Dublin

viajes Dublin

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Dublin

Dublín es una de las ciudades más importantes de toda Europa. Es sobre todo un lugar de contrastes entre sus grandes zonas verdes y arboladas, la costa y el entorno urbano de una capital como ésta. Los viajes Dublín disponen, en consecuencia, de todos los atractivos que el turista pueda demandar, desde las mejores zonas de diversión hasta los lugares más culturales.

Visitar Dublin

Viajes DublinDublin es el centro comercial y cultural más importante de Irlanda. De allí proceden muchos de los grandes escritores de la historia de los siglos XIX y XX como Oscar Wilde, James Joyce y Bram Stoker, cuya obra "Drácula" es una de las más leídas del mundo. Paseando por las calles de Dublin es fácil recrear el ambiente de las novelas de estos afamados escritores, sobre todo porque la modernización de la ciudad no se ha hecho en perjuicio de su ambiente natural.

Es esta una de las razones por las que muchos deciden visitar la ciudad, especialmente durante el Bloomsday, cuando se recrean algunos pasajes de la famosa obra de Joyce ambientada precisamente en Dublín.

Además, su vida nocturna es una llamativa razón para muchos jóvenes europeos que buscan las tradicionales pintas de cerveza negra. De hecho, es aquí donde se encuentra la fábrica de la marca Guinnes y que es la que más actividad industrial provee a la zona, aunque no es la única área comercial. Hasta Dublin se han trasladado en los últimos años compañías como Microsoft, eBay, Google o Yahoo, creando lo que se conoce como el Silicon Valley de Europa.

En general, el clima de Dublin se caracteriza por ser de tipo atlántico, lo que implica frecuentes lluvias durante todo el año. Éstas son de carácter intermitente y no demasiado abundantes. Aun así, se recomienda programar los viajes Dublin en los meses de verano durante los cuales las temperaturas son frescas y permiten pasear por toda la ciudad sin sufrir los agobios típicos de estación en otras ciudades de Europa.

Cultura en Dublin

Museos: el Museo Nacional de Irlanda es uno de los más visitados por los turistas. Su colección abarca tanto piezas de interés artístico como social, histórico y natural. Contiene algunas de las obras más interesantes de la historia medieval del país como el Cáliz de Ardagh y el Broche de Tara, siendo los ejemplos de labores de metal más conocidos del mundo. Una de las últimas colecciones que se ha abierto recientemente en esta institución, es la dedicada a la vida del campo y que se centra en la vida rural de los años 30 del siglo pasado.

También es importante el Museo Irlandés de Arte Moderno, en el que se recoge una colección bastante importante de las mejores obras del siglo XX tanto de Irlanda como del resto del resto del mundo. Situado en un edificio del siglo XVI conocido como el Royal Hospital, es uno de los más importantes dentro de su categoría, de manera que a menudo realiza colaboraciones con otros museos europeos y sedes asociadas entre las que se intercambian exposiciones temporales.

El Museo dedicado a James Joyce es el que más turistas recibe diariamente por ser uno de los más típicos de Irlanda.

Monumentos: la zona más recomendada para ver los monumentos de Dublin es como el barrio histórico en el que se encuentra el Castillo de Dublin. Se trata de un castillo de origen normando, datado en el siglo XIII, y que fue la residencia del primer rey irlandés, Juan I de Inglaterra, más conocido como Juan sin Tierra, hermano de Ricardo Corazón de León. Lo más visible de este edificio es la Record Tower.

La Universidad del Trinity College es otro de los lugares de interés más importantes para los turistas. Este centro universitario data del siglo XVI, mandado construir por la reina Isabel I fue uno de los lugares de confluencia de la cultura de Irlanda y en la que se expone el Libro de Kells. Este libro es uno de los manuscritos realizados por monjes celtas más antiguos que han llegado a nuestros días.

El último de los edificios históricos de más relevancia, es la Catedral de Christchurch, o catedral de la Santísima Trinidad, del siglo XI y que fue promovida por el rey vikingo Sitric Silkenbeard. Esta es la segunda catedral de importancia en Dublin por detrás de la de Sant Patrick, dedicada al patrón de la ciudad.

Moverse por Dublin

Debido a la condición de isla de Irlanda, la forma más habitual realizar los viajes Dublin es a través de los vuelos. El aeropuerto de esta ciudad es el más importante de toda Irlanda, y el que más tráfico recibe cada día.

También es posible llegar a Dublín a través del barco, por lo que cuenta con el puerto marítimo más destacado del país.

Dentro de la ciudad, es habitual desplazarse haciendo uso de los medios de transporte públicos siendo el más utilizado el autobús, gestionado por la compañía Dublin Bus, que no sólo se ocupa del área urbana sino también de zonas colindantes como Wicklow, Kildare y Meta, además de varios servicios de cercanías.

Para los turistas también existe la posibilidad de alquilar un coche para moverse tanto por la ciudad como por las zonas próximas, aunque hay que recordar que se conduce por la izquierda, teniendo preferencia los vehículos que llegan desde la derecha.

Fiestas de Dublin

Coincidir los viajes a Dublin con sus cuatro fiestas más importantes es una de las mejores opciones si se quiere vivir de cerca el ambiente festivo de esta ciudad.

La Beltane, se celebra el 1 de mayo y tiene su origen en las culturas celtas que habitaron la isla. Se trataba de un ritual por el que se marcaba el inicio del período de verano pastoral y, por tanto, cuando las reses debían ser conducidas hacia las tierras de pasto de las montañas. En la actualidad se encienden hogueras por las colinas y montañas que rodean Dublin.

El Bloomsday, el 16 de junio, es una fiesta dedicada a uno de los personajes más famosos del Ulises de Joyce, Leopold Bloom. En este día los ciudadanos de Dublín comen y cenan lo mismo que los personajes de la historia e incluso representan algunas escenas en la calle, mientras se recorren algunos de los itinerarios descritos en el libro.

El Día de San Patricio es el más popular de todos los días festivos de Irlanda y de Dublin. Son muchas las personas de otras nacionalidades quienes procuran tomar un vuelo para incluirse en este festejo. Durante este día dedicado al patrón de Irlanda, los irlandeses de todo el mundo se visten de verde y beben cerveza para celebrar esta fiesta.

Por último, el Samhaim es el Año Nuevo celta, comenzando a partir de esta fiesta la época oscura o el invierno. Todavía se celebra en Dublin e incluso en poblaciones gallegas de fuerte tradición celta.

Comida en Dublin

En Dublin una de las comidas más populares es el coddle hecho a partir de salchichas de carne de cerdo. En lo demás comparte el gusto por la comida irlandesa basada en la patata y su plato más importante, el Colcannon hecho con patatas, ajo y col. También se consume con frecuencia el champ, un tipo de puré de patatas que se sirve acompañado de cebollas picadas.

Dentro de los pescados, muy frecuentes en zonas costeras como Dublin, el salmón y el bacalao son los más populares junto con crustáceos del tipo de las cigalas y las ostras. De las bebidas más conocidas en Dublin, la Guinnes es la más típica, especialmente porque se encuentra en esta ciudad la sede de la marca, aunque también es muy popular la Kilkenny. Otras bebidas típicas son la sidra, de origen celta, el whisky de malta y el café irlandés.

Recomendar

Viajes.net Dublín

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7 / 10

84 votos

10887 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados