El Capricho

Viajes Madrid

ofrecido por

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parque El Capricho

El Capricho fue mandado construir por la Duquesa de Osuna en 1787. Este parque de 14 hectáreas, está considerado como unos de los más bellos de entre todos los parques de Madrid. En él confluyen diferentes tendencias artísticas de la época tanto francesas como italianas o inglesas, siendo el único jardín del romanticismo que se puede encontrar en Madrid.

Lugares que visitar en El Capricho
  • Parques MadridTemplo de Baco: constituye un ejemplar único de fuertes influencias clasicistas, en el que se representa la figura de Baco y no la de Venus, más habitual. Es uno de los monumentos más destacables dentro de los parques de Madrid.
  • El Abejero: cercano al templo de Baco se encuentra este pequeño palacete, dedicado a Venus y que tiene en las alas del edificio unas colmenas que permiten ver a las abejas, al estar recubiertas de vidrio.
  • La ermita: construida desde el principio con un aspecto ruinoso, fue el hogar de Fray Asensio.
  • El embarcadero: también llamado Casa de las cañas y que se construyó con un estilo chinesco que tuvo mucho éxito en su época.
  • El Casino de Baile: construido sobre un manantial y pensado como lugar de reunión y de fiesta, se llega a él a través de falúas (embarcaciones de recreo) que discurrían por las rías.
  • Palacio de los Duques de Osuna: su fachada da a la Fuente de los Delfines, y al paseo que lleva hasta la exedra y la plaza de los emperadores.
  • Plaza de los Emperadores: en ella se encuentra la exedra que Pedro Alcántara mandó construir en memoria de su abuela la Duquesa de Osuna, precursora de este Parque El Capricho.
Historia de El Capricho

La finca surgió por la intención de María Josefa Pimentel, duquesa de Osuna, de construir un lugar de recreo en un terreno que había comprado a las afueras de Madrid. La duquesa, amante de las artes y mecenas de artistas de todas las disciplinas, quiso que se construyera uno de los jardines más bellos de todo Madrid. Razón por la que el parque no sólo es una atracción destacada en las guías de viajes, sino también, un ejemplo importante en los libros de arte.

Las obras duraron 52 años, desde 1787 hasta 1839, de manera que ella murió antes de poder ver totalmente acabadas las obras.

Durante la invasión francesa, hacia 1808, la duquesa perdió temporalmente la propiedad sobre la finca, ya que el general francés Belliard, utilizó El Capricho como base de operaciones para sus tropas. Una vez vencidos los franceses, el parque volvió a manos de su dueña, y se procedió a una reforma que incluyó, además de la reforestación, la construcción del casino del baile.

Este parque de Madrid pasó a manos del nieto de la Duquesa de Osuna, Pedro Alcántara, cuando esta murió en 1834. Su nuevo propietario continuó embelleciendo el recinto con nuevas construcciones, como la exedra de la plaza de los emperadores, uno de los lugares más significativos de El Capricho, y que se hizo en memoria de la duquesa de Osuna. A la muerte de Pedro Alcántara, pasó a manos de su hermano, quien lo descuidó totalmente, siendo el parque subastado en 1882.

Después, durante la República fue declarado Jardín Histórico, lo que no impidió que durante la Guerra Civil se convirtiera en territorio bélico, pasando desde entonces, y hasta 1974, por un largo periodo de abandono. Ese año, fue comprado por el Ayuntamiento de Madrid y declarado en 1985 Bien de Interés Cultural. Actualmente, todavía continúan las reformas para devolverle a El Capricho el esplendor con el que fue ideado por la Duquesa de Osuna.

Esta remodelación del parque no impide que sea un punto de interés destacable para los viajes a Madrid.

Recomendar

Viajes.net Madrid

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

6.2 / 10

44 votos

17030 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados