Lisboa

viajes Lisboa

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Lisboa

Lisboa es una de las capitales europeas más desconocidas y, sin embargo, esta atractiva ciudad se está convirtiendo en una auténtica joya del turismo. Su ambiente acogedor, la proximidad de sus gentes y las reminiscencias de una antigua capital de ultramar, hacen que los viajes Lisboa sean una auténtica experiencia.

Visitar Lisboa

Viajes LisboaLa primavera es la mejor época del año para los viajes Lisboa ya que los días se hacen más largos y la mágica luz de esta capital portuguesa se intensifica aún más. Es entonces cuando los restaurantes abren sus terrazas de verano. También se recomienda en estas fechas pasear a orillas del Tajo, en un recorrido único.

El paso de este río por la ciudad es una de las atracciones turísticas más destacadas, pero además de ésta hay otras muchas, agrupadas en las cinco rutas que ofrece:

  • La Baixa: es el centro de la ciudad siendo además la ruta típica del turismo. Se inicia en la Plaza de Restauradores y a la derecha se puede ver la fachada modernista de la estación de ferrocarril de Rossio, muy interesante para los que disfrutan con la arquitectura típica durante sus viajes. Junto a la estación se encuentra la Plaza del Rossio, donde comienza la zona de la Baixa. Desde allí se recomienda pasear por la Rua Augusta hasta la Plaza do Comércio donde se puede ver el río, para después continuar el camino hacia el Castillo de San Jorge. Aquí se disfruta de las mejores vistas de Lisboa. Esta ruta no es larga y se recomienda alargarla un poco más con un paseo por Alfama, tomando una cerveza en la terraza del bar Chapitô.
  • Chiado y Barrio Alto: es la zona más clásica de Lisboa. Este barrio está repleto de cafés, lugares de tertulia y librerías. La Plaza de Camoes, es la principal de la zona. Se recomienda sobre todo pasear tranquilamente por el barrio y disfrutar de alguno de estos cafés, como A Brasileira o el Pavilhao Chinês. También se debe visitar las ruinas del Convento do Carmo o al mirador que está subiendo la Rua Misericordia.
  • Belem:este barrio turístico situado a las afueras de la ciudad, es muy famoso por su arquitectura manuelina y por la repostería. Para llegar a Belém desde el centro de la ciudad lo mejor es tomar el tranvía número 15 que se puede coger en la Plaza da Figueira o en la Plaza do Comércio. Aquí se encuentran cuatro de los lugares turísticos más visitados de Lisboa: la Torre de Belém, el Monasterio de los Jerónimos, el Monumento a los Descubridores y la tienda de los Pasteles de Belém.
  • Parque de las Naciones: aquí se encuentran los edificios de la antigua Expo 98, por lo que es una buena muestra de la arquitectura moderna portuguesa. Algunos de estos edificios son la estación, realizada por Calatrava, el Pabellón Atlántico y el Acuario.
  • Avenidas y Centro Moderno: donde se desarrolla la vida comercial y económica de la ciudad. Aunque es una zona preferentemente urbana, todavía se encuentran algunos lugares con encanto entre sus calles. Este es el lugar preferido para los que desean hacer compras de lujo o conocer el entorno más urbano de Portugal.
Cultura en Lisboa

Museos: el Museo Nacional de Arte Antiguo, es uno de los más destacados. Se encuentra en un palacio del siglo XVII construido por orden de los condes de Alvor. Su colección dispone de una de las muestras más completas de pintura portuguesa. La mayoría de las piezas proceden de conventos y monasterios, pero también posee muchas piezas de escultura, plata y porcelana, como la Custódia de Belém y la Custódia da Bemposta, que constituyen una importante muestra del arte portugués desde la Edad Media hasta el siglo XIX. Por último, la colección incorpora además obras de arte oriental y europeo, siendo algunos de estos objetos de la Era de los Descubrimientos y con los que se ve claramente los vínculos que Portugal mantuvo con otros países como India, China, Japón e incluso África.

En el Museo de Chiado se encuentran expuestas a lo largo de sus 12 salas, pinturas que ejemplifican el desarrollo del arte durante el Romanticismo y el Modernismo, especialmente en Portugal. Aún así, también se entreven las influencias de otros países como en los paisajistas del siglo XIX, muy vinculados con la Escuela Francesa de Barbizon. Entre las obras internacionales se incluyen dibujos de Rodin y piezas de la escultura francesa de finales del siglo XIX.

Pero el más importante de todos, y el visitado en los viajes Lisboa, es el Museo Calouste Gulbenkian. Dispone de una colección de unas seis mil piezas de arte antiguo y moderno. Dispone de varios circuitos, de los cuales uno está dedicado al arte europeo, con obras que van desde el siglo XI hasta el siglo XX y en el que se pueden apreciar tanto obras de maestros de como Roger van der Weyden, Rubens, Rembrandt, Manet o Degas, como zonas dedicadas a libros antiguos.

Monumentos: la zona de Belém contiene los mejores monumentos de toda Lisboa, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y que constituyen muestras de la Era de los Descubrimientos. También son importantes el Castillo de San Jorge, situado en la colina más alta del centro de la ciudad, o el Convento do Carmo de estilo gótico. Del siglo XVIII, el más importante es el Acueducto de las Aguas Libres.

Moverse por Lisboa

La ciudad de Lisboa está comunicada por el Aeropuerto de Portela, situado a 7 kilómetros de la ciudad, aunque en la actualidad está planeado construir otro aeropuerto en una población a 50 kilómetros, en Ota.

Por carretera es posible acceder a esta ciudad de forma fácil, ya que tratándose de la capital de Portugal, sus comunicaciones con España son bastante buenas.

En el interior, Lisboa posee una red ferroviaria urbana compuesta por 8 líneas (4 de metro y 4 de tren suburbano) y 118 estaciones.

El metro de Lisboa está muy recomendado en los viajes a Lisboa, ya que es uno de los más interesantes y bellos de Europa por su decoración y las exposiciones de sus estaciones. Las más importantes de las estaciones de tren son la Estación de Oriente, realizada por el arquitecto Santiago Calatrava, Cais do Sodré y Santa Apolónia.

Fiestas de Lisboa

Una de las más originales e importantes de las fiestas populares de Lisboa es el Festival de los Océanos, en el que se realizan, espectáculos, regatas de vela y conciertos durante todo el mes agosto, por toda la ciudad.

No obstante es mucho más interesante el Festival de Lisboa de Junio, en el que se promueven eventos culturales en varios locales repartidos por toda la ciudad.

La vida nocturna de Lisboa se concentra en Barrio Alto. Este barrio cuenta con un ambiente muy particular, ya que sus calles estrechas están llenas de bares muy pequeños, en los que por lo general no hay mucho espacio. La solución es sacar las bebidas a la calle y hacer allí la tertulia hasta las cuatro de la mañana, hora en la que los bares cierran. Después la solución es continuar la fiesta en los bares y discotecas de la zona de las Docas, junto al río y debajo del Puente 25 de Abril.

Comida en Lisboa

En la gastronomía de Lisboa, los dos platos más importantes son el Pastel de Belém y la Pataniscas de Bacalhau.

El Pastel de Belém es un tipo de dulce que por lo general se conoce como natas. Se trata de unas tortitas de crema sobre las que existe la leyenda de que sólo tres personas en el mundo conocen su receta. No hay que desaprovechar la ocasión de probarlos en los viajes Lisboa.

Por su parte, el Pataniscas de Bacalhau, es uno de los platos más populares de todos los portugueses, compuesto por bacalao en salazón y que tiene forma de buñuelo.

Recomendar

Viajes.net Lisboa

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

7 / 10

91 votos

10826 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados