La cocina turca

Viajes Estambul

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

La cocina turca

Existe una amplia oferta de alimentos y bebidas que el viajero debe probar. Una fusión de las cocinas árabe, india y persa, entre otras, con las especias como principal ingrediente.

Una de las fortalezas de la gastronomía turca es el hecho de haberse nutrido durante siglos de las aportaciones de los pueblos conquistados. Es por ello que la cocina turca comienza a florecer en el apogeo del Imperio Otomano y ha evolucionado hasta nuestros días haciéndose un respetuoso hueco entre las más destacadas cocinas internacionales.

El arte de la comida rápida

Turismo EstambulSimit: es habitual encontrar por las calles comerciantes que arrastran un carrito con el pan típico turco, el Simit. Se trata de roscas de pan con semillas de sésamo. Generalmente se como solo, aunque en los desayunos se toma con mermelada o con queso. El secreto para comprar simit frescos es acudir al vendedor que más tenga, pura lógica.

Doner kebab: muy conocidos por los europeos desde los últimos años pero en Estambul presenta algunas diferencias. Se trata de bocadillos de carne especiada. Habitualmente se empleaba cordero aunque el pollo (Tavuk) también es corriente. El sabor no puede compararse con el de los restaurantes europeos, en primer lugar porque emplean carne de cordero frente a la ternera que acostumbramos; en segundo lugar porque las especias empleadas dan un sabor más intenso a la carne.

Una modalidad es el durüm, carne enrollada en pan de pita acompañada de lechuga tomate y remolacha. En la orilla del cuerno de oro se puede encontrar una variedad de kebab hechos a base de pescado. Lo curioso es que los restaurantes son pequeños barcos.

Lahmacun, pizza turca: no tiene nada que ver con las famosas pizzas italianas. El Lahmacun se hace sobre una fina capa de pan y lleva tomate, cebolla y carnes especiadas. Es costumbre aderezarlo con limón y perejil.

Platos tradicionales

Tratar de resumir en unas líneas toda la variedad de platos que pueden encontrarse en los múltiples restaurantes de Estambul es imposible. Se pueden degustar platos hechos a base de verduras, carnes, hortalizas, legumbres y pescados.

Meze: son las célebres tapas turcas que generalmente se acompañan con raki. Se pueden encontrar entremeses fríos y calientes. Para ello se emplean ingredientes como la berenjena, el tomate, el pimiento, el arroz, legumbres y quesos.

Sopas: son diferentes a nuestro concepto de sopa de fideos por su textura se pueden asemejar a nuestras cremas. Una muy clásica es la bulama çorbasi, una sopa hecha con el ingrediente más frecuente: el yogurt. Otra opción es la yogurlty dövme çorbasi, una sopa hecha con trigo, huevos y yogurt. En la misma línea encontramos el cacik una crema fría de pepino, yogurt y especias. También se pueden encontrar sopas de caldo de carne, más similares a las que conocemos.

Turismo EstambulCarnes: al margen del internacional kebab, se pueden encontrar carnes especiadas a la parrilla como el sis kebab, pinchos de carne generalmente de cordero. Otro plato típico es el köfte, bolas de carne picada y especiada. Generalmente estos platos se acompañan de arroz, verduras y salsas especiadas. Un plato especial son las dolmas, son tomates, pimientos, berenjenas o calabacines rellenos de carne, arroz y pasas. Un plato especial es el yaprak, una mezcla de carne y arroz especiados envueltos en una hoja de parra.

Una de las curiosas opciones del kebab es el testi Kebab, se trata de un guiso de carne que se prepara en una vasija de cerámica que debe romperse para poderlo comer.

Pescados: el pescado en Turquía se cocina de múltiples formas, asado, frito, cocido con salsas, especiado, incluso en bocadillo. Podemos encontrar el lüfer y el istavrit, son dos pescados parecidos a la caballa que se sirven en plato acompañado de verduras. Como en otras partes del mundo también se pueden probar pescados a la plancha, como el pez espada.

Algo para brindar

Ayran: el ayran es una bebida hecha a base de yougurt con agua. En Turquía es costumbre comer con ayran en lugar de agua. Se puede encontrar esta bebida en envases o preparado de forma casera. De uno u otro modo, la forma correcta de tomar ayran es con un toque de sal y pimienta.

El raki: es una bebida tradicional y para muchos la bebida nacional. Está elaborado a partir de la destilación del zumo de uva con un toque aromatizante de anís. Es por ello que el sabor nos recuerde al anís. Se suele tomar mezclado con agua y viene muy bien para una buena digestión. Además, la cultura turca sostiene que viene muy bien para los problemas de estómago.

El vino turco: a pesar de ser un país con mayoría musulmana, Turquía comienza a mostrar interés por la cultura del vino. Se pueden encontrar vinos tintos, rosados y blancos de calidades variadas. Es un mercado emergente por descubrir.

Turismo EstambulLas infusiones: el té negro turco es el rey de las infusiones. Es empleado como fórmula de cordialidad y no es extraño que ofrezcan té a los viajeros en el desarrollo de una conversación. En los bares y tabernas, algunos de ellos sólo frecuentados por hombres que juegan al backgammon, es costumbre beber té. Además del té negro turco, hay té verde, de manzana, té de tilo, de salvia, de escaramujo y otros sabores y aromas por descubrir.

Otra de las infusiones clásicas es el café turco. Es completamente diferente al café al que estamos acostumbrados, ya que es cremoso y espeso, con posos, pero delicioso. Se sirve en pequeñas tacitas y es idóneo para poner el broche final a una copiosa comida.

Para terminar, el postre

Todo viajero que recorra las calles de Estambul terminará conociendo las delicias turcas, llamadas lokum, que a nuestros ojos parecen pequeñas gominolas de colores. Pero la esencia de la repostería turca son sus tradicionales hojaldres. Un ejemplo de ello es el baclava, hecho de hojaldre y frutos secos como nueces o pistachos con miel. Otra de los postres más reseñables es el kadayıf, se trata de un dulce que parece simular un diminuto nido de ave, con hilos de trigo cubiertos de miel. Otra de las especialidades turcas son los pudin, los más destacables son los que se hacen con leche.

Por todo Estambul se diseminan numerosas pastelerías en las que se pueden comprar estos dulces, aunque las más conocidas están en la calle Istikal. De todos estos dulces establecimientos, el más célebre es Saray Muhallebicisi, con una larga tradición.

Otro de los postres es el helado batido, Kahramanmaras, delicioso y cremoso helado con caramelo. Antes de la existencia de los frigoríficos, los habitantes de Anatolia solían guardar la nieve del invierno en las grietas de la montaña para emplearla en sus comidas. Hoy en día siguen comiendo nieve cubierta con melaza.

Es imprescindible probar el helado batido con una sorprendente textura. Es muy divertido ver cómo lo sirven en el centro turístico. Los dependientes tienen una especie de ritual en el que bromean con el turista haciendo gala de una gran habilidad. El proceso termina con un sonoro golpe a una campana que hay en todo puesto de helados.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

8.33 / 10

3 votos

7081 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados