Belgrado

viajes Belgrado

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Belgrado

La capital de Serbia ha estado durante mucho tiempo vetada como lugar turístico debido a las constantes guerras y conflictos que se ha vivido en la zona que la hacían muy inestable y poco adecuada para los viajeros. Sin embargo, una vez normalizada la situación, Belgrado está dando un fuerte impulso a sus posibilidades turísticas, ya que disponen de muchos lugares y monumentos que ver que resultan interesantes para aquellos que disfrutan de otra forma de viajar.

Visitar Belgrado

Viajes BelgradoLa capital de Serbia es uno de las ciudades de la Europa central más interesantes por lo que los viajes Belgrado son bastante habituales entre los turistas que quieren conocer la antigua Yugoslavia. Es además el entorno urbano más populoso y grande de este territorio, siendo éste otro de los motivos por los que ha pasado a ser una ciudad turística de importancia.

Se encuentra situada en una porción de tierra donde confluye el río Sava con el Danubio, lo que le ha hecho ser un lugar muy fértil y adecuado para la vida con lo que no es de extrañar que sea también uno de los asentamientos humanos más antiguos de esta área.

La historia de esta ciudad se remonta a más de 7.000 años atrás, cuando se ubicaron aquí los asentamientos de la cultura prehistórica de Vinča. Más adelante la habitaron los celtas en el siglo III a. C. hasta que ellos dieron paso a los romanos que fundaron la ciudad de Singidunum, aunque no vivió un periodo de paz demasiado largo, ya que fue asaltada por diferentes pueblos como los hunos, sármatas, ostrogodos y ávaros hasta que se hicieron con ella definitvamente los eslavos en el año 630.

Su actual nombre se mencionó por primera vez en el año 878 tal y como ha quedado recogido durante el Primer Imperio Búlgaro y en el que pasó a conocerse como Beograd del que derivaría con el tiempo el actual Belgrado.

Turísticamente comenzó a hacerse importante en el año 2000 cuando se volvieron a reanudar las relaciones diplomáticas con Europa Occidental y Estados Unidos de manera que los viajeros volvieron a tener ciertas garantías de seguridad en los viajes a Belgrado. Las Guerras Yugoslvas habían hecho que tanto la ciudad como el resto del territorio fueran poco seguras, pero con la normalizacion de la vida política la Organización del Turismo de Belgrado, conocida como TOB, pudo convertir a la capital de Serbia en un destino a tener en cuenta.

Algunos de los principales atractivos para viajar a Belgrado son los barrios y los edificios históricos como la Skadarlija, el Museo Nacional de Serbia o el Zemun entre otros muchos, aunque tampoco disfrutan de menos atención los parques, el entorno de la ciudad y en especial sus bares y restaurantes a la orilla del Sava desde donde disfrutar de las mejores vistas de la capital de este país.

Aunque en la actualidad la mayoría de los turistas son jóvenes de Croacia, Eslovenia y Bosnia y Herzegovina, que viajan hasta aquí para disfrutar de la vida nocturna de Belgrado, cada vez son más las personas del resto de los países de Europa que programan viajes para conocerla.

En cuanto al clima, aquí se disfruta de un tipo continental templado, lo que significa que las temperaturas medias son relativamente bajas aunque no llegan a las extremas de otros lugares del interior. En concreto, esta media se sitúa en torno a los 11.7ºC, siendo el mes más caluroso el de julio cuando la media se encuentra en los 22.1ºC muy inferior al de otros países y ciudades del Mediterráneo.

Por este motivo en los viajes Belgrado hay que ir preparado para el frío e incluso en los meses estivales se recomienda llevar alguna prenda de manga larga aunque sea más bien fina.

Lugares de interés en Belgrado

Museo Nacional: fue fundado en el año 1844 y dispone de una colección de más de 400.000 objetos entre los que destacan algunas obras maestras extranjeras que comparten protagonismo con las nacionales. Sin embargo, la más famosa de las obras que se exponen aquí es la del "Evangelio de Miroslav" que se ha convertido en un auténtico reclamo para el turismo, siendo este el manuscrito más antiguo que se conserva de la literatura serbia y que fue escrito por dos monjes entre 1180 y 1191. Es además muy importante porque en él se muestra el origen de la escritura cirílica.

Museo militar de Belgrado: entre los turistas extranjeros es bastante popular sobre todo por su colección compuesta por 25.000 piezas a través de las cuales se hace un recorrido de todas las armas que se han encontrado desde el período romano, siendo de ellas la más interesante los restos del F-117 que fue abatido por las baterías antiaéreas yugoslavas en el transcurso del bombardeo de la OTAN de 1999.

Museo de la Aviación Yugoslava: cuenta con un total de 200 aviones aunque de ellos sólo 50 se encuentran expuestos. Para los interesados en la aviación es muy importante ya que en él se guardan algunos modelos que son únicos como el Fiat G.50 del que no se dispone ninguna otra copia.

Museo etnográfico de Belgrado: es uno de los recintos museísticos más antiguos, ya que se fundó en el año 1901 y es uno de los más grandes y completos respecto a la cultura de los Balcanes. Para los turistas es especialmente interesante puesto que permite conocer los aspectos más importantes de la forma de vida y la cultura de este territorio y sus gentes.

Zemun: se trata de un barrio que se encuentra dentro del distrito de la ciudad de Blegrado junto con otros diez municipios más que conforman el entorno urbano de Serbia. Antes de que fuera absorbida por la capital era una población independiente, por lo que todavía dispone de algunas edificaciones propias como la sala de ópera y de teatro Madlenianum, además de las facultades universitarias.

Ha conseguido conservar algunos interesantes edificios y calles del siglo XIX de entre los cuales destaca sobre todo para el turismo la torre de Gardos.

Templo de San Sava: está considerada una de las iglesias ortodoxas más grandes del mundo y se encuentra dedicado a San Sava, el fundador de la Iglesia Ortodoxa serbia y una de las figuras más importantes en la historia medieval de Serbia. Este templo se construyó en el municipio de Vračar, en un lugar donde se supone que fueron incinerados los restos del santo por los turcos otomanos en el año 1595. Es no obstante uno de los templos más modernos, ya que las obras de construcción se iniciaron en 1985 y en la actualidad todavía no están finalizadas.

Kuća Cveća: también conocida en su traducción al castellano como la "Casa de las Flores", es sin duda el monumento más importante de Belgrado puesto que se trata del mausoleo en el que está el cuerpo del mariscal Tito, líder de la antigua Yugoslavia y que fue su presidente entre 1945 y su muerte en 1980.

Moverse en Belgrado

En el viaje a Belgrado del sistema de transporte público es bastante adecuado y extenso ya que dispone de ciento dieciocho líneas urbanas y más de trescientas líneas suburbanas de autobús, doce líneas de tranvías y ocho líneas de trolebuses con los que se cubre prácticamente la totalidad del entorno urbano.

Para los accesos desde el exterior, lo más habitual es el aeropuerto de Nikola Tesla que está a muy pocos kilómetros de la ciudad, aunque también se puede llegar a ella por carretera gracias sus buenos accesos y por tren, ya que la línea de ferrocarril la una con varias ciudades europeas.

Fiestas de Belgrado

En Belgrado la fiesta más importante es el festival de cine que tiene lugar en febrero y durante el cual se congregan, además de los profesionales serbios del cine, otras muchas personalidades importantes del panorama europeo por lo que conviene hacer coindicir los viajes con estas fechas.

También son muy interesantes el festival internacional de teatro celebrado en el mes de septiembre, el de jazz que se convoca normalmente para los meses de verano y el de música clásica que se da en el mes de noviembre.

Comer en Belgrado

En Belgrado se puede encontrar cualquier tipo de gastronomía desde la más típica del país, hasta la de otras nacionalidades pasando por la nueva cocina experimental por lo que satisfará cualquier tipo de gusto.

Sin embargo, se recomienda a los turistas que saboreen la comida autóctona, puesto que posee la influencia de varias cocinas mediterráneas como la griega y la búlgara matizada con algunas turcas y húngaras, lo que hace que sea una de las más variadas y completas del mundo.

Recomendar

Viajes.net Belgrado

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7 / 10

85 votos

3564 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados