Islandia

viajes Islandia

ofrecido por
Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Islandia

Islandia está pasando a ser uno de los destinos favoritos dentro de Europa, gracias en gran parte a sus accidentes naturales como los glaciares, los géiseres, las fuentes termales o los volcanes en actividad. Pero no sólo su paisaje es interesante y también resulta muy llamativa su historia, literatura y su cultura típica que conviene conocer en los viajes Islandia.

Visitar Islandia

Viajes IslandiaSe encuentra formado por varias islas e islotes que rodean a una principal en la que se concentra la mayor parte de la población siendo en consecuencia la suya una geografía muy particular que ha cautivado a más de un turista en sus viajes Islandia.

Sus características geográficas están determinadas sobre todo por su situación en la dorsal mesoatlática, lo que le ha hecho contar con una gran actividad volcánica que ha afectado al paisaje del país, que se caracteriza en la parte interior por una meseta con desiertos, montañas y glaciares, mientras que en las tierras bajas predominan sobre todo los ríos glaciares.

El primer asentamiento humano en Islandia data del año 874 cuando, según relata el Landnámabók o Libro del asentamiento, el noruego Ingólfur Arnarson pasó a ser el primer colono permanente de la isla al que le siguieron otros personajes y pueblos de origen nórdico y gaélico que se asentaron en Islandia.

Aunque al principio la economía islandesa de dedicó principalmente a la pesca y la agricultura, ya en el siglo XX despegó industrialmente pasando ser hoy una de las más desarrolladas y ocupando el quinto lugar a nivel mundial.

Culturalmente es un lugar muy importante y algunas de las muestras más antiguas que se pueden admirar en los viajes a Islandia son las tallas de madera en las que se representan antiguas leyendas vikingas, y que son las que más interés despiertan en los turistas llegados de todo el mundo. Pero también resultan muy interesantes los manuscritos miniados y las esculturas de temas cristianos que han llegado hasta nuestros días.

Este es por tanto un destino muy interesante para los amantes de la cultura, pero son sobre todo los aficionados al deporte los que encuentran aquí un auténtico paraíso, en especial para los practicantes del trekking que encuentran aquí algunos de los mejores paseos de Europa a través de unos itinerarios impresionantes en paisajes salvajes como los de Landmannalaugar, Látrabjarg y Hornstrandir entre otros.

También se recomienda disfrutar de los paseos en trineo en el manto glaciar de Langjöuk y para los que prefieren el esquí hay en Reikiavik algunas de las mejores pistas del mundo. En cambio, el rafting por aguas bravas en el Hvítá, cuya traducción al castellano es río blanco, sólo está indicado para personas que están experimentadas en este tipo de deporte.

En cuanto al clima, las costas meridional y occidental disponen de un clima algo templado en invierno favorecido por las cálidas aguas de la corriente del golfo, aunque eso no evita que de vez en cuando se den lluvias torrenciales. En la capital, Reikiavik, sólo se dan tres días soleados al año a pesar de que los meses de julio y de agosto son los más cálidos mejorando el clima entre el norte y el este.

La zona más soleada es en cambio la de Akureyri y del lago Mývatn en el centro del país, mientras que la más calurosa es la zona de Egilsstaðoir situada en el centro.

Lugares de interés en Islandia

Reikiavik: es la capital de Islandia, y está hecha a imagen de las típicas europeas. Su nombre significa bahía humeante y es en la actualidad la capital más reciente al haber sido fundada en el siglo XIX, además de la más septentrional.

Dispone de todos los atractivos imaginables en otras ciudades europeas aunque lo más interesante en el viaje a Islandia es su casco antiguo, que tiene todo el aspecto de una zona rústica de verdes parques, lagos, mercados y museos. De hecho uno de los lugares más recomendables es el Museo Nacional donde se pueden admirar muchos objetos antiguos típicos del folclore de esta región. Lo más valorado no obstante es la puerta de la iglesia, que data del año 1200 y en el que se representa una batalla nórdica que es como mínimo curiosa.

La parte moderna es también un lugar turístico destacado, ya que dispone de algunas atracciones para los viajeros de mucho renombre como es el caso de la Hallgrímskirkja que es una bella iglesia cuyo diseño se realizó utilizando como inspiración una montaña de lava. Es, no obstante, una construcción bastante reciente, ya que se inició en los años cuarenta y fue finalizada en 1974.

Otro monumento recomendado es la estatua de Leif Ericsson que está considerado el Hijo de Islandia por haber sido el Descubridor de Vinland, un lugar ubicado en Terranova.

Gullfoss y Geysir: es dentro de los lugares turísticos de los viajes Islandia, el más popular y destacado de ellos, que es especialmente conocido por sus fenómenos naturales y por los monumentos históricos que se pueden visitar en él. En concreto, Gullfoss es una catarata de dos pisos que aunque por algún tiempo estuvo en venta para las centrales hidroeléctricas, finalmente el gobierno del país la adquirió para declararla monumento nacional.

Al oeste está Geysir, donde están las mejores muestras de fuentes termales activas del país, siendo el atractivo más importante el Gran Geysir, el cual entró en erupción en el siglo XIV, apagándose en las primeras décadas del XX. Sí se mantiene activo otro cercano, el Strokkur, que es un manantial que expulsa líquido cada tres minutos pudiendo alcanzar una distancia de unos veinte metros.

Mývatn: esta ubicada en el nordeste de Islandia y se considera una de las más grandes maravillas naturales del mundo, siendo lo más interesante el lago azul lleno de aves de todos tipos. Tiene además la particularidad de contar con una de las mejores condiciones climáticas del país a consecuencia de encontrarse protegida de las lluvias por un casquete glacial de grandes dimensiones. Otros lugares de interés aquí son el Parque Nacional Jökulsárgljúfur, las cuevas de hielo de Kverkfjöll, y la caldera del Askja o al cráter del Hverfell.

Helgafell: es una montaña que tiene la categoría de sagrada ya que es la que más aparece citada en las historias de la literatura islandesa, por lo que resulta muy interesante para los turistas. Aunque la mayoría de ellos lo visitan por el hecho de que se dice que si se cumplen unas reglas sencillas durante la subia, se cumplirán tres deseos. Estas normas son subir por la pendiente suroeste hasta llegar a las ruinas del templo sin hablar ni mirar atrás, pedir deseos de fines honestos y por boca de un corazón inocente y descender la pendiente oriental sin revelar los deseos a nadie.

Moverse en Islandia

El aeropuerto más importante del país es el Internacional de Keflavik, que se encuentra junto a la antigua base militar de Estados Unidos. No obstante también viajar a Islandia en vuelos del Aeropuerto Internacional de Reikiavik y el de Akureyri que también están conectados con otras ciudades extranjeras.

Por mar es una forma menos habitual pero también posible de llegar a Islandia ya que dispone de varios puerto marítimos en ciudades como Akureyri, Hornafjörður, Ísafjörður, Keflavík, Raufarhöfn, Reikiavik, Seyðisfjörður, Straumsvík y Vestmannaeyjar.

Fiestas de Islandia

El Día de la Independencia que se celebra el 17 de junio es uno de los mayores acontecimientos del año y se celebra con desfiles coloristas, música y baile por las calles, además de algunas actuaciones al aire libre. También es muy interesante la Sjómannadagurinn en junio como la anterior, y que está dedicada a los marineros por lo que se hacen competiciones de natación y ejercicios de salvamento en el mar.

Ahora bien, para los turistas es mucho más interesante el solsticio de verano, cuando la gente recoge el rocío e la mañana puesto que se dice que tiene poderes curativos mágicos.

Comer en Islandia

En Islandia la gastronomía está preferentemente enfocada a dos alimentos básicos, por un lado el pescado y por el otro la carne de cordero. También es muy común los alimentos en secado mediante salazón, el ahumado, el marinado y en algunas ocasiones fermentando.

El más exótico de estos alimentos conservados es sin duda, el tiburón, que forma parte de un plato tradicional denominado hákarl y que se puede degustar en muchos de los restaurantes de la zona junto con otros más habituales como el salmón o el bacalao ahumado.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

99 votos

4541 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados