Metro

Viajes Moscu

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Metro de Moscu

Dentro de la típica arquitectura moscovita no se puede olvidar el metro de Moscu que es una de las construcciones más impresionantes del mundo contemporáneo. Lejos de las tradicionales estaciones de metro europeas, esta es más un palacio que un área de transporte.

Transportes MoscuEl metro Moscu es sin duda ninguna un destino obligatorio para todos los turistas puesto que sus espectaculares estaciones, que no tienen nada que envidiar a los palacios reales son más que una curiosidad un mundo de ensueño.

No en vano es muy conocido entre los lugareños y extranjeros como el palacio subterráneo, el cual se inauguró en el año 1935 para ofrecer un mejor servicio de transporte a una población que crecía a un ritmo acelerado. Es uno de los primeros metros de Europa, pero es sobre todo el más impresionante y espectacular de todos los conocidos.

En la actualidad su extensión no es la más grande del mundo, sino la quinta por detrás de ciudades como Nueva York, Londres, Madrid y Tokio, aunque sigue transportando a un numero elevado de usuarios que se sitúa en más de tres mil millones de pasajeros al año, con un media de más de nueve millones diarios. Se extiende a lo largo de unos 293 kilómetros entre los que se encuentran sus 165 estaciones.

Lo integran 12 líneas de las que la primera fue inaugurada el 15 de mayo de 1935 entre Sokólniki y Park Kultury, desplazándose después a Smolénskaya, por encima del río Moscota. Durante la Segunda Guerra Mundial se abrieron dos líneas más, y ya en el año 1938 se configuró casi totalmente la actual distribución de la segunda etapa de construcción.

La tercera etapa se vio retrasada por el recrudecimiento de la guerra, aunque fue finalizada antes de que se alcanzara la paz, momento en que dio comienzo la cuarta con las líneas de Koltsevaya y Arbatsko-Pokróvskaya desde Pl. Revoliutsii hacia Kíevskaya.

Resulta curiosa la sección profunda del metro de Moscu, la cual fue realizada durante la Guerra Fría y que habría de servir como refugio para la población ante un posible ataque nuclear, en el año 1953.

Arquitectónicamente es hoy uno de los emblemas más significativos de la ciudad, lo que le ha hecho ser muy valorado por la población moscovita que lo tiene como un símbolo de su nacionalidad y de su ciudad. Pero para los turistas también es un lugar altamente significativo, especialmente en las estaciones más destacadas y lujosas como son:

Estación Novoslobodskaya: la construyeron los arquitectos Dushkin y Strelkov, y en ella son muy cotizadas las treinta y dos vidrieras policromadas de gran belleza, que se realizaron a partir de los bocetos del pintor de origen ruso Korin. Aunque aquí es donde se encuentran los más famosos trabajos de este artista, en el resto de estaciones se pueden encontrar algunas más.

Estación Belorusskaya: lo más destacado de esta son las columnas decoradas por los paneles mosaico del pintor Oprishko y que presentan una gran belleza. En ellos se representa la vida del pueblo bielorruso por lo que son una manifestación directa del sentimiento popular de la era socialista en la que fue creada.

Estación Kíyevskaya: se construyó en el año 1954 para conmemorar el 300 aniversario de la reunificación de Rusia con Ucrania, por lo que en ella hay unos 18 mosaicos en los que se muestran los lazos de amistad entre los dos pueblos, junto con algunas referencias a la Gran Guerra Patria, que es la forma en que se refieren a la Segunda Guerra Mundial.

Por todo ello es uno de los lugares más frecuentados por los turistas en Moscu, que llegan hasta la ciudad con la intención de conocer los aspectos más representativos de la ciudad y en la que no puede faltar una referencia clara al metro.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.09 / 10

46 votos

4605 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados