Guinness Storehouse

Viajes Dublin

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Guinness Storehouse

Una cerveza que representa a un país, una filosofía de vida y una embajadora presente en todos los países del Mundo. Conocer la fábrica donde empezó todo en 1759 es algo que ningún turista quiere perderse cuando visita Dublín.

Museos Dublin El museo dedicado a ensalzar y conocer esta cerveza tan especial es el Guinness Storehouse y desde que abrió sus puertas en noviembre del año 2000 lo han visto cuatro millones de personas, por lo que es ya la atracción turística más visitada de Irlanda. Se encuentra situado dentro de la propia fábrica, donde se producen, cada día, unos tres millones de pintas que esparcen su característico aroma por toda la ciudad.

La fachada principal de la cervecería Guinness, fundada en el año 1759 por Arthur Guinness, se encuentra al lado de la antigua puerta medieval de St. James´s Gate, a pocos pasos del centro de Dublín. El Storehouse o almacén, se construyó originalmente en 1904 para realizar allí el proceso de fermentación de la cerveza. Su construcción sigue el estilo de la Escuela de Arquitectura de Chicago, que usa enormes vigas de acero para dar apoyo a la estructura del edificio. En 1988 dejó de utilizarse para la fermentación y se aprovechó su estructura para crear un museo que de a conocer a los visitantes todos los detalles posibles sobre el mundo Guinness.

La parte principal del Storehouse tiene la forma de una pinta gigante, que se eleva desde la recepción, en la planta baja, hasta el Gravity Bar, que parece rozar el cielo. Para llenar esta pinta gigante serían necesarios aproximadamente 14,3 millones de pintas de cerveza. En su interior se encuentra también la tienda oficial de recuerdos Guinness que ofrece una gran cantidad de detalles para regalar y es sin duda el mejor sitio para adquirirlos.

Planta baja

Donde se encuentra la tienda y la primera exposición, que presenta los cuatro ingredientes de la cerveza Guinness: agua, cebada, lúpulo y levadura. También en esta planta se puede conocer algo más sobre la vida del creador de este imperio, Arthur Guinness.

Primera planta

Es una oportunidad para conocer, de la mano de un maestro cervecero virtual, el proceso de fabricación de la cerveza paso a paso. En esta misma planta se visita un Laboratorio de degustación donde se puede conocer las distintas variedades de cerveza Guinness. También se hace una incursión en los medios de transportes que hacen llegar la cerveza a todos los rincones y se puede descubrir el arte de la fabricación de toneles.

Segunda planta

En el Guinness Storehouse de Dublin se hace un curioso recorrido por la historia de las campañas publicitarias y se exponen algunos recuerdos de la marca. Se da a conocer la historia de sus populares iconos, desde el tucán hasta los surfistas de Guinness e incluso se proyectan algunos de los más representativos anuncios de televisión.

Tercera planta

La Zona 'Tú eliges' es una exposición interactiva que provoca en los visitantes la reflexión sobre sus hábitos de consumo de alcohol y la forma de discernir la línea que separa la diversión del abuso de la bebida. Recientemente se han instalado en esta planta cuatro pantallas que permite conocer si algún familiar se encontraba entre los más de 16.000 empleados que han trabajado en la fábrica Guinnes desde 1880 y hasta finales del siglo XX. En caso afirmativo se puede conseguir toda la información impresa, incluso con fotografías de la época, por sólo 5€.

Cuarta planta

La exposición 'Historia del edificio' hace un recorrido por la vida del Storehouse desde su construcción como planta de fermentación en 1904 hasta su resurgimiento en el año 2000 como museo. También aquí se encuentra el tablón de mensajes, donde se puede anotar la reflexión que venga a la mente en ese momento.

Quinta planta

De aquí se sale sabiendo tirar una pinta de Guinnes y con un certificado de acreditación que lo demuestra. En esta planta se encuentra también el Source Bar, con un interesante diseño, y a su lado el Brewery Bar, donde se puede comer platos de la cocina tradicional irlandesa con la cerveza como ingrediente básico. Entre ellos es recomendable probar el pan negro y el estofado de carne con puré de patata.

La sección My Goodness My Gilroy es una exposición de la obra de John Gilroy, el artista responsable de la campaña publicitaria de Guinness desde 1930 hasta 1960. La exposición muestra bocetos originales, ilustraciones y posters de Gilroy procedentes del Archivo de la cervecera. También se muestran los anuncios televisivos de Guinness emitidos en 1955, en los que cobraron vida los famosos personajes de Gilroy.

Sexta planta

Dedicada al Gravity Bar donde obsequian al visitante con una pinta gratuita de cerveza como punto final de recorrido. Hay que pararse a degustarla despacio mientras se disfrutan de las vistas panóramicas de 360º sobre la ciudad de Dublin que ofrece este pub circular suspendido en las nubes.

Mundo Guinness

Una porción de la cebada es escamada y asada para darle su color oscuro rubí y su sabor característico.

Su espuma se caracteriza por ser suave y cremosa.

Una pinta tiene 198 calorías, menos que una de zumo de naranja.

El arpa irlandesa se usó primeramente como símbolo de la cerveza, y sólo más adelante fue adoptado por el Gobierno de Irlanda como símbolo oficial del país.

Cada día se venden 10 millones de vasos de esta cerveza en 150 países diferentes.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8.33 / 10

3 votos

2072 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados