Palacio de Topkapi

Viajes Estambul

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

El palacio de Topkapi

El Palacio de Topkapi es el testimonio arquitectónico del opulento poder del Imperio Otomano, un sultanato que llegó a extenderse por tres continentes: Europa, Asía y África

Monumentos EstambulEste complejo, el más extenso de Turquía, fue la sede del gobierno del Imperio Otomano desde el siglo XV hasta mediados del XIX. Desde sus múltiples dependencias se controlaba la administración del Imperio. Más de 4000 personas llegaron a alojarse en el complejo palaciego bajo las órdenes del sultán, sus formidables dimensiones superan los 700.000 metros cuadrados.

Fue Mehmet el Conquistador el que tras haber invadido Estambul decidió construir un centro administrativo acorde con las nuevas aspiraciones de su gobierno. De este modo, en 1459 se edificó el Palacio de Topkapi, convirtiéndose en la residencia del propio sultán y de los sucesivos gobernantes hasta 1853, cuando el Sultán Abdulmecid convierte el palacio de Dolmabahçe en su lugar de residencia.

Con el triunfo de la república, tras la caída del imperio Otomano, el Palacio de Topkapi se reformó para convertirse en museo. Sus paredes guardan importantes y valiosos tesoros que dan fe de la opulencia de los sultanes. Además, en su interior se conservan reliquias de gran valor para los musulmanes como la túnica del profeta Mahoma y un mechón de su barba.

Los patios de palacio

Todo el complejo palaciego se estructura en torno a cuatro grandes patios:

Monumentos EstambulPuerta Imperial: da paso al primero de los patios, el exterior, un paseo ajardinado flanqueado por esbeltos árboles. Tradicionalmente se ubicaban aquí las panaderías, el huerto del complejo y la guardia. Destaca, frente a las puertas imperiales, una fuente del siglo VII ricamente adornada. Este primer patio es el lugar en el que obtienen las entradas para visitar el recinto. Además, el tupido césped suele invitar a los visitantes a un relajado descanso tras haber realizado el largo recorrido por el palacio.

Puerta de la Salutación y Puerta Medianera: la primera conduce a la segunda y ambas conducen al segundo de los patios del palacio, el de los Jenízares. Éstos eran soldados de élites esclavos que tenían prohibida la entrada al resto del complejo. En este patio se ubicaban las dependencias administrativas del imperio y era un lugar de reunión para mandatarios y embajadores extranjeros. Las grandes ceremonias oficiales se celebraban en este patio y se dice, que cuando el Sultán se reunía con otros mandatarios, ordenaba activar las fuentes para que nadie pudiese escuchar sus conversaciones.

Puerta de la Felicidad. Marca la entrada al tercer patio presenta dos hermosas torres octogonales y un camino rodeado de cipreses. La entrada a este recinto estaba restringida, sólo se tenía acceso con una autorización previa. De ello se encargaban diversos eunucos. En este patio, exclusivo del sultán, se encuentran las dependencias más reseñables del palacio: el centro imperial de enseñanza, la sala del Trono, el tesoro del sultán y las salas de las sagradas reliquias.

Cuarto patio: un angosto camino conduce hasta el último de los patios del palacio. En este jardín se encuentras diversos pabellones como el Kiosko de Mustafá Pasa, donde se guarda un enorme brasero, o el pabellón de Bagdag levantado tras la toma de la capital iraquí.

El Harem, el secreto del sultán

Monumentos EstambulEn árabe, harem significa cosa sagrada, y estaba prohibida la entrada para los forasteros. Se trata de un recinto muy especial para los sultanes y en el caso del Palacio de Topkapi, el lugar que más remodelaciones ha sufrido.

Fue construido bajo el gobierno de Soleiman y consta de cuatrocientas habitaciones conectadas entre sí por un laberíntico entramado de pasillos producto de las sucesivas remodelaciones de los sultanes. En esta dependencia se alojaban la madre, hijas, hermanas, esposas, concubinas y el grueso de sirvientes eunucos.

Según la ley coránica, el sultán podía tener hasta siete esposas y un sinnumero de concubinas, elegidas de entre las más bellas y de todas las razas. La misión de las concubinas era servir al sultán, para ello ingresaban en el harem desde la infancia para asimilar las costumbres y el protocolo a seguir. Muchas de ellas eran regalos al sultán.

Sólo el sultán podía pasar a esta zona no exenta de leyendas. Se dice que existen pasadizos secretos que conectan unas habitaciones con otras. Además era el escenario de conspiraciones e intrigas, ya que sólo una de las esposas del sultán ostentaba la categoría de sultana y era la que gobernaba en el harem.

Los tesoros del palacio

Monumentos EstambulEl tesoro: se trata de una rica colección de joyas y presentes que fueron entregados a los sultanes, eran traídos de todos los rincones del mundo, un ejemplo de la abundancia a la que acostumbraban los gobernadores del Imperio Otomano. Está dividido en cuatro salas en las que se pueden contemplar vestidos ricamente adornados, joyas, tronos, armas y armaduras, todo ello de un valor incalculable.

Trono de Mural III, es una de las joyas de la colección, está hecho de oro y pesa unos 250 kg. Está flanqueado por dos candelabros de oro puro con incrustaciones de diamantes. Se pueden contabilizar más de 6500 de estas piedras preciosas.

El puñal de Topkapi: es el símbolo del tesoro del palacio y sin duda es el puñal más caro del mundo. Está adornado con diamantes, esmeraldas y otras piedras.

La sala de las reliquias: es un lugar muy importante para el mundo musulmán ya que allí se guardan reliquias sagradas provenientes de la conquista de Egipto. Entre las piezas sagradas destaca la túnica de Mahoma, así como un mechón de su barba. También se pueden encontrar los primeros coranes que fueron escritos a mano y las llaves de la Kaaba, lugar sagrado de peregrinación de todo musulmán donde se ubica la Meca.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

9 / 10

2 votos

6546 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados