El escorial

Viajes Madrid

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

El Escorial

El Monasterio de El Escorial, es uno de los edificios más importantes de Europa y uno de los destinos predilectos en los viajes a Madrid. Perteneciente al período del Renacimiento español, fue mandado construir por Felipe II y ejecutado por los arquitectos Juan de Herrera, Juan Bautista de Toledo y Francisco de Mora entre otros. Desde finales del siglo XVI fue considerado la Octava Maravilla del Mundo, no sólo por ser una de las construcciones más monumentales del momento, sino porque también contiene en su interior interesantísimas muestras de otras artes. Hoy es un lugar clave de la arquitectura de Madrid.

Sitios de interés de El Escorial

Arquitectura MadridEl Edificio de El Escorial, situado en una extensión de terreno de cerca de 33.000 m² superficie, dispone de varios lugares de interés que conviene visitar en los viajes realizados a la capital. De todas ellas destacamos las siguientes:

  • Palacio de Felipe II: se define por la austeridad de las estancias del rey. Situada junto a la Basílica, unas de ellas comunica directamente con el templo para que durante los ataques de gota del rey, éste pudiera oír la misa.
  • Basílica: frente al Patio de los Reyes se encuentra la Basílica, situada en la parte central del conjunto de El Escorial. En su fachada, sobre pedestales, se encuentran las esculturas de los seis reyes de Judá que tuvieron relación con el Templo de Salomón. De este motivo decorativo viene el nombre de Patio de los Reyes.
  • Cripta: en ella hay 26 sepulcros donde se encuentran los cuerpos de los reyes y reinas de la casa de los Austria y de los Borbón, con la excepción de los reyes Felipe V y Fernando VI, que eligieron otros lugares para ser enterrados.
  • Sala de las Batallas: donde es imprescindible ver los frescos dedicados a las batallas más importantes de las ganadas por los ejércitos españoles. Sin duda esta estancia es uno de los principales atractivos de la visita al Monasterio de El Escorial y de los viajes Madrid en general.

El conjunto de El Escorial, dispone de salas a modo de museo en las que el visitante podrá conocer aspectos muy interesantes del contexto socio-cultural de este emblemático monumento de Madrid:

  • Biblioteca: tiene uno de los fondos bibliográficos de mayor valor del mundo, con alrededor de 45.000 impresos de los siglos XV y XVI, además de manuscritos escritos en castellano, árabe y latín.
  • Pinacoteca: en ella se encuentran grandes obras de las escuelas españolas, italianas, alemanas, venecianas y flamencas desde el siglo XV al XVII, y que incluye obras tan importantes como El martirio de San Lorenzo de Tiziano, además de otras de El Bosco o Tintoretto.
  • Museo de arquitectura: especialmente interesante, puesto que dispone de once salas entre las que se distribuyen diferentes herramientas vinculadas al arte de la construcción de la época, así como reproducciones de planos y documentos referentes al propio edificio de El Escorial.

En el exterior del edificio principal conviene visitar los jardines y edificios colindantes siendo los más interesantes:

  • Jardines de los frailes: son los únicos jardines que pueden visitarse. Fueron construidos como lugar de reposo y reflexión.
  • Casita del Infante: también llamada la Casita de Arriba, recibe su nombre del hijo de Carlos III, Infante Don Gabriel de Borbón. Fue proyectada con la intención de ser la sala de los conciertos de música, y está estratégicamente construida para poder escucharlos tanto dentro como fuera en los jardines de corte italiano distribuidos en terrazas descendentes.
  • Casita del Príncipe: o Casita de Abajo, construida como la anterior por el arquitecto Juan de Villanueva, para Carlos IV, cuando todavía era Príncipe de Asturias.
Historia de El Escorial

El Monasterio de San Lorenzo de El Escorial fue construido con la intención de conmemorar la victoria de la Batalla de San Quintín que tuvo lugar el 10 de agosto de 1557, festividad de este santo. Fue Felipe II quien ordenó iniciar las obras, y para ello, nombró una comisión especial en la que participaron un grupo de expertos que debían buscar el lugar más adecuado. Finalmente se decantaron por la ladera del monte Abantos, en la sierra de Guadarrama. En 1559 el rey designó a Juan Bautista de Toledo, arquitecto mayor, aunque trabajó junto a él Juan de Herrera, quien con los años se haría cargo de la dirección de las obras en colaboración con otros arquitectos como Francisco de Mora. Las obras estuvieron finalizadas en 1584, 21 años después de la batalla, y desde entonces, este monasterio, es una de las obras más impactantes de la arquitectura Madrid y europea.

Recomendar

Viajes.net Madrid

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.84 / 10

37 votos

5646 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados