Vilnius

viajes Vilnius

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Vilnius

Conocer Vilnius no sólo es imprescindible al viajar a Lituania, sino que además este es un lugar muy recomendable por si mismo gracias a su maravilloso centor histórico que está considerado uno de los mejores de Europa además del más grande. No sólo los interesados en el arte y la historia lo disfrutarán, sino también todo tipo de turistas que encontrarán aquí muchas ofertas agradables para los viajeros.

Visitar Vilnius

Viajes Vilnius(vilniausapskritis)También conocida como Vilna, la capital de Lituania es la ciudad más poblada e importante de este país, cuyo centro histórico fue considerado en 1994 como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, lo que hace que también sea un lugar destacado para el turismo y que los viajes Vilnius sean bastante populares en las visitas a Lituania.

Unos de los primeros habitantes fueron los eslavos, que llegaron hasta aquí por una invasión de tribus bálticas, aunque luego les siguieron otros pueblos como los hebreos en el siglo XI, a partir de los cuales comenzó a girar la leyenda de la ciudad de Voruta con la que se identificaba la de Vilnius, aunque no está constatado.

Fue mencionada por primera vez en 1323, en un documento escrito que ha perdurado hasta nuestros días y por el que se ha conservado alguna información de la ciudad, cuya zona centro fue en aquellos tiempos un fuerte construido sobre la cima de una colina del Ducado de Lituania.

Sería en ese mismo siglo cuando adquiriría el estatus de ciudad en 1387, concedido por el rey de Polonia y gran duque de Lituania Ladislao II de Polonia, momento en que empezó la época dorada de la región y cuando a la población compuesta inicialmente por lituanos, se le unieron varios grupos de mercaderes y artesanos de otras nacionalidades que contribuyeron al crecimiento económico de Vilnius.

No obstante, alcanzó su máximo desarrollo durante el reinado de Segismundo II de Polonia quien llegó a establecer allí su propia corte en 1544 con lo que la ciudad continuó creciendo y expandiéndose en los sucesivos años. Como consecuencia fue posible la fundación de la Universidad de Vilna a cargo de Esteban I de Polonia en 1579.

Debido a ese rápido desarrollo de apenas un siglo, pronto los viajes a Vilnius se hicieron muy populares con lo que se comenzaron a acoger a inmigrantesde todas partes, pero especialmente polacos, lituanos, bielorrusos, hebreos, rusos, alemanes y ucranianos que contribuyeron a la multiculturalidad de esta ciudad en campos muy diversos como las artesanías, el comercio e incluso la ciencia.

El fin de este esplendor llegó con la conquista por parte de los rusos que saquearon e incendiaron Vilnius en 1655 masacrando también a gran parte de la población de forma que durante muchos años se paró el crecimiento de la ciudad hasta principios del siglo XIX cuando la población volvió a aumentar y con ella su actividad llegando a ser considerada la tercera ciudad de Europa oriental.

En el viaje a Vilnius los turistas descubrirán una ciudad de ambiente internacional debido a sus influencias variadas de países y zonas cercanas como Europa Central, Polonia y Rusia. Lo más interesantes para los viajeros es sobretodo su centro histórico lleno de edificios de estilo barroco centroeuropeo además de iglesias ortodoxas y sinagogas medievales muy interesantes.

El clima que se disfruta en Vilnius es de tipo continental pero con influencia del mar lo que hace que las temperaturas sean algo más agradables que en otros casos en que resultan bastante más desapacibles. Aun así las precipitaciones son muy frecuentes e incluso los meses de verano pueden ser algo nubosos, aunque sean también los más calurosos. En invierno en cambio las temperaturas son bastante rigurosos situándose en torno a los -10º a 0º C.

Lugares de interés en Vilnius

Iglesia de San Nicolás: es uno de los templos religiosos más destacados junto con la iglesia de Santa Ana ya que ambos destacan por su gran colorido que las hacen piezas de la arquitectura únicas en su país. Por ese motivo fueron declaradas por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Casco histórico: es el área más interesante y solicitada por los turistas en sus viajes a Vilnius, puesto que además de ser el más grande de las ciudades en la Europa Occidental, también es uno de los más bonitos y espectaculares. Uno de los primeros lugares que se visitan es la plaza de la Catedral, aunque luego es muy recomendable callejear por sus vías desordenadas y estrechas en las que hay infinidad de pequeñas plazas y muchos patios que descubrir. También es muy famosa la universidad de Vilnius junto con Palacio del Presidente y el barrio judío.

Ciudad Nueva: es la otra parte que compone Vilnius fuera del casco hitórico y aunque es la más moderna y más parecida a las grandes capitales europeas, también dispone de lugares muy recomendables como es el caso del Museo del Genocidio del pueblo lituano que se encuentra en el ex-edificio de la Gestapo y KGB. Aunque el tema es poco agradable, es un lugar muy recomendado para conocer la historia reciente de la ciudad y del país ya que aquí se exhiben diversos documentos escritos y gráficos relacionados con independencia lituana tras la primera guerra mundial y la transición hacia la segunda guerra mundial y el pacto secreto que realizaron Alemania y Rusia para decidir el futuro de los países bálticos, entre ellos Lituania.

Aquí también hay un monumento muy conocido, el de Frank Zappa que se encuentra en la zona sur de la ciudad al lado del río y que es la única del mundo erigida para recordar a este músico norteamericano.

Moverse en Vilnius

Al viajar Vilnius los vuelos al mejor precio llegan siempre al aeropuerto de la ciudad que mantiene conexionaes internacionales con otras ciudades europeas como Amsterdam, Berlín, Copenhague, Tallinn, Frankfurt, Roma, Estocolmo, París o Londres entre otras muchas.

En cuanto al transporte público está muy bien organizado y los autobuses circulan desde las 4 de la mañana hasta que llega la medianoche por lo que la cobertura es bastante eficaz y facilita los desplazamientos de los turistas a cualquier punto de la ciudad.

Fiestas de Vilnius

La mayoría de las fiestas que se dan en Lituania son muy antiguas y están muy arraigadas en las costumbres de los lituanos, pero especialmente en la capital, Vilnius. Algunas de las más importantes son el día dedicado al patrón, San Casimiro, el cuatro de marzo, y el Día de la Independencia que tiene lugar el 16 de febrero.

Para los turistas la celebración más destacada y más espectacular es la de la llegada del verano, una noche mágica para lituanos y extranjeros que se celebra el 23 de junio y a la que conviene asistir.

Comer en Vilnius

Lo mejor es probar en Vilnius la gastronomía de la región que se basa casi exclusivamente en pescado y en guisos fuertes y muy consistentes pensados para las regiones frías con platos altos en calorías.

No hay que perderse platos como el arenque ahumado, las albóndigas con patatas que son más conocidas como kugelis o la cerveza típica o el vodka, muy diferentes a las que se encuentran en el resto de países europeos y que se comercializan en las grandes superficies.

Recomendar

Viajes.net Vilnius

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5.5 / 10

98 votos

3578 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados