Parques Rio de Janeiro

Viajes Rio De Janeiro

Buscando…

Buscador GRATUITO de hoteles baratos y viajes

Entrada
Salida
» Busca tu hotel en booking.com

Parques en Rio de Janeiro

Río de Janeiro es una ciudad que destaca por su naturaleza. Tiene la mayor floresta urbana del mundo, un dieciocho por ciento de su geografía está cubierta por vegetación. Esto implica algo así como un bosque en el medio de la ciudad.

Parques RiodejaneiroDentro de los parques Rio de Janeiro destaca el parque de Tijuca, donde la vegetación recubre grandes áreas. Este parque es la masa forestal urbana más grande del mundo, y actualmente este ha sido calificado por la UNESCO como "Reserva de la Biosfera". Por su parte, en el Jardín Botánico de Río de Janeiro, además de disfrutar de su paz y tranquilidad, se puede observar ejemplares de flora únicos.

Pão de Açúcar

Una de las excursiones que hay que hacer, de forma inexcusable, al viajar Río de Janeiro es la subida al Pan de Azúcar o Pão de Açúcar. Es una de las dos atracciones más interesantes y divertidas, la otra es la subida al Corcovado. Ambos son emblemas de la ciudad de Río y puntos de referencia visibles desde casi toda la ciudad.

El paseo consiste en una subida en teleférico de dos etapas. Primero hay que tomar un teleférico que sube al morro de Urca y donde hay que bajar para coger luego otro teleférico que sube finalmente al Morro Pão de Açúcar. Es una excursión que permite disfrutar de unas vistas increíbles de Río de Janeiro y desde donde se puede apreciar su entorno privilegiado.

El Pão de Açúcar está en un lugar muy atractivo, porque queda muy cerca del centro, de la ensenada de Botafogo y de la gran bahía de Guanabara, justo en el sitio donde se abre al océano Atlántico. De modo que es un lugar estratégico desde donde la vista alcanza los puntos más interesantes de la ciudad.

Parque Nacional de la Tijuca

Río de Janeiro está en un entorno natural envidiable que mezcla de montañas con frondosa vegetación y playas de ensueño. Las montañas conforman una geografía muy accidentada, a veces de difícil acceso. Parte de las montañas, las más cercanas al centro, están pobladas por favelas, pero existe una amplia área montañosa totalmente selvática que forma un oasis dentro de la inmensa ciudad.

Varias montañas engloban el Parque Nacional de Tijuca: Pedra da Gávea, Pedra Bonita, Paineiras, Corcovado y la floresta de Tijuca. Lugares que en principio se utilizaron para el cultivo de café, pero que en 1860 fueron reforestados con su vegetación original por orden de Pedro II, en un intento de preservar los recursos naturales de la que era entonces la capital del Reino de Brasil.

Ocupa un área de tres mil trescientas hectáreas y tiene una vegetación sensiblemente distinta que la mata atlántica original, pues existen también especies introducidas por el hombre que no existían originalmente. El Parque es ahora un amplio lugar de recreo, con numerosas instalaciones e infraestructuras para la visita y el ocio ecológico.

En él existe la posibilidad de practicar senderismo, en diversas vías señalizadas, acceder a miradores con interesantes vistas panorámicas, practicar espeleología, etc. Entre los lugares más visitados se encuentran la Floresta de Tijuca, las Paineiras, el Corcovado, el mirador de Doña Marta o la Vista China

Jardín Botánico

El Jardín Botánico de Río de Janeiro ofrece un paseo tranquilo y la oportunidad de ver ejemplares de flora únicos. Sorprende su gran tamaño, ciento treinta y siete hectáreas, y por su patrimonio. Se trata de un Jardín Botánico reconocido mundialmente por su calidad, un museo vivo con cerca de once mil especies vegetales de todo el mundo. Tiene diversas zonas interesantes para recorrer, como un orquidiario, cactario, bromelario, plantas carnívoras, una zona de selvática de floresta o mata atlántica, e infraestructuras con lagos, pasos de agua, jardines con gran interés paisajístico, etc.

Entre las plantas más características de este lugar están las Palmeras Imperiales, que se llaman así porque el primer ejemplar, traído a Brasil por el botánico Luiz Vieira da Silva, fue entregado a la familia imperial y plantada por el Príncipe Regente João en 1809. En 1972 murió la Planta Mater fulminada por un rayo. Ahora todas las palmeras imperiales que adornan los parques en Rio de Janeiro , y en todo Brasil, son descendientes de ésta.

También hay otras especies vegetales de gran interés, como el Palo de Brasil (Pau-Brasil - planta de la que proviene el nombre del país y símbolo nacional). En el paseo por el parque se pueden encontrar algunos otros elementos de interés histórico y cultural, como la antigua fábrica de pólvora, la casa de los Cedros, o el solar de la Emperatriz, que alberga la Escuela Nacional de Botánica y una biblioteca de botánica.

Parque del Flamenco

Es un parque bastante amplio y alargado, situado a orillas de la bahía de Guanabara, en el Barrio de Flamengo, entre el barrio de Botafogo y la zona centro. Dentro dispone de varias atracciones, y está organizado siguiendo el proyecto paisajístico de Burle Marx. El parque tiene muchas opciones de ocio: dos playas, restaurantes, museos, zonas deportivas, centro de convenciones, teatro, etc.

La primera fase se abrió en 1958 y la segunda en 1965. En total, dispone de once mil seiscientos árboles de ciento noventa especies distintas, y cuatro mil cuatrocientas palmeras de cincuenta especies como la talipot (Corypha umbraculifera).

Dispone de diversos caminos para recorrer a pie o en bicicleta y entre los diversos puntos de interés destacan el Museo-Monumento a los Muertos de la Segunda Guerra Mundial, o el Museo de Arte Moderno y en general las vistas de la ciudad y la bahía.

Quinta da Boa Vista

Un parque que alberga el Museo Nacional y el Zoológico de Rió de Janeiro. Se encuentra localizado en el barrio de San Cristóbal, que era el jardín de un palacio imperial con el mismo nombre, una pequeña casa de campo. Ahora se puede visitar el parque gratuitamente, que tiene dentro el Jardín Zoológico y el palacio de San Cristóbal, sede del Museo Nacional. Son interesantes las vistas desde el palacio hacia el centro de la ciudad.

Lago Rodrigo de Freitas

”A Lagoa", como se la conoce habitualmente, tiene un paseo por todo el perímetro bastante atractivo, con buenas vistas y bien arbolado. En su recorrido, siete kilómetros y medio de carril bici rodeando toda la laguna, tiene diversos puntos con instalaciones deportivas y bonitos parques Rio de Janeiro . Es un camino habitual de deportistas, que lo hacen en bicicleta o corriendo. También hay la posibilidad de hacer un viaje en pedalote, unas barquitas que se mueven pedaleando.

Paseo rodeando el Morro de Urca

En el entorno donde se toma el teleférico para subir al Pão de Açúcar, al lado de la Praia Vermelha, hay un paseo muy agradable, llamado Pista Cláudio Coutinho, que se puede hacer a pie recorriendo la base del morro de Urca. En este agradable paseo se pueden ver monitos y flora típica brasileña. Existen algunos senderos que se alejan del camino oficial del parque , que permiten recorrer otras partes de la montaña.

Recomendar

Viajes.net Río de Janeiro

Utiliza las estrellas para valorar este destino:

0 / 10

0 votos

3725 visitas

Compartir Facebook
Destinos relacionados