Parques Lisboa

Viajes Lisboa

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parques de Lisboa

Lisboa y sus alrededores cuentan con un importante número de parques y jardines que sirven a los lisboetas y a los visitantes de su ciudad como lugar de descanso y relajación en medio de la gran ciudad. Los importantes palacios portugueses albergan en sus recintos bellos jardines que también merecen una visita.

Parques Lisboa Entre los numerosos parques Lisboa el Parque de Eduardo VII y el Parque Florestal Monsanto son dos grandes y destacadas zonas verdes que oxigenan la ciudad y sirven como lugar de esparcimiento a sus habitantes. Otros lugares de gran interés para el turista son el Jardín Botánico o el Jardim Museu Agrícola Nacional, donde se pueden ver las especies más representativas de Portugal y de sus antiguas colonias. Los jardines del Palacio de Queluz, muy versallescos, son otro punto de atención, al igual que la Quinta la Regaleira, donde el encanto de recorrer sus jardines y cuevas artificiales está garantizado.

Parque Eduardo VII

Es el jardín más grande la ciudad, muy conocido también por su Estufa Fría, ya que en ese sector del parque existen plantas que deben estar protegidas del viento proveniente del sur. El parque tiene más de veinticinco hectáreas con un ambiente muy relajante donde cientos de especies vegetales de todo el mundo se combinan con senderos sinuosos, pequeños lagos, cascadas y esculturas que asoman entre el follaje. Dentro de este jardín, abarcando 3000 m2, se instaló un invernadero para plantas de climas tropicales que requieren más calor y humedad, la Estufa Quente.

Jardim Botanico

el Jardín Botánico de Lisboa estaba considerado entre los mejores de la segunda mitad del Siglo XIX y todavía hoy conserva una de las mayores reservas de especies exóticas de Portugal y España. Asombra la elevada variedad de pájaros que viven aquí a pesar de ser un espacio reducido y demasiado aislado del resto de los espacios verdes de Lisboa.

Está dispuesto en dos alturas, en la parte superior se encuentra el acceso al Museo Nacional de Historia Natural y al jardín superior, a través de una doble alineación de gigantescas Washingtonia robusta. En esta área, las plantaciones están organizadas taxonómicamente en parterres, pudiéndose destacar la colección de plantas crasas y cactáceas. Además, hay una zona dedicada al agua con cascadas, lagos y canales, todo realizado en piedra. En la parte baja o arboretum, a la que se llega por una gran escalinata, se concentran la mayor parte de las especies de palmeras con las que cuenta este jardín así como una colección de cícadas considerada entre las mejores del país.

Jardim-Museu Agricola Nacional

Reúne las especies vegetales más representativas de los países que, a principios del siglo XX, formaban el imperio de Ultramar. El estado decidió construir este espacio en la Quinta da Calheta y en los jardines anexos al Palacio de Belém. Es uno de los parques de Lisboa más interesantes pues allí se encuentran plantas traídas de regiones tropicales y subtropicales de todo el mundo. Además el museo ofrece un sinfín de productos típicos como especies, aceite y maderas trasladadas desde Brasil, Macao y Mozambique.

Parque Florestal Monsanto

Es el verdadero pulmón de Lisboa, el espacio verde más grande de la ciudad con cerca de mil hectáreas. Fue creado en el año 1934 y hoy en día está totalmente arbolado con pinos, robles, encinas, alcornoques, etc. Está formado por numerosos parques, matas y zonas recreativas. Todo el parque ofrece una gran cantidad de instalación para el ocio y el deporte como polideportivo, mini-golf, campos de tenis, piscinas, anfiteatro, centro hípico, etc. En su interior se encuentra también el Lisboa Camping.

Jardin Fundaçao Gulbenkian

El jardín posee un lago y árboles característicos de los paisajes portugueses. También dispone de un anfiteatro al aire libre que sirve de palco para conciertos en verano. Este bello jardín envuelve los edificios de la Fundación Calouste Gulbenkian.

Jardin de Campo Grande

Está situado en la feligresía de Campo Grande, ocupando una área de grandes dimensiones. Fue Paseo Público en el siglo XVI, época en la que se le conocía como Campo de Alvalade. Se inicia la creación del Campo de Alvalade, inspirado en el estilo de Paseo Romántico, en el siglo XIX, siendo aquí donde se realizaron las primeras carreras de caballos en 1816. En 1945 el Arquitecto Keil do Amaral elaboró un proyecto de remodelación ampliando el jardín e introduciendo nuevos servicios, convirtiéndolo en un espacio de carácter recreativo.

Jardin Da Praça Do Imperio

Se encuentra en Santa Maria de Belém y se construyó para la "Exposición del Mundo Portugués", que celebraba los ochocientos años de la independencia de Portugal y de los trescientos años de la Restauración de la Independencia. También es de esa época la Fuente Luminosa. El jardín está compuesto por un conjunto de treinta y dos escudos en mosaico-cultura, cuyos dibujos de pequeños arbustos y flores representan las antiguas Provincias del Imperio y cuatro lagos periféricos con dos imponentes grupos escultóricos representando figuras míticas de dos caballos con cola de animales marinos. Alrededor del jardín se encuentra el Monasterio de los Jerónimos y el Centro Cultural de Belém.

Parque Recreativo Dos Moinhos De Santana

Con un área de casi de cinco hectáreas cuenta con amplias zonas de césped, innumerables árboles y arbustos y la presencia constante de agua, incluido lago y cascada. Se trata de otro de los parques Lisboa dedicados a promover el ocio entre los habitantes de la ciudad.

Quinta la Regaleira

Es un lugar perfecto para disfrutar de la magia y la mística de un ambiente rodeado de espacios verdes y construcciones sorprendentes. Se encuentra en la cercana localidad de Sintra y en su jardín hay plantas y árboles que se trajeron de diferentes partes del mundo y que conjugan perfectamente con la vegetación autóctona del lugar. Lo salvaje y natural se mezcla con las construcciones hechas por el hombre como los lagos, grutas artificiales, pozos con escaleras, senderos y un alo mágico de rituales masónicos que convierten la visita en una sorpresa constante.

Jardines del Palacio de Queluz

El Palacio se conoce como el “Versalles Portugués”, y fue construido, al igual que sus jardines versallescos, en 1747 por el infante Don Pedro, que más tarde se convertiría en Pedro III. Los jardines, en la mejor tradición italiana, se estructuran en pequeños espacios destinados unas veces al paseo, otras a la charla o la reunión y otros cuya finalidad era más una búsqueda de la intimidad y el retiro. La llamada Casa del Lago o de la Música es una construcción de gran belleza y originalidad que merece la pena ver en el recorrido por el parque de Queluz.

Recomendar

Viajes.net Lisboa

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

4064 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados