Brno

viajes Brno

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Brno

Es la segunda ciudad más importante de la República Checa por lo que tras visitar Praga lo más recomendable es hacer viajes Brno para conocer de cerca esta ciudad. En ella se pueden conocer algunos de los edificios más antiguos de la historia del país, pero también algunos modernos que constituyen un legado más que interesante de la época moderna y contemporánea como la Villa Tugendhat de Mies van der Rohe.

Visitar Brno

Viajes BrnoEn los viajes a Brno se descubre la segunda ciudad más grande y más importante de la Republica Checa, siendo al mismo tiempo la sede histórica de los de Premyslovci y la metrópoli tradicional de la región Moravia lo que lo convierte en un lugar con mucha tradición.

Los primeros asentamientos en la cuenca de Brno, datan de la prehistoria como se ha podido descubrir gracias a los yacimientos arqueológicos encontrados en la zona. Sin embargo, la fecha definitiva de la fundación se establece en torno al año 1243 cuando el rey de Bohemia le concedió ciertos privilegios a la aldea de Brno con lo que puedo desarrollarse hasta convertirse en una gran urbe.

En los siglos sucesivos especialmente durante el XIII comenzaron a llegar a la ciudad ciudadanos nuevos procedentes de todas las partes de Europa, pero especialmente alemanes, valones, flamencos e incluso judíos.

Más adelante hacia el siglo XVI, fue integrada dentro de los territorios de los Habsburgo, de manera que Brno se vio inmersa en la lucha entre los protestantes y los católicos con la consecuencia inmediata de la proliferación en su territorio de órdenes religiosas, sobre todo de Jesuitas y de Capuchinos que tuvieron aquí una gran tradición.

Turisticamente es, por detrás de Praga, la ciudad más visitada por los viajeros ya que en los viajes Brno, se encuentran algunos de los monumentos más interesantes de la República Checa. El castillo de Spilberk es posiblemente uno de los más importantes, ya que es se trata de una construcción gótico casi fantasmal que ha participado desde su creación en los sucesos históricos más relevantes tanto de la ciudad como del país.

La ciudad vieja de Brno es la que recibe la mayoría de las visitas de los turistas y aquí es donde se encuentran la mayoría de esas ordenes religiosas que se implantaron en el territorio de la ciudad, junto con algunas edificaciones barrocas, palacios renacentistas de grandes nobles e iglesias dedicada los mártires de la cristiandad.

Como en el resto de las ciudades de la Repúbllica Checa al viajar a Brno el clima que se da es de tipo más bien moderado aunque eso no evita que los inviernos sean relativamente fríos con una media en enero de uno -2ºC, mientras que en los meses de verano se sitúan en torno a los 20 ºC por lo que resulta mucho más agradable visitar la ciudad en esta estación del año.

Lugares de interés en Brno

Villa Tugendhat: es uno de los más modernos entre los monumentos que se pueden encontrar en Brno pero aún así sigue siendo uno de los más importantes más por su categoría como dieño que por su historia. Se trata de una villa construida por el arquitecto alemán Ludwig Mies van der Rohe y es uno de los mejores ejemplos del mundo del estilo internacional en la arquitectura moderna que se dio en los años veinte del pasado siglo.

En esta villa se sintetizan todos los concentos con los que trabajó este afamado arquitecto como espacios ligados a su función, el plano libre y la ausencia de separaciones. Además, el mobiliario fue también diseñado íntegramente por él.

Monasterio de Santo Tomás: en él vivió y estudió desde 1843 Gregor Mendel uno de los naturalistas más importantes de su siglo, y donde concibió las teorías genéticas que se encuentran en las Leyes de Mendel y que en la actualidad todavía siguen teniendo peso científico.

Antiguo Ayuntamiento: conocido entre los habitantes como Stará radnice, fue construido en el siglo XIII por lo que es el edificio civil más antiguo de la villa. Del conjunto que representa lo más interesante es su torre de gran altura, aunque no es lo único que vale la pena ver y por eso lo más recomendable es hacer la visita entera.

Catedrales de San Pedro y San Pablo: se construyó en el lugar en el que había un antiguo castillo sobre la colina de Petrov y es un edificio de estilo gótico tardío que resulta muy interesante a los aficionados a la historia del arte. No obstante hubo de ser reconstruida parte de su estructura dentro del estilo barroco entre 1743 y 1746 después de que los suecos la incendiasen en 1645. Aún así se mantienen muchas de las características del gótico a las que se le han añadido otras zonas nuevas como la fachada y las torres que se terminaron a principios del siglo XX.

Fortaleza de Špilberk: desde ella se domina toda la ciudad, y aunque fue construida ocn la intención de ser un castillo, ha sido utilizada durante siglos como prisión. En ella se han encerrado a personas ilustres y célebres como los protagonistas del Risorgimento italiano, de manera que acabó obteniendo el nombre de prisión de las naciones. Entre otros vivieron encarcelados entre sus muros Piero Maroncelli, Federico Confalonieri o Silvio Pellico. Ya en el siglo XX durante la Segunda Guerra Mundial, la Gestapo la utilizó como centro de tortura. A pesar de su historia siniestra, hoy se ha utilizado para fines más nobles como lugar en el que recoger la trayectoria de la ciudad desde su fundación hasta nuestros días, ya que alberga el museo municipal.

Galería Morava: en los viajes a Brno es un lugar turístico muy importante ya que este museo está considerado el segundo más relevante de la República Checa. Su colección es muy amplia y contiene desde pinturas y esculturas hasta fotografías, aguafuertes, dibujos y diseños de arte gráfica entre otros muchos soportes y materiales artísticos. En el se celebra cada año la bienal de diseño gráfico.

Fue fundado en el año 1961 y consta de tres edificios muy céntricos uno en el Palacio Pražák, el otro en el que es propiamente el Museo de Artes Aplicadas y el Palacio del Gobernador.

Moverse en Brno

El viaje a Brno llega al aeropuerto internacional de la misma ciudad que es de tamaño moderado pero que aún así recibe una parte importante de los vuelos destinados a la República Checa. En él operan sobre todo las aerolíneas de bajo coste a nivel internacional aunque es también muy usado para los vuelos nacionales con otros aeropuertos como el de Praga.

Así mismo, es posible llegar a la ciudad a través de su línea de ferrocarril ya que en la República Checa el tren mantiene muy buenas conexiones con las ciudades de la zona como con otras ciudades europeas desde las que se puede llegar a cualquier población checa.

En cuanto al desplazamiento por Brno, lo más habitual es o bien hacer uso de los autobuses o de los taxis que cuentan con unas tarifas no demasiado elevadas, aunque dadas las extensiones de su área urbana quizá conviene más recorrerla a pie para poder disfrutar de su ambiente y sus monumentos.

Fiestas de Brno

Son muchas las fiestas de Brno que resultan interesantes al turismo aunque la más conocida y la más recomendada es la de la Noche de Malabaristas que tiene lugar en el mes de mayo y en el que el teatro callejero se apodera de la ciudad con sus magos, malabaristas, payasos y fuegos artificiales.

También es muy interesante la Nostalgia del Transporte, que se da el 3 de junio y en la cual la gente sube a alguno de los muchos transportes históricos que ya no se ven habitualmente como el tranvía a vapor, los vehículs de tracción animal o incluso los globos de aire caliente.

Comer en Brno

La cocina checa en general es bastante interesantes y en Brno se degustan algunas de las especialidades más importantes de su gastronomía ya que cuenta con restaurantes de mucha calidad.

La mayoría de los platos checos están basados en la carne que es uno de los alimentos más corrientes junto con los cereales y las bolas de masa de harina conocidas como vepřo knedlo zelo. Sin embargo también existen algunos platos de verdura muy populares y que agradarán mucho a los vegetarianos como la coliflor rebozada, el revuelto de setas, la tortilla elaborada a base de bolas de masa de harina troceadas y huevos o el queso duro rebozado.

Recomendar

Viajes.net Brno

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

5.5 / 10

66 votos

3292 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados