Parque de las Naciones

Viajes Lisboa

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parque de las Naciones

Comprende todo el conjunto arquitectónico que en su día albergó la celebración de la Exposición Universal de 1998, y después pasó a ser un gran espacio junto al río dedicado al ocio y el entretenimiento de los ciudadanos y visitantes de la capital portuguesa.

Arquitectura Lisboa El Parque de las Naciones Lisboa cuenta con un amplio conjunto de instalaciones tales como una marina, una estación de ferrocarril construida por Calatrava, el centro comercial más grande de Portugal y un extenso complejo cultural, de ocio, residencial y de negocios. Todo un plan urbanístico que acogió la Expo de 1998 como excusa perfecta para desarrollar esta zona de la ciudad y construir además un nuevo puente, el Vasco de Gama, que descongestionase el tráfico del Puente del 25 de Abril, el único que hasta entonces permitía el tráfico rodado entre las dos orillas del estuario del Tajo.

Los pabellones internacionales son hoy la Feria de Muestras de Lisboa, lo que fue el Pabellón de la Utopía es hoy un centro multiusos con capacidad para mas de 10.000 personas. Los pabellones temáticos siguen abiertos, tal es el caso del Oceanario y del Pabellón de la Realidad Virtual. Otros han cambiado de utilidad como el Pabellón del Futuro, hoy convertido en Museo de la Ciencia. La Torre Vasco de Gama y el teleférico siguen siendo una parte muy llamativa del Parque. Hay un tren turístico que permite recorrer todo el recinto.

Este proyecto urbanístico creó una zona de arquitectura contemporánea, donde edificios muy modernos se combinan con amplias avenidas y paseos junto al río, con nombres que evocan el mar, como el Passeio de Neptuno o el Largo do Nautilus, salpicados de esculturas y fuentes modernistas, un lugar fresco y agradable a la orilla del río.

La conexión con el centro de la ciudad se aseguró con la construcción de esta estación intermodal de trenes, buses y metro diseñada por Santiago Calatrava, con su espectacular techo abovedado. También para la Exposición se construyó en un tiempo record de 18 meses el puente Vasco da Gama, que cruza el Tajo conectando con Montijo. Con sus diecisiete km. de longitud, de los cuales diez km. están construidos por encima del río, es el puente más largo de Europa.

El Oceanario

Es la mayor atracción del Parque de las Naciones de Lisboa pues en él se encuentra representada la fauna de todos los océanos, con más de quince mil animales y plantas de cuatrocientas cincuenta especies. La visita se desarrolla en dos niveles: terrestre y subacuático, y el recorrido es unidireccional y en sentido contrario a las agujas del reloj. Un gran tanque central de 5.000 m3 y siete metros de profundidad, el Oceano Global, permite descubrir a través de enormes ventanas de acrílico unas cien especies de aguas templadas y tropicales.

En torno al gran tanque hay otros cuatro tanques menores donde cada océano tiene su ambientación especial, aunque en realidad durante el recorrido se tiene la sensación de que todos los animales conviven en un solo gran acuario. Del mismo modo que en el mar, donde no hay más barreras que las impuestas por la propia fisiología de las especies.

Pabellon del Conocimiento – Ciencia Viva

Al igual que en el Oceanario, esta atracción es muy interesante para ser visitada en familia y que los niños puedan disfrutar tanto de la experiencia como sus mayores. En el Pabellón del Conocimiento hay exhibiciones educativas interactivas que explican el uso de la tecnología en la vida diaria de una forma divertida, tal y como suele ser habitual en este tipo de museos de divulgación científica.

Torre Vasco de Gama

Evoca la vela de un barco y con sus 145 metros es el edificio más alto de Lisboa. Hasta no hace mucho tiempo era posible subir a la plataforma-mirador de la parte superior mediante tres elevadores panorámicos transparentes. Ahora no es posible debido a las obras contiguas que se están realizando.

Teleferico

El recorrido es de unos mil metros, saliendo a la altura del Oceanario y hasta la Torre Vasco da Gama. Las vistas del parque, el río y el puente son espectaculares. En el recorrido se pasa delante del Pabellón Atlántico, una gigantesca sala de conciertos y otros eventos culturales de Lisboa con capacidad para quince mil espectadores, que tiene una curiosa forma que algunos asimilan a un platillo volador.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7.5 / 10

2 votos

2523 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados