Museos Roma

Viajes Roma

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Museos de Roma

Un viaje Roma es siempre un tour artístico, pues más de la mitad del patrimonio histórico-artístico del mundo se encuentra en Italia, y mucho de este patrimonio está en la capital. Aunque la lista de museos que aquí se encuentran es pequeña, entre ellos hay dos de los espacios expositivos más grandes del mundo, el Museo Capitolino y los Museos Vaticanos.

Museos Roma En estos museos Roma se mezcla armoniosamente la arquitectura con la pintura y se difumina la línea entre la escultura y la arqueología, pues forman un todo indivisible de gran belleza. Los muros de los soberbios palacios encierran las esculturas clásicas, la fina cerámica etrusca, los frescos de Miguel Ángel o los más elaborados tapices flamencos sobre diseños de Rafael. Muchos iconos de Occidente los encontramos aquí al alcance de la mano.

Villa Farnesina o Galeria Nacional de Arte Antiguo.

El edificio data de 1508 y es la primera villa romana de estilo renacentista, obra de Baldassarre Peruzzi, con un diseño clásico y armonioso. Para la decoración se escogieron a Raffaello y Sebastiano del Biombo. La sala principal denominada Sala de Galatea, tiene frescos en la bóveda del techo con la posición exacta de los astros el día del nacimiento del propietario de la casa. No hay que perderse La Loggia de Cupido e Psiche y Il Trionfo di Galatea obra de Raffaello. También se pueden ver magníficas obras de Rubens, Van Dyck, Murillo o Caravaggio.

Museos Capitolinos

El conjunto de museos denominados del Capitolio, fueron creados en 1471 con la donación de la colección personal de estatuas del Papa Sixto IV al los ciudadanos de Roma. Entre estas estatuas se contaba la cabeza, la mano y el globo de la colosal estatua de Constantino. Las colecciones de este museo son uno de los más extensos legados de historia artística y sociológica de Roma. Las colecciones se reparten en dos edificios: El Palacio Nuevo y El Palacio del Conservatorio principalmente. Se han hecho dos extensas ampliaciones y ahora pertenecen al museo los palacios Caffarelly y Clementito y el Tabularium.

En la colección del Museo Capitolino se encuentra una gran colección de estatuas clásicas, como la de Marco Aurelio y la famosa Lupa Capitolina. En la pinacoteca se pueden ver hasta doscientas cuarenta obras de pintores como: Guido Reni, Pietro Cortona, Rubens y otros. Para finalizar está la Galería Cini con su colección de más de cuatrocientas piezas de porcelana; y la galería de retratos con obras de Van Dyck oVelázquez

Museo Nacional Romano

Fundado en 1889, este museo conserva gran parte de las obras antiguas encontradas en Roma en el año 1870. También ha heredado innumerables colecciones privadas, muchas de ellas de Papas, convirtiéndose en unos de los museos arqueológicos más destacados del mundo. Este extenso museo incluye los edificios de la Terma de Diocleziano, la Iglesia de Santa María degli Angeli y el antiguo monasterio cisterciense, incluida la celda de trabajo de Miguel Angel. La sede del Palazzo Massimo recientemente restaurada y abierta al público, acoge una parte importante de la colección originaria, mientras que la colección Ludovisi está expuesta en el Palazzo Altemps.

Museos Vaticano

Estos museos Roma guardan una de las colecciones de arte más importantes del mundo. Los palacios originalmente se edificaron como residencias papales renacentistas. En el siglo XVIII se expusieron por primera vez al público las obras de arte de los Papas a lo largo de los siglos. Por nombrar algunos de los tesoros más preciados, destacan el Museo Gregoriano Egipcio, creado en 1839 por Gregorio XIV, que comprende una importante documentación de la civilización y el arte del antiguo Egipto, con momias y sarcófagos, estelas funerarias y conmemorativas, así como estatuas de época romana inspiradas en el arte egipcio, entre otras. Poder disfrutar de todas estas maravillas hace que merezca la pena viajar hasta Roma.

El Museo Pío-Clementino guarda una gran colección sobre todo de esculturas griegas y romanas, entre las que se destacan el Juno Sospita, la Amazona Herida, el Busto de Trajano, la Ariadna Dormida, el Apolo de Belvedere, el Hermes, la Estatua de Diosa, el célebre grupo del Laoconte y el Heros de Centocelle, entre otros.

El Museo Gregoriano Etrusco, fue creado en el año 1837 por Gregorio XVI. En su interior se encuentra una interesante colección procedente de las excavaciones de la Etruria meridional. Una visita obligada es la Galería de los Candelabros, la Galería de los Tapices y la Galería de los Mapas pero hay que tener en cuenta que sólo abre los lunes y los viernes por la mañana.

Las Estancias de Rafael, decoradas por él mismo a petición de Julio II en 1508, están consideradas como una de las obras maestras de todos los tiempos. Se pueden visitar la Estancia del Incendio del Borgo, la Estancia de la Signatura y a continuación, la Galería de Rafael, situada en el segundo piso. Se distinguen además, la Capilla de Fray Angélico, ornamentada toda ella con frescos de Fray Angélico del siglo XV y el Apartamento Borgia, en cuya visita se incluyen las dos estancias de la Torre Borgia.

La Pinacoteca Vaticana, con una maravillosa exposición de obras como Historias de San Nicolás de Vari, la Virgen del Magnificat, la Coronación de María, el Cristo ante Pilatos y el Tríptico Stefaneschi, entre otras, además de los diez tapices tejidos por Pieter vam Aelst a principios del s.XVI, sobre cartones de Rafael.

La Capilla Sixtina, es la joya de los museos vaticanos y fue construida entre los años 1475 y 1481, en la época de Sixto IV. En ella se celebran los cónclaves para la elección de los Papas, siendo además la Capilla privada y oficial de los Pontífices. La Bóveda es, sin duda, uno de los mayores atractivos de la Capilla. Fue decorada por el genial Miguel Angel con maravillosos frescos, iniciados en el año 1508 y acabados en 1512. Las figuras y las escenas se encuadran en una bella y monumental obra arquitectónica pintada.

La Villa Borghese

Fue la residencia del cardenal Scipione Borghese y del Papa Paolo V. Construido en 1605, pasó a manos del estado en 1901 y entonces se convirtió en museo y parque. Parte del conjunto de los jardines lo forma el Bioparco de la Villa, un espacio dedicado a la zoología y los animales exóticos. El conjunto de la Villa Borghete lo forman varios palacios integrados todos por los jardines y que guardan varios museos de Roma:

Casino Borghese, sede del Museo y Galería Borghese. Es un edificio con balaustrada y fachada de dos cuerpos unidos por un pórtico con terraza. En los nichos de la fachada se pueden ver varias esculturas clásicas de gran belleza. La colección del museo incluye obras de escultura y pintura de gran valor, todas ellas pertenecientes a la colección privada de la familia Borghese, reunidos por el principe Camillio Borghese en el siglo XIX. Entre las obras de la colección se encuentran: el retrato de Paolina Borghese por Canova, El Rapto di Proseppina, l’Apollo e Dalfne y el Davide de Bernini, pinturas de Rubens o Tiziano.

El Palacio de la Academia de Bellas Artes. Obra de Basan en el 1911 y sede de la Galería Nacional del Arte Moderno. Se pueden apreciar obras de: Mosé, De Chirico, Boccioni, Balla, Prampolini y Pomodoro.

La Villa Giulia. Construida como coto de caza para el Papa Giulio II. Actualmente alberga la colección de escultura del Papa ubicada en el palacio y en los jardines. Obras de Vignola, Vasari y Ammannati. En el jardín hay un pequeño bar, que abre en verano, vale la pena tomarse un café en este precioso ambiente. El museo de la Villa Giulia posee la colección de arte etrusco más importante de Italia central.

La Villa Svezia que alberga la Colección del Museo Africano y de Zoología.

Recomendar

Viajes.net Roma

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3919 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados