Festival de San Patricio

Viajes Dublin

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Festival de San Patricio

El 17 de Marzo, día de San Patricio, es una de las fiestas más celebradas en el mundo entero y motivo de gran orgullo en Dublín.

Fiestas Dubl El Festival de San Patricio supone cinco días de vida y diversión en las calles de Dublín envueltos en color verde y pintas de cerveza. La cultura y la música irlandesa se hacen patentes en todos los rincones de la capital, especialmente bulliciosa durante esta semana de fiesta.

A decir verdad, el mayor y más antiguo festival de San Patricio se celebra en Nueva York desde 1756 cuando los soldados irlandeses marcharon por la ciudad y actualmente más de dos millones de personas asisten a dicho acontecimiento. La versión dublinesa es más modesta pues el desfile se celebró por primera vez en 1995 como parte de una campaña turística de promoción de Irlanda y su cultura, y son unas 600.000 personas las que se acercan a disfrutarlo.

El éxito de la campaña fue tal que actualmente es la celebración más popular del país y ha conseguido el objetivo de que cada vez sean más los países del mundo donde se conmemora extra oficialmente esta fiesta con toda la parafernalia incluida como tréboles, prendas de color verde y brindis con cerveza o whisky.

El festival suele comenzar días antes del desfile, con una serie de eventos como un festival de comedía, un festival de cine o un espectáculo de fuegos artificiales denominado Skyfest, además de numerosos conciertos con especial atención a la música celta y actos relacionados con la cultura irlandesa en general como el baile del Céili.

Lo más importante en el Festival de San Patricio de Dublin es tener un buen “craic”, una palabra irlandesa que significa simplemente “pasar un buen rato ". La gente se reúne para disfrutar de música, baile, bebida y buena compañía. La parte del centro de Dublín conocido como Temple Bar es una pequeña sección llena de bares irlandeses que se abarrotan de turistas durante esos días por lo que si se quiere disfrutar como un dublinés de San Patricio será mejor encaminarse a otras zonas menos turísticas.

El desfile de San Patricio

El momento culminante de todas las celebraciones ocurre el día 17 de marzo con el gran desfile por el centro de Dublín, al que se suman unos 600.000 espectadores para ver las coloridas carrozas, las bandas de música procedentes de todos los rincones del Mundo, los llamativos disfraces y los bailarines y artistas que alegran la cabalgata. Importante llevarse en la maleta una prenda verde para unirse a la fiesta.

Es muy recomendable estar en la ruta del desfile antes de las 10 de la mañana pues las calles por las que va a circular se llenan mucho antes del mediodía El desfile comienza en el extremo norte de Parnell Square, cerca de la Hugh Lane Gallery, a las 12 de la mañana. A continuación, se abre paso lentamente por la calle O'Connell, más allá de Trinity College en College Green y llega a Dame Street antes de que finalice en la Catedral de San Patricio. El desfile dura aproximadamente dos horas y la fiesta se extiende después a los pubs de Dublín con su punto culminante entre las 2 y las 6 de la tarde. Si se quiere tener una visión más tranquila del desfile, se puede alquilar un asiento en alguna de las tribunas por 60€. Los tickets se pueden adquirir incluso por internet.

Historia del Santo

Este santo de origen escocés conoció Irlanda por primera vez cuando a la edad de 16 años lo retuvieron allí como esclavo para trabajar duramente. Con el tiempo logró escapar y llevar a buen puerto su vocación sacerdotal hasta el punto de que cuando concluyó sus estudios, el Papa envió a San Patricio a Irlanda donde fue nombrado obispo en el año 432. Allí tenía el difícil objetivo de convertir al cristianismo a una nación muy dividida en pequeñas tribus y ajena casi por completo a dicha religión. Pronto comenzó a crear comunidades cristianas por todo el país, predicando el Evangelio a todo aquél que lo quería escuchar, levantó iglesias, fundó diócesis, bautizó y ordenó sacerdotes.

San Patricio vivió en absoluta pobreza, rechazando todo tipo de limosnas personales. No así las contribuciones que destinaba a los más necesitados y a la evangelización, que lo ayudaron a cumplir con su misión hasta su muerte, el 17 de marzo de entre los años 461 al 464. A San Patricio se debe, entre otras cosas, la difusión en toda Irlanda del shamrock, una planta similar al trébol que utilizaba para explicar el fenómeno de la Santísima Trinidad. A través de sus tres hojas intentaba demostrar que podían convivir tres elementos en un mismo cuerpo. Este trébol es hoy en día un símbolo nacional y se encuentra siempre asociado con la buena suerte de los irlandeses. En el Festival de San Patricio en Dublin los tréboles están por todas partes y será difícil no volver con algún recuerdo alusivo.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5 / 10

1 votos

1533 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados