Riga

viajes Riga

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Riga

La capital de Letonia contiene uno de los legados modernos más impresionantes de Europa que se materializa en sus increíbles edificios del Art Nouveau alemán. Es una de las pocas muestras de este estilo nacional que han quedado en pie tras la Segunda Guerra Mundial, por lo que no es de extrañar que la UNESCO la haya catalogado como Patrimonio de la Humanidad.

Visitar Riga

Viajes RigaLos viajes Riga son los más habituales al visitar Letonia ya que la capital es la que más interés despierta entre los turistas, algo que se explica principalmente porque esta ciudad es el centro cultural, educativo, político, financiero, comercial e industrial de este país.

Su centro histórico fue declarado por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad en parte gracias al increíble conjunto de edificios Art Nouveau de toda Europa que se contempla aquí.

La ciudad fue fundada hacia el año 1201, cuando el obispo de origen alemán Albrecht von Buxhoeven llegó desde Bremen para evangelizar la región de Livonia, que estaba habitada por pueblos bálticos de religión pagana, evangelización que estuvo apoyada por la orden Teutónica que no sólo llegó a controlar Riga, sino también el resto del país.

La adhesión consecuente con la Liga Hanseática, supuso un periodo de bonanza comercial que duró todo el medievo, y que hizo que se constituyera allí una clase mercantil muy importante, principalmente formada por alemanes que mantuvieron durante generaciones el control político de la ciudad. Muchos de los legados arquitectónicos de esta clase se han conservado hasta nuestros días, y se peuden admirar en los viajes Riga.

Como ocurrió con el resto de Letonia la ciudad vivió sucesivos periodos de ocupación entre las que están los polacos, los suecos y los rusos, de manera que durante el imperio ruso la ciudad creció en importancia convirtiéndose en uno de los puertos más importantes para Rusia.

Tras la disolución del imperio zarista, Riga pasó a ser la capital de la nueva República independiente de Letonia en 1918 aunque luego el país fue anexionado a la antigua URSS, no recuperando su independencia hasta mucho después con la caída del régimen comunista ruso en el año 1991.

Para los turistas Riga es una ciudad muy cómoda de visitar ya que la mayor parte de las atracciones se encuentran situadas a muy poca distancia entre ellas, de manera que están concentradas en torno a la orilla del río Duagava. La ciudad antigua es la que más dispone de lugares de interés aunque casi toda Riga puede resultar cautivadora gracias a la enorme cantidad de edificios de todos los estilos que van desde el gótico hasta el Art Nouveau pasando por algunos del renacimiento.

En Riga el clima es bastante rigurosos con inviernos muy fríos en los que incluso se puede llegar a temperaturas situadas en torno a los - 4ºC especialmente en los meses situados entre diciembre y marzo. Las veranos no son tan extremos y aunque las temperaturas son algo más agradables no suelen superar la media de 17ºC. También conviene tener en cuenta que durante los meses estivales son muy frecuentes las lluvias y las tormentas.

Lugares de interés en Riga

Monumento a la Libertad: es el monumento más emblemático e importante de Letonia y además fue pagado y levantado íntegramente por los ciudadanos de Riga en el año 1935, habiendo sobre vivido a cuatro décadas de dominio de la Rusia soviética. Durante ese tiempo estuvo prohibido depositar flores sobre él, ya que el que lo hacía era encarcelado, sin embargo hoy es muy frecuente hacerlo y ha recobrado todo el esplendor del que disfrutó en sus orígenes gracias a la restauración que se ha hecho sobre el mismo. Es también el lugar favorito de reunión de los habitantes de Riga por lo que no es de extrañar que alrededor de él haya siempre mucha gente y que sea una visita obligada en el viaje a Riga .

Art Nouveau: más que un monumento concreto se trata de un conjunto puesto que en esta ciudad se encuentra una de las más bellas y completas muestras del estilo nouveau en Alemania, a la que se conoce como Jugendstil y que se ha podido conservar frente a otras ciudades alemanas puesto que no sufrió los mismo bombardeos que estas.

Son muy comunes en estos edificios las ornamentadas espirales de estuco que adornan las entradas de las casas junto con las fachadas embellecidas por caras humanas y algunas torres extravagantes que coronan los techos de los edificios. La mayoría de estos edificios se encuentran en la parte nueva de la ciudad, la cual es una de las zonas turísticas más importantes e interesantes de Letonia.

Catedral de Riga: es el edificio religioso más importante de la ciudad que empezó a ser construido en el año 1211 por Albert von Buxhoeveden quien pasó a ser su primer obispo. Este museo dispone de una de las más espectaculares mezclas de arquitectura románica y gótica, lo que la convierte en un conjunto monumental esencial en los viajes Riga.

También dispone de un museo en el interior donde se organizan exposiciones en las que se retratan el periodo de entreguerras junto con otros periodos importantes de la historia de Riga. Sin embargo lo más destacado de su interior es el órgano que fue construido entre 1883 y 1884 y al que le fueron incorporados algunos tallados de los siglos XVII y XVIII.

Iglesia de San Pedro: es otro de los edificios más llamativos de la ciudad y está dedicada al santo patrón de Riga. Se encuentra dentro del estilo propio de los países del Báltico, que se caracteriza sobre todo por sus ladrillos rojos tan frecuentes en las construcciones que van desde Alemania hasta Estonia.

Data del año 1408 y fue construido para sustituir una iglesia de madera que se quemó y que se encontraba en este mismo lugar. Disponía de una aguja de madera en lo alto de su torre que era la más alta de Europa, pero que fue destruida por los bombardeos alemanes en el año 1941 y de la que hoy se ha colocado una réplica en acero colocada en el lugar de la originaria.

Museo de la ocupación de Letonia: aunque se encuentra dentro de un edificio que dispone de una de las fachadas menos bonitas de Riga, y que pertenece a la era comunista, es también de los más interesantes al que no van la mayor parte de los turistas por desconocimiento. Aquí se realiza uno de los mejores recorridos por la historia moderna de Letonia, y que va desde la ocupación nazi y soviética hasta los acontecimientos previos a la independencia del país en 1991.

Mercado central: lo más curioso del mercado es posiblemente el hecho de que se encuentre en unos antiguos hangares para zepelines de 1930. No tiene nada que ver con los modernos centros comerciales y ahí reside en parte su gracia ya que se toma contacto directo con los habitantes de la ciudad al mismo tiempo que se pueden comprar algunas de sus frutas y verduras más características.

Casa Mentzendorff: es una de las viviendas de los mercaderes alemanes que se asentaron aquí e hicieron crecer la ciudad. Data del siglo XVII y fue restaurada hasta devolverle la riqueza y esplendor de los primeros años respetando todos los detalles constructivos. Además, se conserva la mayor parte del mobiliario original de época junto con varios objetos de valor histórico.

Casa de los Blackheads: es un magnífico edificio gótico que se contruyó en el siglo XIV y que sirvó de cuartel general de los mercaderes solteros llamados Blackheads. Se ha conservado el vestíbulo en el que se reunía este grupo y aunque durante la etapa soviética cayo en el olvido, hoy es uno de los monumentos más importantes para visitar en los viajes a Riga.

Moverse en Riga

El aeropuerto internacional de Riga es el que recibe la mayoría de los viajes realizados a Letonia, y se encuentra situado no más de trece kilómetros del centro de la ciudad por lo que resulta muy fácil acceder desde ahí a la capital. Al viajar Riga hay varios vuelos directos con ciudades de toda Europa, lo que hace que este aeropuerto disponga de un volumen de tráfico bastante elevado.

Para moverse por la ciudad hay varios medios de transporte público bien acondicionados como los microbuses, los autobuses, los tranvías y los trolebuses por lo que con ellos se puede llegar a cualquier área de la ciudad.

Fiestas de Riga

La capital del país cuenta sobre todo con eventos relacionados con la música como es el caso del Festival Internacional de Música de Cámara que tiene lugar en el mes de junio o el Festival de ópera de Riga que se celebra en el mismo mes. También resulta interesante el Día de la Ascensión una fiesta típicamente religiosa en la que se realizan varias procesiones durante todo el día 14 de agosto.

Comer en Riga

Riga dispone de una oferta muy amplia en restaurantes de todas las nacionalidades, aunque para los turistas lo más recomendable es visitar aquellos en los que se sirva la comida típicamente letona. En ella son muy frecuentes los pescados, tanto ahumados como cocinados, además del caviar, un producto de lujo que aquí es algo más asequible.

La carne es también un ingrediente importante es su gastronomía y por lo general se sirve con guisantes, champiñones y patatas como acompañamiento. Es el caso del caldo de cerdo que lleva además cebollas, patatas y cebada.

En cuanto a los postres, los más habituales son los que están hechos con pasta de hojaldre y a los que se les incorpora las frambuesas y los arándanos.

Recomendar

Viajes.net Riga

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6 / 10

85 votos

3901 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados