Plazas de Roma

Viajes Roma

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Plazas de Roma

Roma está llena de plazas llenas de historia y arte, recorrerlas es una forma muy aconsejable de visitar la ciudad, pues son una parte fundamental del encanto de la Ciudad Eterna.

Turismo Roma Numerosas son las plazas de Roma que se pueden elegir para hacer una ruta, algunas de ellas famosas en el mundo entero y otras pequeñitas pero con encanto. Sin lugar a dudas, las diferentes opciones no dejaran al visitante indiferente sino con ganas de conocer más plazas interesantes en futuros viajes, pues quien visita Roma, vuelve.

Plaza de San Pedro

Se encuentra en el centro de Roma y en ella se erige la basílica con el mismo nombre. La plaza es un precioso ejemplo de arte y arquitectura barrocos. Es visitada cada año por millones de peregrinos cristianos de todo el mundo pues junto con su basílica, se han considerado como el corazón del cristianismo y de la Iglesia Católica. Además, la columnata, gran obra del famoso Bernini, representa a dos grandes brazos que rodean a los fieles.

Bernini construyó la plaza de acuerdo con su pensamiento. La Plaza de San Pedro debía convertirse en un lugar para acoger a los fieles que venían a recibir la bendición “urbi et orbi” y, por lo tanto, había que colocar la Logia de la Bendición de forma que todo el mundo pudiera verla. Durante la temporada estival, en la plaza también tienen lugar celebraciones litúrgicas y, sobre todo, el domingo a mediodía, el Angelus Domini, en el que el Papa se asoma a las ventanas de su oficina para dar su bendición a la multitud reunida para escucharlo.

Piazza Navona

En la superficie actual de la plaza se encontraba el Circo de Domiciano, donde tenían lugar espectáculos públicos, juegos e incluso simulacros de batallas navales. Este sitio siguió siendo, incluso después de caer en ruinas hasta desaparecer, un lugar de diversión en el que el pueblo se reunía durante las fiestas. Esta costumbre se mantuvo hasta el siglo XIX; los comediantes, acróbatas y bufones entretenían a la gente con sus espectáculos durante los domingos de fiesta.

La forma actual de la Piazza Navona se remonta al período comprendido entre el s. XVII y el s. XVIII. En esta época ya se encontraban las fuentes, el Palacio Pamphilj y la Iglesia de Santa Inés. Desde entonces, la plaza se ha mantenido intacta y esta es una de las razones que la hacen tan interesante.

Plaza de España

Es una de las plazas de Roma más importantes, pues aquí comienza la Vía Sixtina, el camino que conduce directamente a la Basílica de Santa María la Mayor. El espectáculo monumental ofrecido por la escalinata de Trinitá dei Monti es uno de los más fascinantes de Roma. Obra de Francesco de Sanctis, fue construida en homenaje a la Santísima Trinidad. Desde principios de los años cincuenta, durante la primavera, la escalinata es adornada con miles de azaleas.

En la Plaza de España se encuentra también la Barcaccia, la famosa fuente barroca esculpida por Bernini. Fue construida para recordar la inundación que asoló Roma a finales del 1500. Las barcazas, embarcaciones utilizadas para el transporte de mercancías, permitieron llegar al punto donde se encuentra la fuente del Tíber. Desde siempre, numerosos artistas frecuentan la plaza, que ha sido durante mucho tiempo el centro cultural y turístico de Roma.

Plaza del Popolo

Es el lugar donde convergen las tres calles más importantes de Roma: la Via del Babuino, la Via di Ripetta y la famosa Via del Corso. La plaza se caracteriza por numerosos elementos. Si se viene desde la parte norte, por la Via Flaminia, se puede contemplar la Porta del Popolo, diseñada por Bernini, mientras que en el centro de la plaza se encuentra un obelisco egipcio, que se remonta al s. XII a.C. En la Piazza del Popolo se erigen tres iglesias. La más importante es la Iglesia de Santa María del Popolo, que fue construida en el siglo XI, para después sufrir numerosos cambios hasta el s. XVII, cuando el Papa Alejandro VII ordenó restaurar la iglesia a Bernini para hacerla más viva y barroca. Las otras dos iglesias, llamadas las Iglesias Gemelas, fueron construidas también por voluntad de Alejandro VII y proporcionaron a la Piazza del Popolo su configuración actual.

Plaza del Campidoglio

Hay varios edificios importantes, como el Palacio de los Conservadores y el Palacio Nuevo, en los laterales, así como el Palacio Senatorio, la sede del Ayuntamiento de Roma. La plaza fue diseñada por Miguel Ángel. En el centro de la plaza se encuentra la estatua ecuestre del Emperador Marco Aurelio, que se apoya en una base que también fue creada por Miguel Ángel. La estatua ha sido sustituida por una copia, conservando la original en los Museos Capitolinos.El acceso a la Plaza del Campidoglio se realiza a través de la Cordonata, una gran escalinata, delimitada por las esculturas de mármol de Cástor y Póllux. El pavimento de la plaza, diseñado también por el maestro Miguel Ángel, forma una estrella de doce puntas con placas de travertinos.

Plaza Campo de Fiori

Es uno de los lugares con mayor relevancia histórica de Roma. El famoso mercado al aire libre, bullicioso y colorido, es muy frecuentado, tanto por turistas como residentes a todas horas del día, gracias a sus numerosos bares y restaurantes. La estatua de Giordano Bruno recuerda este filósofo fue quemado vivo por la inquisición justo en el lugar en el que se encuentra la estatua. En cuanto al origen del nombre, la teoría más probable es que se derive de Flora, que fue una concubina del emperador Pompeyo, mientras que otros prefieren pensar que se debe a la época en que la plaza estaba cubierta de flores y de hierba. La vida nocturna de Campo de 'Fiori está en continua actividad, ya que la plaza es uno de los puntos de encuentro más populares de Roma.

Recomendar

Viajes.net Roma

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

1 votos

4237 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados