Parques Monaco

Viajes Monaco

ofrecido por
Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Parques en Monaco

El principado de Mónaco, plenamente consciente de la importancia de su paradisíaco entorno, cuida con mimo todos sus parques y jardines, que convierten la ciudad en un sitio encantador para pasear.

Parques Monaco Atenta en no dejar que sus raíces desaparezcan bajo el dinamismo urbano, los parques Monaco cuentan con más de doscientos cincuenta mil metros cuadrados de zonas verdes, lo cual es mucho para una ciudad-estado de ciento noventa y cinco hectáreas y la sitúa en segunda posición en Europa, después de Viena. Por todas partes se pueden admirar, en buena armonía, las preciosas flores y plantas que simbolizan sencillez y frescor y hacer más encantador viajar Mónaco.

El Jardín Exótico y la Gruta del Observatorio

Este extraordinario jardín agrupa varios miles de especies de plantas exóticas. Fue inaugurado en 1933 y acondicionado acertadamente junto al peñón, donde se ha desarrollado espectacularmente, siendo hoy día la admiración del mundo entero. Es el reino de la exuberancia, de lo insólito y del surrealismo de la naturaleza.

Por otro lado, a sesenta metros bajo tierra, una gruta prehistórica revela sus espectaculares concreciones calcáreas que fueron trabajadas durante milenios. Ambos se encuentran en el Boulevard du Jardin Exotique. La duración de la visita a la gruta es en torno a una hora y media y cuesta casi siete euros a los adustos. Los niños y pensionistas disfrutan de descuentos para entrar a ver este lugar.

El Jardín Animal

Acampado en el lateral de la cara sur del Peñón de los Grimaldi, este jardín fue fundado en 1954 por el Príncipe Rainero III. No es sólo uno de los parques en Monaco sino que alberga unos doscientos cincuenta animales de unas cincuenta especies distintas: pájaros exóticos, pantera negra, tigre blanco, hipopótamo, reptiles, primates, lemúridos, que allí viven en condiciones de confort totalmente ejemplares.

El Jardín Animal se encuentra situado en las Terrasses de Fontvieille y en un par de horas se pueden ver todas las instalaciones del parque. No es muy caro, para ser Mónaco, cuesta cuatro euros los adultos y dos los niños de 8 a 14 años, los demás entran gratuitamente.

El Jardín Japonés

Maravillosa copia a escala de la gran naturaleza, con su montaña, su colina, su cascada, su playa y su arroyo. Este sorprendente espacio verde de siete mil metros cuadrados es una auténtica obra de arte realizada respetando los principios más estrictos de la compacidad resultante del pensamiento zen. Excepcional parque al pie de la ciudad, este jardín está impregnado de una atmósfera particular y combina armoniosamente la piedra, el agua y la vegetación. Su dirección exacta es Avenue Princesse-Grace, en Monte-Carlo. Está abierto desde las nueve de la mañana y el acceso es gratuito por lo que no debe dejar de visitarse en los viajes a Mónaco.

El Parque paisajista de Fontvieille y la Rosaleda de la Princesa Gracia

Un pequeño lago bordeado de palmerales y olivares, acondicionados en una superficie de cerca de cuatro hectáreas, ofrecen un espacio de recreo de gran serenidad, en el barrio de Fontvieille. Siguiendo un camino peatonal, se pueden descubrir numerosas esculturas contemporáneas expuestas allí.

La Rosaleda Princesa Gracias ofrece un espacio de calma y serenidad que embriagan con su perfume unos cuatro mil rosales. En ambos casos se puede disfrutar de la belleza del paisaje de forma gratuita.

Los jardines y Terrazas del Casino

En lo alto del Casino, el jardín francés, con cuadros de césped y sus magníficos surtidores de agua, se codea con el jardín de la "Petite Afrique”, con esencias exuberantes; en la parte baja. Las terrazas soleadas conducen hasta la Hexa Grace”, una asombrosa obra multicolor de Vasarely, dirigida verticalmente al mar. Estos jardines del Casino también son de acceso libre.

Los jardines San Martin

Estos jardines, cuyos pequeños caminos serpentean indolentemente a lo largo del pico, están colgados de la fachada sureste del Peñón. La salvaje flora mediterránea, envuelta por una multitud de esencias exóticas se abre plenamente. Es uno de los parques Monaco más sorprendentes. En él podemos descubrir, aquí y allá, una naturaleza exuberante, obras de arte clásicas o un estanque. Está situado en la parte antigua, Monaco-Ville.

El parque Princesse Antoinette

Su majestuosa entrada está decorada con una espectacular cortina de Buanvillas. Es el reino del árbol sagrado: el olivar. Este paraje natural fue probablemente el marco de las reuniones dominicales y festivas de los más antiguos habitantes de Mónaco. Actualmente se ha convertido en un parque de atracciones dedicado a los niños de todas las edades que se encuentra en La Condamine y al cual se puede acceder de forma gratuita.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3223 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados