Italia

viajes Italia

Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Italia

Italia es uno de los países con más encanto del mundo. Además de las ruinas romanas que han llegado hasta nuestros días y que la hacen ser un destino especial para los amantes del arte y la historia, también cuenta con ciudades extraordinarias como Venecia o zonas en las que sólo pasear es un verdadero disfrute, como los pequeños pueblos de la zona sur. No es de extrañar, en consecuencia, que los viajes Italia sean, desde hace mucho, los más demandados por la mayoría de los turistas.

Visitar Italia

Viajes ItaliaEn este característico país es posible encontrar casi cualquier tipo de atractivo turístico. La variedad de lugares que visitar y la historia de cada uno de ellos hace a veces difícil seleccionar uno u otro sitio para pasar las vacaciones en un país al que siempre se vuelve.

La gran cantidad de lugares de interés que posee unido a las dimensiones de su superficie, hace que sea imposible recorrer lo principal de Italia en un solo viaje. En consecuencia, son muchos los que repiten experiencia y vuelven para seguir conociendo Italia.

Tanto el norte como el sur del país mantienen sus propios encantos de destinos turísticos y esto es algo que sus habitantes han cultivado a lo largo de los años. Es de hecho el turismo una de las fuentes de ingresos de las principales ciudades del país como Roma o Florencia, que ven en su riqueza cultural y artística una constante fuente de ingresos.

Aunque éstas son las dos ciudades más visitadas, en los viajes Italia existen otras que también disponen de grandes encantos a pesar de estar menos publicitadas. Este es el caso de ciudades como, por ejemplo, Nápoles.

Lugares de interés en Italia

Roma: es el destino favorito, sobre todo por su calidad de ciudad histórica. En ella se encuentran muchas de las más importantes obras de la civilización romana, aunque debido al período de expansión de esta cultura por otras ciudades del continente europeo, es posible encontrar restos de su especial arquitectura en lugares como Francia o España.

El Panteón, el Coliseo y el Palatino son algunos de los lugares que ningún visitante puede perderse. Además, durante los períodos del Renacimiento y el Barroco, Roma volvió a ser la sede de grandes artistas como Miguel Ángel, cuya obra culminó con la Capilla Sixtina, o Bernini, que se convirtió en el más popular escultor del siglo XVII. Esta afluencia de artistas y obras de arte ha hecho que allí se encuentran muchas de las más conocidas de todos los tiempos como es el ejemplo de la Fontana de Trevi, un lugar de obligada visita en los viajes a Roma.

Vaticano: dentro de la misma ciudad de Roma, este pequeño estado es residencia del Papa y de los grandes mandatarios de la Iglesia Católica. En la construcción de su plaza influyó el genio de Bernini, por lo que conviene hacer una parada durante el recorrido por Roma para conocer este pequeño estado.

Florencia: es el destino preferido por los amantes de las artes. Casi ninguna de sus calles queda libre de las influencias de los grandes artistas que vivieron y trabajaron allí, sobre todo gracias al mecenazgo de la familia de los Médicis. La Plaza del Duomo, la iglesia de Santa María dei Fiori, el barrio de la Santa Croce o el Palacio Pitti son sólo algunos de los muchos lugares de interés que se pueden visitar durante la estancia en esta ciudad.

Venecia: la propia ciudad constituye por sí misma un lugar de interés especialmente por su característica construcción sobre el mar. Esta ciudad flotante tiene como principal centro del turismo la plaza de San Marcos, pero también son famosos sus Carnavales, que atraen a turistas de todas las partes del mundo.

Milán y Turín: suelen contemplarse como un único destino, ya que están formados por varios pueblecitos con encanto y por paisajes pintorescos de la parte norte del país. Turín tiene como principal atractivo el Palacio de Madama, un esplendoroso conjunto arquitectónico proyectado por el renacentista Felipe Juvara. Milán en cambio es más bien una ciudad industrial, aunque cuenta con algunas joyas artísticas como la Catedral gótica del Duomo.

Sicilia y Cerdeña: estas islas son especialmente interesantes para los turistas que prefieren conocer de cerca las costumbres italianas durante sus viajes. Tanto Sicilia como Cerdeña mantienen muchas de las costumbres locales y no han sido demasiado alteradas por el turismo, como ocurre en otras ciudades muy visitadas como Roma o Venecia. Sicilia cuenta con más de 50 palacios y cerca de 80 iglesias que dan testimonio del paso por este lugar de culturas tan diversas como la griega, romana, normanda, cartaginesa, árabe y española. Por su parte, Cerdeña conserva aún restos de culturas aun más antiguas, pertenecientes a la Edad de Bronce. Sin embargo, es costa Esmeralda, la principal zona turística.

Nápoles: destaca en los viajes a esta ciudad los restos de las ruinas de Pompeya. Especialmente interesantes son la Casa del Fauno y la Casa de Ariadna, en la actualidad en proceso de excavación.

Moverse por Italia

Aunque para llegar a Italia los vuelos son una de las formas más económicas, sobre todo gracias a las compañías low cost, para desplazarse por su interior, sale relativamente caro. Por ese motivo se recomienda moverse por este país o bien en tren, o bien en autobús. Ambos medios de transporte son fiables. Además las carreteras son buenas en toda Italia.

Fiestas de Italia

Existen dos fiestas principales en Italia, Ferragosto y Giubiana.

La primera se celebra el 15 de agosto y es de orígenes muy antiguos, en los que se celebraban el fin de las labores agrícolas. Más tarde los romanos las adaptaron a su propia mitología y se celebraron en honor de la diosa Diana, como representante del ciclo de la fertilidad.

La Giubiana es especialmente importante en las regiones de la Piamontesa y Lombardía. La giubiana es un títere hecho de paja y harapos que representa a una bruja y que es quemada en el último jueves del mes de enero.

Comida de Italia

Se encuentra dentro de la gastronomía mediterránea, por lo que mantiene muchos puntos de contacto con otras similares como la española. No obstante la comida italiana es famosa sobre todo por tres platos: la pizza, la pasta y el risotto.

La pizza es la que más relevancia ha adquirido en todo el mundo, pasando a ser una de las pocas comidas de Italia asentadas en las dietas de todos los países desarrollados. Permite una gran variedad de ingredientes para todos los gustos.

La pasta también se ha convertido en un plato mundialmente reconocido en todas sus variedades, aunque son los spaghetti los más comunes. Existen muchas formas de preparar este tipo de comida lo que lo hace un plato adecuado para prácticamente todos los gustos.

El risotto es uno de los platos más comunes que degustar en los vuelos a Italia. Se trata de una variedad para cocinar el arroz que incluye caldo, verduras, queso y mantequilla.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7.5 / 10

131 votos

19871 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados