Navidad en Alemania

5 diciembre, 2011

Si os estáis preguntando cómo se pasa la Navidad en Alemania debéis saber que, a diferencia de otros países, las festividades aquí comienzan a principios de diciembre. Muchas familias tienen una corona de Adviento con cuatro velas: cada domingo antes del Adviento se va encendiendo una, hasta llegar al nacimiento con las cuatro velas encendidas. El calendario de Adviento es otra tradición muy fuerte: hay calendarios de chocolate, pero también calendarios hechos en casa con pequeños regalos para cada día.

En diciembre también hay, en casi todas las ciudades, mercados de Navidad, más o menos grandes, que venden  artículos y adornos de Navidad, regalos y chucherías, además de los típicos dulces navideños, como pan de jengibre y el Plätzchen.

Durante la noche del 5 de diciembre, el día antes de Nicolás, Nicolás va por ahí con su gran bolsa y trae regalos a los niños pequeños, como frutos secos, chocolate, naranjas, mandarinas y los primeros pasteles de Navidad. También tiene un compañero con él, Knecht Ruprecht, un hombre con una capa, botas negras, una asta y una cadena, que emite un sonido metálico con el cuerpo. Los niños buenos reciben montones de regalos de Nicolás, mientras que los malos son “castigados” con un ligero golpe con la asta del Knecht Ruprecht en el trasero.

Después de esto la Navidad es celebrada en Alemania al igual que en España, los días 24, 25 y 26 de diciembre. Se adornan las casas y se hace el árbol de Navidad, generalmente la decoración es retirada al 6 de enero. El 25 se hace la cena de Navidad con el plato típico, el pato; el mismo día el Niño Jesús trae los regalos, su llegada está marcada por el sonido de las campanas mientras que él aparece como un hada.

¡Feliz Navidad 2011!

    Escrito por .

    Tags: , ,

    Un Comentario en “Navidad en Alemania”

    1. Muy interesante y curioso! El vino caliente durante las visitas a los “mercados blancos” es otra tradición que merece la pena probar… Aunque el contraste de sabores puede resulta demasiado extraño para los paladares mediterráneos, acostumbrados a otras formas de beberlo!

    Deja un Comentario