herczog. Muchas de las estatuas que representan a monarcas húngaros y príncipes de Transilvania son obra de György Zala. En el centro de la plaza hay una columna rodeada por siete figuras, los líderes de las siete tribus húngaras.

La Casa de la Opera

Es uno de los edificios neo renacentistas más importantes de Hungría. Fue diseñada por Miklós Ybl y su construcción se llevo a cabo entre 1875 y 1884. La construcción del edificio fue financiada por Francisco José I, emperador de Austria y rey de Bohemia, con la condición de que ésta no fuera más grande que la ópera de Viena. Por tanto, la Opera de Budapest tiene 1.261 asientos. El exterior del edificio está decorado con esculturas de famosos músicos y compositores.

La Basílica de San Estefan

Es el edificio religioso más grande de Hungría. Se dice que la basílica puede albergar en su interior a más de ocho mil quinientas personas. La denominación en húngaro es Szent István-bazilika. El nombre de la Basílica hace honor al primer rey de Hungría, Esteban I. En su interior se encuentra una de las reliquias sagradas más importantes del país: su mano derecha.

Las dimensiones de la basílica hablan por sí solas: su base mide cincuenta y cinco metros de ancha por ochenta y siete metros de larga y la altura de la cúpula son noventa y seis metros, convirtiéndose en el punto más alto de Budapest junto al edificio del Parlamento. La construcción de la Basílica de San Esteban finalizó en 1905 después de más de medio siglo de obras. Parte de este largo periodo se debió al derrumbe de la cúpula en 1868.

La Sinagoga judía

La Sinagoga Judía de Budapest es la segunda sinagoga más grande del mundo por detrás de la de Jerusalén. El austriaco Ludwing Foster fue el encargado de diseñar el edificio que se levantó entre 1854 y 1859, y muestra adornos románticos y moriscos. Las celdas y la galería de mujeres se apoyan en columnas de hierro fundido que demuestran el nivel técnico avanzado de la estructura. La Capilla de los Héroes fue levantada detrás de la Sinagoga en 1931, y el Museo judío en 1932.

La Ciudadela

Es el punto más alto de Budapest y desde ella se consiguen las mejores vistas de la ciudad. Fue construida en 1854 por los Habsburgos como edificio de vigilancia. En la zona de la Ciudadela se encuentran miradores, un restaurante, y el edificio de la fortaleza. El edificio mide doscientos veinte metros de larga, sesenta metros de ancha y sus muros miden cuatro metros de altura. Al acabar la Gran Guerra los húngaros quisieron destruirla, pero en 1960 se declaró punto turístico y así se salvó uno de los monumentos Budapest más famosos.

La rueda del Tiempo

Este particular monumento fue inaugurado el primero de mayo de 2004 cuando Hungría se adhirió a la Unión Europea. Es un reloj de arena, colocado dentro de una rueda de acero y granito de 8 metros de altura en la que caye la totalidad de la arena exactamente en un año. No mide sino muestra el tiempo”, dijo el inventor de la Rueda del Tiempo.

Recomendar

Viajes.net Budapest

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3637 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados