Genova

viajes Genova

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Genova

Es una de las ciudades menos conocidas por los turistas que están más habituados a los viajes a lugares como Roma, Florencia o Venecia aunque lo cierto es que aquí se encuentran algunos lugares de interés que se recomienda no perderse. La mayoría de la gente lo conoce por ser el lugar en el que se supone que nació Cristóbal Colón algo que no ha podido comprobarse con certeza pero que supone uno de los mitos más importantes de esta ciudad.

Visitar Genova

Viajes GenovaDurante sus orígenes, Genova fue un asentamiento de los ligures el primero de los pueblos genoveses que se conocen, hasta que en el año 209 a. C. la ciudad fue destruida por los cartagineses y más tarde reconstruida por los romanos.

Fue con esta cultura cuando se convirtió en la sede episcopal, concretamente en el siglo III, dando luego lugar a la ocupación de los bizantinos con la caída del Imperio romano. También los lombardos ejercieron un periodo de control en la zona lo que se traduce en una amplia variedad cultural que se puede apreciar en los viajes a Genova.

En el trascurso de la Edad Media, fue una importante República Marítima dentro del área del mediterráneo por lo que viajar a Génova era bastante habitual. No sólo el comercio se vio recompensado por el hecho de ser una población costera y portuaria de relevancia sino que también las actividades militares vivieron grandes éxitos como consecuencia. Ese fue el caso de la expulsión de los sarracenos de Córcega y Cerdeña, que se consiguió gracias a la alianza entre Pisa y Genova.

Fue tan importante que en poco tiempo dispuso de varios territorios anexos como es el caso de la actual Liguria, la parte del Piamonte y las islas de Córcega y Cerdeña, siendo todas estas partes de la República de Genova.

Con la caida del imperio romano pasó a ser más que un puerto comercial una ciduad pesquera que proveía al resto de la península italiana de este rico producto, además de haber fomentado las actividades agrarias a lo que contribuyó sobre todo la situación en tierras genovesas de los lombardos. En esta etapa formó parte de conocido como Imperio francés, algo que se dio entre el año 1100 y el 1815, cuando pasó componer una de las regiones de Italia y su importancia fue decayendo.

Pocos años después, el comercio se restituyó con al unificación de Italia en 1861 de forma que Génova comenzó a competir con Marsella para obtener la supremacía del Mediterráneo de manera que en la actualidad es el segundo puerto más importante de este Mar.

Sin embargo la gran mayoría de los turistas lo conocen sobre todo por haber sido la ciudad en la que nació Cristóbal Colón aunque es cierto que los orígenes reales de este personaje histórico no están del todo esclarecidos por lo que este hecho se toma más como una tradición que como un dato contrastable.

Su carácter de ciudad eminentemente portuaria hace que el máximo símbolo de la ciudad sea el faro como lo conocen los genoveses la Lanterna, siendo este uno de los muchos lugares que visitar como la Catedral de San Lorenzo, Palacio Spinola o la Plaza de Ferrari.

En cuanto al tiempo, el otoño es una de las estaciones menos recomendadas para viajar hasta aquí puesto que es la temporada más lluviosas para la capital, algo que también se extiende en los meses de la primavera en los que se da una climatología bastante inestable.

Por todo ello posiblemente sea el verano la mejor época para el viaje a Genova ya que aunque se da un tipo de clima bastante seco, en junio este se compensa con algunas tormentas de verano que refrescan mucho el ambiente.

Lugares de interés en Génova

Strade Nuove: en la actualidad se la conoce más como la Vía Garibaldi y está dentro de las ciudades Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde el año 2006, especialmente debido a sus palacios medievales. Esta importante vía forma parte del centro de la ciudad y en ella se alternan las edificaciones más antiguas y monumentales con los modernos edificios dando un aspecto de fuerte contraste que los hace convertirse en la mejor síntesis entre el antiguo y el contemporáneo.

Palacio Ducal: fue durante varios siglos la antigua sede de los Dogos de la República de Génova por lo que tanto entonces como ahora es uno de los edificios más emblemáticos e importantes de esta ciudad. De hecho, en el dogo es donde vivía el máximo dirigente de la República, el dux o jefe, por lo que eso hace una idea del interés tanto histórico como turístico de esta construcción que se recomienda conocer.

Torres de Porta Soprano: fueron construidas en el año 1155 y son uno de los monumentos que más importantes y características de Genova. A ellas se llegan durante el paso por la via San Lorenzo, siendo esta una de las entradas más antiguas datada en el siglo XII. Lo más impresionante es la similitud entre sus dos torres gemelas que las hacen ser un auténtico monumento turístico.

Catedral de San Lorenzo: es el templo cristiano más interesante y fue construido en el siglo XII por lo que corresponde al periodo artístico del gótico con las particularidades que este contaba en el país italiano. No obstante se siguió bastante más que en otros lugares de Italia el estilo frances como consecuenca de la invasión lombarda, lo que se refleja en la fachada de tres portadas, el rosetón central o las columnas policromadas que lo decoran. Aunque la catedral es el más importante de los edificios religiosos existen otros muchos que conviene visitar como las iglesias de San Luca, San Siro y San Pietro in Banchi cuyo principal atractivo son los talleres antiguos que se encuentran dentro de edificio y que se pueden visitar.

Palazzo Rosso: es interesante sobre todo porque en él se encuentra una de las mejores colecciones a obras de arte de la región del ligure del siglo XVII, por lo que son muchos los turistas que dedican una parte de su viajes para conocer lo que ofrece este palacio convertido en museo.

Piazza di Ferrari: otro de los lugares más emblemáticos y un centro de reunión corriente para los genoveses. En ella se dan edificios de todos los estilos y es además la más céntrica de las plazas de la ciudad lo que ha sido la causa de que se tomara como uno de los puntos más importantes de la vida de Génova. Es muy importante la gran fuente circular que se sitúa exactamente en el centro y cuyos saltos de agua sirven para refrescar a más de un turistas en los meses más calurosos del verano.

Claustro de Santa Andrea: se encuentra en las cercanías de la casa natal de Cristóbal Colón y en uno de los más curiosos de Italia, Sobre todo llama la atención el hecho de que no hay ningún tipo de edificio en sus alrededores de manera que únicamente se encuentra el claustro y el pozo que está en el centro del mismo.

Moverse en Génova

El principal de los aeropuertos de la zona es el de Cristoforo Colombo, el cual está en Sestri Ponente una población cercana que se encuentra a tan solo 6 kilómetros del centro de la ciudad lo que equivale a no más de 15 o 30 minutos de viaje según el estado del tráfico.

Para desplazarse por su interior el transporte público es una buena opción ya que las redes de que dispone son bastante completas y permiten moverse de una parte a otra en poco tiempo y a un precio bastante económico. Además desde el ayuntamiento se fomenta su uso también por parte de los residentes ya que así se consigue descongestionar una tráfico que hasta el momento había estado bastante saturado. Este transporte público está compuesto por los servicios de metro y de autobús.

Fiestas de Génova

Las fiestas de Genova son muy numerosas, pero sobre todo muy interesantes puesto que es una de las mejores formar de acercarse al folclore de esta ciudad. Sin duda el más popular y disfrutado por los turistas es el Carnevale cinquecentesco, ambientado en el siglo XVI y en el que son frecuentes los bailes de máscaras y los prestidigitadores.

También se recomienda conocer la “Regata y corteo histórico de las antiguas Repúblicas Marineras” en la que participan regatistas de Amalfi, Venecia, Pisa y Génova como un desafío entre las ciudades aunque cada año se celebra en una de ellas de forma rotatoria, por lo que lo más conveniente es informarse de cuando toca en está última.

Comer en Genova

La cocina de esta ciudad está muy influenciada por la de Ligue por lo que al viajar a Genova, la mejor gastronomía se puede degustar en sus restaurantes. Son muy populares aquí productos como la albahaca, el ajo, los piñones y el aceite de oliva extravirgen con el que se prepara el pesto la salsa más popular de la zona y que acompaña a muchos de sus platos de pasta.

Recomendar

Viajes.net Genova

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5.5 / 10

68 votos

4726 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados