Restaurantes Budapest

Viajes Budapest

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Restaurantes en Budapest

Durante los últimos quince años, a la cocina húngara tradicional se le añadió el refinamiento más moderno. La cocina húngara es la mezcla de la gastronomía campesina húngara, alguna procedente de Asia, junto con la cocina francesa transmitida por los austriacos.

Restaurantes Budapest En los restaurantes Budapest se puede degustar el plato más conocido de la cocina húngara, el "gulash", que es una sopa espesa, parecida a un estofado. Para la preparación de las recetas muchas veces se utiliza "tejföl" (queso fresco tipo "quark") lo que intensifica los sabores y los hace más agradables y suaves. Otros platos muy aconsejables son la sopa de pescado, el pollo a la páprika, el estofado casero y los excelentes pescados de agua dulce, lucio, perca o barbo a la parrilla y la trucha con almendras. Es una tarea obligatoria la degustación del hígado de oca, tanto asado, en grill, frío o caliente, de cualquier forma le resultara inolvidable.

Los postres merecen un capítulo aparte. Los más ricos son los pasteles de hojaldre, el crepé Gundel, el Somlói Galuska y el puré de castañas. Son muy características las pastas dulces calientes como el Túrós Csusza ( pasta con requesón) que no hay que dejar de probar en este viaje.

Restaurantes

Ir a un restaurante húngaro significa ser capaz de elegir de una amplia oferta de platos, pero hay que tener cuidado. Los restaurantes de la calle Váci: cobran unas diez veces más y pueden resultar decepcionantes. Por eso es mejor ir a sitios recomendados como el restaurante Kárpátia, de bonita decoración, Alföldi, sin música pero con muy buena comida y, 100 Éves Étterem, pequeño y muy antiguo. Muy turístico resulta Mátyás Pince, con lo más típico de Hungría y músicos tradicionales.

Los pequeños restaurantes de Buda son dignos de su fama. Entre edificios altos y calles estrechas, se puede encontrar los mejores restaurantes húngaros como por ejemplo Kéhli, Krúdy o Új Sípos. Postakocsi, más elegante. En el Castillo son recomendables Alabárdos o Márványmenyasszony. Entre los montes de Buda se ubican Bajai Halászcsárda, que destaca por su sopa de pescado, y Kispipa.

La música gitana generalmente acompaña la comida en estos restaurantes. Si el mejor violinista se acerca a su mesa lo correcto es darle entre 500 y1000 HUF. Si le da más, invitará a toda su banda para tocar sólo para usted. Pida una canción folklórica y disfrute.

Restaurantes de primera categoría

No hay muchos restaurantes Budapest de primera categoría, pero los pocos que hay ofrecen verdaderos placeres gastronómicos. Son recomendables los restaurantes de dos hoteles de cinco estrellas: Páva (de Four Seasons Gresham Palace) y Baraka (de Andrássy). Arcade es magnífico, pero si se prefiere la cocina francesa es más acertado La Fontaine. Arany Kaviár ofrece especialidades rusas, Képíró posee una cocina mixta. El restaurante Gundel es seguramente el más famoso a pesar de haber llegado a ser un cliché hoy día. Papageno, en el centro, es una buena elección. Si desea algo cosmopolita, hay que decantarse por TG.

Restaurantes económicos

En Budapest hay varios restaurantes económicos que no descuidan la calidad. Para comer en un sitio donde jóvenes cocineros preparan comidas sabrosas y abundantes, hay que probar Dupla o Ellátó. Dupla está situado cerca de la Plaza Liszt y de la Academia de la Música. Pozsonyi Kisvendéglő es un sitio grande con precios económicos. También vale la pena probar el restaurante turco 3 Testvér, abierto las veinticuatro horas del día.

Calles de restaurantes

Hay dos calles donde se encuentran bares agradables y restaurantes seguidos uno del otro. Por ejemplo en la Plaza Liszt, sólo a unos pasos del Broadway húngaro, la Avenida Andrássy,.tiene una vida nocturna animada y hay varios bares y siempre mucha gente. Otra calle famosa es la calle Ráday, que en los últimos años se ha convertido en el centro de la vida nocturna y es famosa por sus restaurantes y cafés al aire libre en verano, estupendos para cenar y disfrutar del ambiente al viajar Budapest.

Bebidas

Vinos húngaros. Para sorpresa de muchos turistas los vinos húngaros son de calidad tan alta como los mejores del mundo. Los tintos más conocidos son de Villány, Eger, Szekszárd o Mátraalja pero también hay excelentes vinos blancos, de la región del Balaton o Etyek, Somló y de Tokaj, perfecto para una cena agradable. El vino de Tokaj tiene fama mundial y al rey Luis XIV, el Rey Sol, le gustó tanto que lo denominó "el vino de los reyes, el rey de los vinos"

La producción de vino de Hungría es de cuarenta y dos millones de hl., que fermentan en veintidós regiones vinícolas históricas. Budapest también cuenta con una capacidad importante de almacenamiento y embotellamiento y existen incluso rutas vinícolas para dar a conocer los vinos del país al visitante.

Pálinka. Destilado de diferentes frutas, hoy día se vende sólo de alta calidad. Los mejores son de ciruelas o con frutas pasas y el aguardiente de miel es especialmente sabroso.

Unicum. Es tradicional y centenario, un licor húngaro de hierbas. Originalmente era una medicina basada en una receta secreta de la familia Zwack. Mejora la digestión y el estado de ánimo. Es muy fácil de reconocer por su botella redonda y la cruz.

Cervezas. Las cervezas húngaras como Dreher, Borsodi o Soproni Ászok son excelentes. En varios sitios ofrecen cervezas caseras y también hay un amplio surtido de cervezas internacionales que se pueden pedir en los restaurantes en Budapest .

Cafeterías y confiterías

Antes de la Segunda Guerra Mundial, Budapest era el París del oeste por el gran número cafeterías que tenía. Hoy, estos entrañables sitios están reabriendo sus puertas, ofreciendo buen café, periódicos y una surtida pastelería. Son unos estupendos sitios a los que acudir para tomar un café tras una buena comida en un restaurante de la ciudad. El más grande es el Central, en el corazón de Budapest, que ofrece tartas y otros platos interesantes.

El Café Gerbeaud en la Plaza Vörösmarty es una de las confiterías y cafeterías más conocidas y antiguas de Budapest. También vale la pena visitar Ruszwurm, en el Castillo, que ofrece sabrosos pasteles de crema. Si se va de excursión visite Szamos en el Monte Szabadság. Para desayunar o comer se puede recurrir a Alibi Café en el centro, que tienen el mejor café, comida de calidad y se puede charlar con el simpático dueño. La atmósfera de Művész (Artista en húngaro), cerca de la Opera, es también muy particular. New York era un café famoso, hoy día es un hotel de cinco estrellas, Boscolo, con precios bastante altos.

Recomendar

Viajes.net Budapest

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

2565 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados