Republica Checa

viajes Republica Checa

ofrecido por
Buscando…

Buscador GRATUITO de vuelos baratos, ofertas viajes y hoteles

Republica Checa

Praga es la ciudad más conocida de la República Checa, pero este pequeño país europeo cuenta con otros muchos lugares de interés que visitar. Aquí se encuentran algunos de los más majestuosos y bellos castillos de todo el continente, además de algunos de los bosques más frondosos y misteriosos.

Visitar Republica Checa

Viajes RepublicachecaEn los viajes Republica Checa , se puede ver desde cualquier rincón del país algunos de los mejores ejemplos de castillos, monasterios, iglesias y palacios del mundo. No en vano cuenta con hasta 12 monumentos declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO.

La naturaleza checa es otro de los grandes atractivos del país, sobre todo por su diversidad que le permite ofrecer una mayor variedad turística que va desde el alpinismo y el senderismo por los bosques de algunas de sus regiones hasta los deportes acuáticos y las estaciones de esquí.

El termalismo checo también es uno de los aspectos más conocidos del país, cuya tradición y renombre es muy antiguo, gracias a sus propiedades curativas y relajantes de los centros termales del país.

Praga es su principal ciudad y destino para los turistas, especialmente porque es allí donde más ambiente cultural se respira gracias a sus increíbles calles llenas de historia y de monumentos inolvidables.

Según el tiempo de que se disponga en los viajes República Checa, se recomiendan dos rutas:

  • Para viajes de menos de una semana, lo más recomendado es dedicarle unos dos o tres días a Praga, para luego dirigirse a Kutná Hora y Ceské Budevjovice, en el sur de Bohemia. Por último se debe visitar la ciudad de Ceský Krumlov, considerada una de las ciudades europeas más bellas.
  • Para viajes de más de una semana: se pueden pasar algunos días más en Praga que en el anterior itinerario, pero conviene reservar un único día para conocer los castillos de Konopiste o Karlstejn. También se debe visitar Kutná Hora, pero esta vez, antes de llegar a resulta interesantes hacer una parada en la ciudad de Telc una de las más pintorescas. Después se recorrerá la ciudad de Ceský Krumlov y de Ceské Budevjovice, en cuyo trayecto se puede hacer una parada rápida para realizar una excursión en la zona protegida de Sumava.

El clima de este país es continental, lo que se traduce en veranos suaves con precipitaciones intermitentes e inviernos fríos, generalmente nevados, con condiciones muy variables.

Julio es el mes más cálido en este país, mientras que enero es cuando las temperaturas descienden hasta los 0C, especialmente en las zonas de montaña, provocando la aparición de niebla en las tierras bajas. No hay una estación seca en este tipo de clima, de manera que incluso los meses soleados, suelen alternarse con repentinas tormentas.

Lugares de interés en la Republica Checa

Cómo se ha dicho, Praga es la ciudad más importante de toda la República Checa, por lo que conviene dedicar unos días a conocerla a fondo, ya que es la que más zonas de interés y monumentos ofrece en este país.

Algunos de ellos son:

  • El castilloformado por un conjunto arquitectónico monumental en el que se integran el palacio, la catedral, algunas iglesias, varios museos y jardines. Hoy es uno de los símbolos más importante del país, al mismo tiempo que se trata de la sede de la República y símbolo de la nación.
  • La Plaza de la Ciudad Vieja es el corazón de Praga y el lugar histórico más importante de la ciudad. Lo más curiosos de este lugar es la convivencia de varios estilos como el gótico, el renacimiento y el barroco en una misma calle e incluso en fachadas colindantes. En esta plaza, lo más destacado es la Iglesia del Týn, perteneciente a la catedral de San Vito que es el edificio religioso más importante de la ciudad. No obstante, no es sólo cultura lo que se respira aquí, sino que también es un lugar recomendado para disfrutar de las terrazas de los bares y restaurantes y del ambiente comercial de la zona. emblemática plaza.
  • Los alrededores de la Plaza de Wenceslao.Desde la Plaza de la Ciudad Vieja, se recomienda hacer un recorrido que siga la dirección de la torre del Polvorín hasta llegar a la calle principal de Praga, la Celetná, que es desde la Edad Media checa uno de los centros comerciales más destacados.
  • Plaza Mala Strana.En ella lo más importante es la Iglesia de San Nicolás, un templo de estilo barroco que divide en dos la plaza.
  • El Puente Carlos. Situado sobre el río Vltava, que divide la ciudad en dos, es uno de los más antiguos, por lo que se encuentra construido en piedra desde el el siglo XIV. Su importancia no ha declinado con el paso de los siglos y hoy sigue siendo el más transitado de Praga. Las esculturas que lo decoran son espectaculares y solo por ellas, vale la pena pasear sobre este puente.

Además de esta ciudad hay otros muchos lugares de interés que visitar en los viajes a la República Checa como:

  • El castillo de Karlstejn. El más turísticos y bello de toda la región de Bohemia y que tan sólo se encuentra a 40 minutos de Praga.
  • La ciudad de Telc. Es un lugar muy destacado por su castillo y su bellísima plaza, que la convierten en una de las urbes más pintorescas del país.
  • La ciudad de Kutná Hora. El conjunto formado por su especial arquitectura, la ha hecho ser declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO.
Moverse por la Republica Checa

Para moverse en el interior del país, es posible hacer uso de los vuelos regulares que conectan Praga con regiones como Ostrava y con Brno. Pero algo más económicos son los desplazamientos en ferrocarril, ya que dan un servicio eficiente que cubre casi todas las zonas del país. No obstante, para viajes no muy largos, los autobuses pueden ser algo más recomendables.

En cambio, los vuelos internacionales sólo tienen parada en Praga, aunque esa limitación se compensa por las más de veinte compañías internacionales que unen el país con todos los principales aeropuertos del mundo.

Para moverse por Praga , uno de las formas más recomendadas es ir caminado, aunque también dispone de servicios de metro y tranvías, que son bastante económicos aún encontrándose en la capital de la República Checa.

Fiestas de la Republica Checa

Una de las fiestas más importantes es la que se celebra en la Republica Checa es el día 28 de septiembre, el Día del Estado Checo. Esta fiesta tiene un fuerte componente religioso, dedicado a la conmemoración de la muerte de San Venceslao, asesinado por su hermano Boleslao. Con motivo de este día se organiza la feria de San Venceslao y en el Castillo de Praga el Presidente de la República impone una condecoración a las personas que han contribuido al Estado.

Otra de las fiestas checas importantes el la del Día de la lucha por la democracia y la libertad, que conmemora la manifestación contra los nazis el día 17 de noviembre de 1939, de un grupo de estudiantes checos que luego fueron asesinados.

Comida en la Republica Checa

La cocina de este país, está muy relacionada con la del sudoeste de Alemania y la austriaca. A estas recetas típicas se le añaden algunos productos autóctonas más importantes como, las verduras, las bayas y setas, además del pescado y la carne de caza que son muy importantes para los platos de los meses de invierno.

Algunos de los platos más tradicionales son los knedlíky, un tipo de albóndigas que sirven de acompañamiento típico para el resto de comidas, o el cerdo asado con pasta y col que es el plato checo más representativo.

En cuanto a los dulces, el más popular es el Kolache realizado con una pasta de repostería a la que se le añade un relleno de frutas elaborado por lo general de forma artesana.