Plaza mayor

Viajes Madrid

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Plaza Mayor

Este monumento de Madrid es uno de los lugares más concurridos de la ciudad y de más interés turístico. Se trata de un lugar de encuentro en el que disfrutar en sus viajes a Madrid de sus numerosos comercios y de su gran variedad en restauración.

Descripción de la Plaza Mayor de Madrid

Monumentos MadridLa Plaza Mayor fue construida en el siglo XVII, momento en el que el barroco y su estilo estaban totalmente asimilados en España. Durante este siglo, la creación de plazas en las ciudades cobró mucha importancia, tanto porque eran muestra del poder de los reyes como porque se procedía así a dignificar las ciudades en las que se construían.

Su tamaño se debe sobre todo a que fue el lugar escogido para las corridas de toros, los juicios de la Inquisición y, en ocasiones, donde se ajusticiaban a los sentenciados, midiendo unos 129 metros de largo. Está además cerrada en su totalidad por edificios de no más de 3 plantas, por lo que se trata de una plaza interior.

Es una plaza porticada, de enrome belleza que suele presentarse en las guías de viajes como un lugar donde encontrarse con el estilo madrileño de vida, con sus comercios, bares y actividades al aire libre.

Monumentos de la Plaza Mayor

En ella se pueden encontrar algunos monumentos Madrid que le confieren mayor atractivo, ya que muchos de ellos son las pruebas de que por esta plaza ha pasado la Historia de la ciudad de Madrid.

  • Arco de cuchilleros: de las nueve puertas de acceso que hay a la plaza, esta es la más famosa, que se encuentra en la parte suroeste de la misma. Fue obra de uno de los artistas neoclásicos de la península, Juan de Villanueva, quien proyectó el arco tras el incendio de Madrid de 1790. Su particular nombre se debe a que da salida a la calle Cuchilleros, que a su vez recibe por nombre por tratarse de la calle en la que trabajaban estos artesanos durante la división de los oficios por gremios. Hoy es un centro turístico de mucho interés en el que se encuentran muchos bares típicos, donde se encuentra además el restaurante más viejo del mundo, abierto en 1725.
  • Estatua de Felipe III: se encuentra en el centro de la plaza. La empezó el artista italiano Giambologna, muy famoso en su tiempo y uno de los artistas más renombrados en la historia del arte, aunque tuvo que ser acabada por un discípulo suyo. La estatua no siempre estuvo allí sino que fue transportada por orden de la Reina Isabel II desde la Casa de Campo hasta la Plaza Mayor.
  • Casa de la Panadería: situada en el centro de lado norte de la plaza. Fue levantada al mismo tiempo que se realizaban las obras de la Plaza Mayor y, al igual que ésta, se proyectó por Juan Gómez de Mora. Se finalizó en 1619, pero pocos años después, en 1670 tuvo que ser remodelada puesto que se vio afectada por el segundo incendio de Madrid. Fue la tahona principal de la villa de Madrid, pero hoy alberga las oficinas del Centro de Turismo de Madrid.
  • Escudo de España: sobre la fachada de la casa de Panadería, está el escudo de armas de Carlos II. En su dibujo se encuentran las armas de Castilla y León, de Aragón y Sicilia, de Austria y Borgoña antigua, y de Borgoña antigua y Bravante, cada uno en uno de los cuatro cuadrantes. En el centro está el símbolo de Granada, mientras que en le escusón de abajo están las armas de Flandes y Tirol, todos ellos, lugares que pertenecieron a la corona española. Portugal había conseguido su independencia poco antes, por lo que no aparecen sus armas en el escudo.
Historia de la Plaza Mayor

Su historia se remonta al siglo XV, cuando era el lugar donde confluían los caminos de Toledo y Atocha, y de donde partían todos los viajes al exterior de la ciudad. En aquel momento se le conocía como la Plaza del Arrabal, uno de tantos nombres que tuvo hasta ser llamada Plaza Mayor. Cuando a finales del siglo XVI la corte se desplazó a Madrid, Felipe II mandó a Juan de Herrera la construcción de la plaza, pero no sería hasta el reinado de Felipe III, y de manos de Gómez de Mora, cuando se concluirían las obras.

Hay que destacar que a pesar de haber sufrido tres incendios, en 1631, 1670 y 1790, y las reformas consecuentes, la plaza a conservado su trazado original.

Hoy en día sigue existiendo mucha tradición en torno a ella y por ese motivo, se sigue dando allí el mercado de filatelia y numismática más importante del país, y que celebra los domingos o el mercado navideño de diciembre que se celebra todos los años desde 1860.

Recomendar

Viajes.net

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.28 / 10

50 votos

10118 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados